Que no nos arrebaten la dignidad

 

En el ultimo mes ¿a cuántas personas ha visto abofetear a otra? Hice esta pregunta a un grupo de poco más de 30 jóvenes estudiantes, entre los que uno de ellos señalaba que la bofetada que el gobernador Manuel Velasco le propinó a un asistente, era algo “normal”, algo que “pasa todos los días”, algo que “no debiera ser noticia”.

Entre el grupo, solo uno levantó la mano para señalar que vio en su entorno una agresión semejante en este periodo.

La siguiente pregunta fue: entre las agresiones de este tipo que recuerden han presenciado, qué relación tenían las personas entre si. ¿Eran familiares, eran amigos, eran ciudadanos, era un empleador y un trabajador? En el 96 % de los casos narrados, se trató de una agresión entre pares, no hubo abuso de poder.

¿Y cuantos casos conocen de gobernadores o presidentes que han golpeado a sus subalternos? ¿Cuántos casos han sido en público?

La conclusión al final de la charla, fue que NO ES NORMAL que una persona golpee a otra, NO ES NORMAL que un empleador abofetee a un trabajador, NO ES NORMAL que un gobernador golpee a sus asistentes.

Como sociedad, nos ha llevado miles de años de proceso evolutivo, el lograr contener el impulso que a todos nos viene en momento de ira. Nos ha tomado años de proceso evolutivo desarrollar el autocontrol y la inteligencia emocional. De lo contrario todos andaríamos por la calle dándonos de golpes ante cada pequeña o gran frustración.

 

Pero nuestra conciencia como sociedad que intenta regirse por reglas de convivencia armónica ha ido más allá. En mayor o menor escala hemos desarrollado e introyectado una parte que se llama amor propio y conciencia de la dignidad humana. Es esta la que se activa a través de ese sentimiento llamado indignación, cuando presenciamos o somos sujetos de una violación a estos valores.

Este valor llamado dignidad humana ha pasado de ser un sentimiento intangible para lograr ser la norma suprema que rige los Derechos Humanos. “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”, dice el artículo primero de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos sirve a su vez como base y fundamento de las leyes que tutelan a casi toda sociedad. En el caso de la Constitución mexicana el artículo primero establece que “todas las personas gozaran de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el estado mexicano sea parte”, y que “todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos”.

Así que no sólo NO ES NORMAL que un gobernador golpee a un asistente, sino que al hacerlo, está violando flagrantemente la ley máxima que nos rige en México.

 

En la respuesta con la que el gobernador Manuel Velasco Coello intentó salir al paso luego que fue exhibido su acto, dejó ver el desdén (¿acaso ignorancia?) que existe en su gobierno de los preceptos anteriores.

Al trivializar el hecho en un sketch que parece sacado del guión de un programa de espectáculos, no sólo exhibe el desprecio que de manera personal parece tener el gobernador Manuel Velasco Coello hacía la dignidad humana, sino que con este hecho humilló doblemente al joven Luis Humberto, y menospreció nuevamente la dignidad de quienes vivimos en este estado sujetos a su gobierno.

Así que señor gobernador Manuel Velasco Coello, hágase un favor y dignifique usted sus actos. Señor gobernador respete usted la Constitución y no intente arrebatarnos nuestra dignidad humana, nuestra dignidad como sociedad.

 

La bofetada en cifras

  • Diez horas después de que fue exhibida la agresión del gobernador, 1.5 millones de veces había sido consultado el video. Dos días después la cifra se incrementó a 2.2 millones.
  • En solo unas horas las palabras “Gobernador de Chiapas” y “Manuel Velasco” se volvieron dos de los 10 temas más comentados del día en twitter
  • Se realizaron al menos 50 memes o sátiras de la agresión.
  • Se escribieron más de 350 notas y artículos de prensa, en medios de comunicación de México, agencias informativas internacionales, y periódicos de otros países como The Huffington Post, el más consultado en inglés.
  • Luego que el gobierno de Chiapas difundiera el video con la disculpa por lo que llamó “incidente accidental”, fueron activadas cuentas conocidas como bots (robots, que no son activadas por personas sino por un sistema computarizado), para difundirlo; 24 horas después este video ha sido abierto (entre bots y personas reales) 523 mil veces.
  • Cifra secreta: ¿Cuánto gastó el gobierno de Chiapas en pagar el servicio de bots? ¿Cuánto gasto el gobierno de Chiapas en pago a medios de comunicación para que difundieran la nota y el video de la “disculpa”?

3 Comentarios en “Que no nos arrebaten la dignidad”

  1. Amparo Zenteno Barrios
    22 enero, 2015 at 23:20 #

    Lo triste de este caso, es que exista un ser humano con tanta necesidad, como para permitir y aceptar este trato, si eso sucede en público ¿Cómo será en privado? Es una vergüenza que tengamos este tipo de «gobernantes» una vergüenza y una afrenta más al pueblo chiapaneco. No solo somos el estado con mayor pobreza a pesar de la enorme riqueza y biodiversidad con la que cuenta el estado, sino que además soportamos ser gobernados por un déspota, ignorante y soberbio «personaje» ¡Pobres chiapanecos! ¡Pobres y agachones!

  2. Amparo Zenteno Barrios
    22 enero, 2015 at 23:20 #

    Lo triste de este caso, es que exista un ser humano con tanta necesidad, como para permitir y aceptar este trato, si eso sucede en público ¿Cómo será en privado? Es una vergüenza que tengamos este tipo de «gobernantes» una vergüenza y una afrenta más al pueblo chiapaneco. No solo somos el estado con mayor pobreza a pesar de la enorme riqueza y biodiversidad con la que cuenta el estado, sino que además soportamos ser gobernados por un déspota, ignorante y soberbio «personaje» ¡Pobres chiapanecos! ¡Pobres y agachones!

  3. jcllm
    22 enero, 2015 at 10:10 #

    Y lo que le espera a la Anahi

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: