La boda del «entre dicho»‏

Acuerdos nupciales, Manuel Velasco y Anahí Puente. Foto: Instagram

Acuerdos nupciales, Manuel Velasco y Anahí Puente. Foto: Instagram

La boda del gobernador Manuel Velasco y la cantante Anahi Puente, se convierte en la segunda boda de un gobernador que se hace a escondidas, la primera fue la de Flavio  Guillen en 1912, quién iba a contraer nupcias con la Srita. Isabel Castañón.

En esa ocasión el gobernador tuvo la idea de invitar el Obispo de Chiapas, con sede en San Cristóbal.  Francisco Orosco y Jiménez , el cual fue señalado como autor intelectual de organizar a los coletos para que recuperaran los poderes y los regresaran a San Cristóbal, con lo que se desato una guerra entre los dos pueblos.

Al enterarse los tuxtlecos comenzaron a manifestar su desaprobación a dicha invitación y a decir que no iban a permitir la presencia del prelado.

El gobernador recibió apoyo de trabajadores del gobierno quienes publicaron una carta apoyando la invitación. ¿dónde habré visto este tipo de apoyo? Al hacerse publico el apoyo,  un sin numero de tuxtlecos firmo una carta en el entonces Diario de Chiapas. En ella se rechazaba la presencia de Orosco y Jiménez  y que este fuera a ser bien recibido en la capital, ya que gracias a él se había derramado sangre. La cantidad de firmas no pudieron entrar en el texto publicado.

Orozco y Jiménez

Orozco y Jiménez

“El arribo a esta culta capital del Obispo de Chiapas, Orozco y Jiménez, ha causado en el pueblo un alboroto, una expectación tal, que no debía de extrañarnos, por que para el pueblo no hay razonamiento y por que en la conciencia de él está todavía fresco el recuerdo de las dificultades pasadas, es en verdad, pero las cuales han perdurado por que no es fácil que en poco tiempo se olviden”.

Las cosas se pusieron pesadas, los tuxtlecos montaron guardia en la carretera Tuxtla. San Cristóbal, para impedir el arribo, la situación llegó a tal grado que el gobernador opto por realizar la boda en la iglesia de Santo Domingo en Chiapa de Corzo.

Fue tal la presión que la boda se efectuó en Chiapa de corzo, el 13 de Octubre de 1912, un día después de la boda por lo civil.

Al siguiente día después de efectuarse la boda religiosa, el obispo Orozco y Jiménez desato su furia en una carta en donde ponía en entre dicho a Tuxtla y a los Tuxtlecos.

La carta decía.

“Nos, el Dr. Francisco Orozco y Jiménez, por la gracia de dios y de la santa sede, Obispo de Chiapas. A los habitantes de la parroquia de Tuxtla. La iglesia siempre sabia en todas sus disposiciones cuando llega el caso de que algunos de sus hijos delinquen ha puesto a disposición de los superiores eclesiásticos, de hacer uso para reprimir su contumacia y rebeldía”

“Agréguese que hoy día las cosas han llegado a los inauditos extremos de rechazarme en la forma más escandalosa y ruidos por medio de publicas manifestaciones , se nos ha insultado, y calumniado de palabra y por escrito”.

“Por todo lo expuesto declaramos en estado de “Entre dicho” a la ciudad de Tuxtla Gutiérrez,  por el termino de un año, contando de esta fecha, esperando que antes de esa termino Dios nuestro Sr. Padre de bondad y misericordia mueva sus corazones al debido arrepentimiento.

Dado el día 13 de Octubre de 1912, Francisco Orozco y Jiménez Obispo de Chiapas”

 

Hoy a mas de 112 años se vuelve a casar por la iglesia, con sede en San Cristóbal,  un gobernador y por diferentes razones lo realiza en un evento sorpresivo, sin que se entere el pueblo,  y en medio de un “entre dicho” ciudadano por el excesivo gasto en promoción de imagen y falta de gobernabilidad.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: