Encendamos la luz: ¿qué sabemos sobre los beneficios del acceso a la energía?

energia

Por

Lo creas o no, alrededor de 24 millones de personas en América Latina y el Caribe viven aún sin electricidad en el hogar, situación que se acentúa en zonas rurales. Teniendo en cuenta que las mujeres dedican más tiempo que los hombres a las tareas domésticas, y que ellos realizan principalmente trabajos fuera del hogar, ¿a quién crees que beneficiaría más el acceso a la energía?

Monse3

Ahora que crees tener la respuesta, ¿apostarías todo lo que tienes a que estás en lo cierto? Más aún: ¿apostarías millones del dinero público de tu país? Yo tampoco.

Lo cierto es que, si bien la premisa de que el acceso a la energía beneficia más a las mujeres se encuentra en la conciencia popular en los países en desarrollo, y en particular en nuestra región, existen muy pocas evaluaciones de impacto rigurosas que exploren cuáles son las ganancias económicas que los programas de electrificación rural suponen realmente para ellas y ellos. Y esto se debe principalmente a lo complejo que resulta realizar este tipo de evaluaciones.

En Estados Unidos se ha encontrado evidencia de que el aumento de la productividad en el hogar gracias a la introducción de aparatos eléctricos contribuyó al aumento de la fuerza laboral de las mujeres casadas en el siglo XX. Sin embargo, se trata de un contexto muy diferente al de un país en desarrollo, más aún si hablamos de zonas rurales, y la escasa evidencia existente para esta situación no es clara. La calidad de la energía que llega a las zonas rurales no es la misma que la que puede llegar a zonas más urbanas, limitando su uso. Y el acceso a la electricidad no garantiza poder acceder a aparatos eléctricos en el caso de los hogares más humildes.

Lo que sabemos

Por ejemplo, dos estudios realizados en Sudáfrica y Nicaragua encuentran que la tasa de empleo de las mujeres de zonas rurales a las que ha llegado la expansión de la electrificación aumenta, mientras que no se observa ningún efecto en la tasa de empleo de los hombres. Un estudio desarrollado recientemente en India, por otro lado, encuentra efectos positivos tanto para hombres como mujeres, así como en la tasa de escolaridad de las niñas.

Mientras que en el estudio de Sudáfrica el aumento de la productividad del tiempo de las mujeres en el hogar se explica principalmente por el uso de cocinas eléctricas y otros aparatos del hogar, en Nicaragua este aumento de productividad viene dado sólo por haber tenido acceso a la iluminación dentro del hogar, lo que permitió a las beneficiarias prolongar el tiempo para realizar sus tareas.

Entonces, el ampliar la evidencia existente a través de evaluaciones de impacto nos ayudaría a responder con mayor rigurosidad a dos preguntas claves:

  1. ¿En qué contextos la igualdad de género aumenta con la llegada de la electricidad?
  2. ¿Cuáles son los canales a través de los cuales estos cambios se producen?

Contar con mayor evidencia, principalmente en América Latina y el Caribe, nos permitirá comprender si efectivamente se están cerrando brechas de género y se están construyendo sociedades más equitativas, aumentando las oportunidades de acceso a la energía tanto de hombres como mujeres en nuestra sociedad.

Es hora de encender la luz, ¿no crees?

Un comentario en “Encendamos la luz: ¿qué sabemos sobre los beneficios del acceso a la energía?”

  1. fernando orantes e.
    28 enero, 2015 at 13:40 #

    vivo en culiacan sinaloa, tenemos un inventor, en el estado, que produce energia electrica, sin conbustible. sin presas, sin paneles solares. unico en el mundo, es el ing. lazaro leon dominguez. vive en tuxtla gutierrez, este, invento, es para los paises pobres, en toda america latina, su tel. 9616496998 gracias. buen dia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.