Contrapesos al poder

Captura de pantalla 2015-03-05 a las 6.53.19

En estos días varias voces calificadas han dado cuenta de la tentación del regreso al autoritarismo, donde las únicas voces que se quieren permitir son las que están de acuerdo con los poderes.

Romper con los ecos de la subordinación es necesario para avanzar en la democracia.

Y no hay espacio que se salve, ni en lo que se refiere a la política de igualdad, donde se intenta seguir el mismo patrón de las voces halagadoras, pues en breve se evaluará lo que han sido dos décadas de compromisos gubernamentales para lograr la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres y les guste o no, lo cierto que la evaluación no es halagüeña, como bien lo han señalado en Santiago de Chile recientemente durante una sesión preparatoria a la que se realizará en Nueva York a partir del próximo 8 de marzo.

De acuerdo con el documento “Unidas para el logro de la Igualdad de Género ya”, que se presentó en la reunión de líderes en Santiago y concluyó el pasado 28 de febrero, el progreso para eliminar la desigualdad de las mujeres ha sido “lento e irregular”.

Pues mire, para lograr la paridad de género en el lugar de trabajo se requieren 81 años y para alcanzar la igualdad de remuneración entre mujeres y hombres por el mismo trabajo más de 75; 30 años para lograr el equilibrio en puestos de decisión y 40 para lograr la paridad en los medios de comunicación.

Por ello, las mujeres en los distintos poderes del mundo llaman a acelerar las acciones para que las niñas de hoy se conviertan en las mujeres de la igualdad del mañana.

La radiografía de México sobre igualdad se sigue escribiendo y un aporte se dio a conocer el  4 de marzo en el Senado de la República, donde se presentó el Informe Alterno al oficial en el que participaron 17 entidades federativas y 50 organizaciones civiles comprometidas con el respeto y la defensa de los Derechos Humanos de las mujeres.

Quienes participan en esta iniciativa están claras de que no representan a todas las organizaciones existentes en nuestro país, ni a todas las voces, lo que sí es cierto es que están tratando de colocar el contrapeso a los aplausos y a que todo está muy bien.

Sin duda hay un reconocimiento de lo que se ha logrado, pero está claro que aún falta mucho y que la igualdad no se alcanzará si los gobiernos y los Estados realmente no se comprometen con sus ciudadanas.

Algunos datos de México los resumo en la siguiente tabla:

Captura de pantalla 2015-03-05 a las 6.51.57

 

Así de claros oscuros son los avances nacionales, bastante parecidos a la tendencia internacional: “lentos e irregulares”.

Ahora la discusión se cifrará en los próximos 20 años, donde se pretende sumar todo a la bolsa del Desarrollo Sustentable. Para ello ya se tiene la famosa delegación oficial, hasta donde se sabe van dos representantes de las organizaciones sociales: una representante del Clóset de Sor Juana y otra de Ipas-México; del resto se sabe poco, nada o casi nada.

De lo acordado hace 20 años en la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer, mucho sigue vigente, por ello se mantendrá tal cual. El diagnóstico que se presenta desde las organizaciones es la agenda pendiente para no errar el rumbo de lo que falta por hacer, y de lo que hay que cambiar porque los resultados son pobres o nulos.

Señalar las falencias es necesario para la democracia y para el avance en las libertades y la igualdad. Del diagnóstico global sin duda los mejores resultados están del lado de las organizaciones, que no han dejado de empujar para adelante, haciendo los contrapesos necesarios al poder.

Twitter: @lagunes28
*Periodista y feminista, Directora General de CIMAC.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: