Niñas grandes, mujeres chicas

Grafico-Embarazo-adolescente-ampliacion-28052012

Por Adolfo Gutiérrez

En los próximos días veremos hasta el cansancio a organizaciones civiles y gubernamentales desgarrares las vestiduras por los derechos de las mujeres y enaltecer los logros obtenidos hasta la fecha. Veremos como repiten frases trilladas, llenos de lugares comunes en donde se tiñe de víctimas a las mujeres y a los hombres de victimarios crueles y desalmados.

Sin embargo, una lucha diaria se ha estado llevando en los hogares en donde niñas adolescentes ven su vida fragmentada debido a los embarazos no deseados y casi nadie o nadie da cuenta de esta problemática que es cada vez más común.

Organizaciones civiles y gubernamentales hacen odios sordos hacía estas niñas debido a que lo ven como problemas familiares en donde se tiene que llevar una solución y no un simple discurso, lo cual no está en su agenda.

Los embarazos en niñas adolescentes es por demás alarmantes, una de cada tres niñas que empiezan su vida sexual a temprana edad salen embarazadas, según estudios de la Secretaria de Salud y gran parte de ellas es en zonas urbanas.

Desde los últimos sexenios panistas y ahora con este priísta la información hacia tener relaciones sexuales de manera segura es menor, en los medios de comunicación hace muchos, pero muchos años que no vemos campañas de planificación familiar, en el estado de Chiapas al menos en este sexenio no se ha visto una campaña masiva que informe de los riesgos de tener relaciones sexuales a temprana edad.

El tema, tratarlo a las autoridades les causa escozor, por una parte hay un sector que piensa que al darle mucha información al adolescente los esta incitando a tener sexo y por otra parte los más moralista señalan que son límites que las familias deben de poner y que las niñas que salen embarazadas es porque no tienen temor de Dios o ya porque salieron muy «loquitas».

Lo cierto es que no hay programas reales que ayuden a las adolescentes, en primer lugar a aceptar su condición y a salir adelante, ni tampoco hay apoyos de asesorías para los padres que se enfrentan con esta nueva realidad.

Los embarazos en niñas no es un tema de moda, ni da votos, ni mucho menos genera riqueza para el país o para el estado, como para que los políticos se ocupen de ello, las instituciones de salud no tienen un programa específico en donde se les de un seguimiento y un tratamiento a estos casos de manera particular y se les ve como adultas que tienen toda la información y la madurez para ser madres.

El camino que enfrentan estas niñas es difícil y solitario estigmatizadas por la sociedad y sólo con la ayuda casi siempre sólo de la mamá, y muchas veces abandonadas por su pareja que no supieron como enfrentar la situación.

Más allá de campañas en donde se prepondera la imagen del gobernador o de los políticos, los recursos públicos, se deberían de utilizar para discutir, analizar y dar propuestas concretas de como hacer frente a esta problemática y ahí si, dar a conocer masivamente los resultados y las propuestas para poder evitar estos embarazos no deseados.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: