En la zona indígena el PRI incumple la paridad de género, ¿cuál es su estrategia?

Mujeres durante la elección del 7 de junio de 2015 Foto: Red de Observadoras Electorales

Mujeres durante la elección del 7 de junio de 2015 Foto: Red de Observadoras Electorales

 

Planillas del PRI en los municipios indígenas de Los Altos, no incorporaron la paridad electoral ¿Apapacho consentidor o estrategia política para dinamitarlas y favorecer la diáspora de los votos priistas?

Después de varios años de resistirse ¿Cumplieron los municipios indígenas de la región Altos de Chiapas con la paridad vertical a la hora de integrar sus planillas? Una detallada revisión de las planillas que hizo públicas el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) nos arroja la conclusión que en todos los municipios de la región Altos de mayoría indígena analizados (Aldama, Amatenango del Valle; Chalchihuitán; Chamula; Chanal, Chenalhó; Larráinzar; Mitontic; San Juan Cancuc y Tenejapa, Oxchuc y Zinacantán), todos los partidos contendientes en esos municipios integraron en sus planillas a las mujeres por lo que cumplen con la Ley de Paridad Electoral que obliga paridad vertical; excepto, en todos los casos, las planillas del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

¿Por qué el PRI permitió que sus planillas en todos los municipios del altiplano no cumplieran con este requisito legal? Más aún ¿Por qué el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) ignoró esa omisión y aprobó estas planillas? ¿A qué intereses sirve esa omisión y de qué manera el poder del Estado que organiza estas elecciones en Chiapas va a verse beneficiado al usar a su favor esas omisiones?

¿Debe leerse esto como una muestra de lealtad desde el PRI hacia sus históricos aliados que siempre han proporcionado el “voto duro” en la región Altos hacia ese partido, consintiéndolos de que “no hay problema” sí no incorporan a las mujeres, dado que nunca han querido hacerlo? ¿O es una traición a los priistas indígenas orientándolos hacia planillas fallidas? ¿Este equívoco hace parte de una estrategia para que en una eventual controversia (que por cierto ya entró al IEPC, introducida por el Partido Acción Nacional), éstas sean eliminadas por faltas a la Ley de Paridad, y de esta forma descartarlas como competidores? ¿Quiénes se beneficiarían con esta eliminación del “voto duro” priista?

Esta parece ser una hipótesis probable. Para eso en todos los municipios del altiplano chiapaneco ya están presentes los dos “partidos satélites” que cual comodín, se encargan de roles distintos en el juego electoral. Y en el caso de la región Altos, pareciera que estos partidos se encargarán de “cachar” los votos de la diáspora priista, que podría ocurrir sí el IEPC da por válida la impugnación (en unas pocas horas) que presentó el Partido Acción Nacional (PAN) en contra de la falta del cumplimiento de la paridad electoral del PRI; que por cierto, ni el propio PAN cumplió, por lo que conviene preguntarse ¿Es el PAN ajeno, o hace parte, de esta estrategia de dinamitar a las planillas del PRI aplicándoles la Ley de Paridad Electoral?

En los últimos días se reportaron los discursos del ex secretario de gobierno Eduardo Ramírez llamar a la paz social y al no conflicto electoral en los municipios del altiplano. Extraña este discurso cuando bien sabemos que en estos municipios no hay conflictos a la vista ¿Se teme conflicto después del veredicto de las instancias electorales que valorarán las controversias?

 

Resultados. Todos los partidos contendientes en la región cumplieron al 100% la paridad horizontal y vertical, excepto el PRI

Hay dos patrones en la omisión

(i)             El total de su planilla se integra por varones. Las mujeres están ausentes. Los municipios en donde ocurre este fenómeno es el municipio de Aldama, Amatenango del Valle; Chalchihuitán; Chamula; Chanal, Chenalhó; Larráinzar; Mitontic; San Juan Cancuc y Tenejapa.

(ii)            En los municipios de Oxchuc y Zinacantán si se incorporan mujeres dentro del ayuntamiento, pero no se cumple la plena paridad, ya que en el caso del presidente y del síndico, los dos son varones. No obstante, también violan la ley de paridad.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Paridad vertical en planillas en municipios indígenas en Chiapas. Los números cuadran pero ¿y las mujeres qué? | Chiapasparalelo - 30 junio, 2015

    […] análisis del tema de la paridad electoral en los municipios indígenas en el estado de Chiapas requiere dos estrategias metodológicas, un abordaje cuantitativo y otro […]

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: