¿Paco o Fer?

Los políticos y sus seguidores me quisieran ver asumiendo una postura política, izando banderas, abrazando sus causas. Como ya he escrito antes, todos los políticos quisieran tener a los medios y a los periodistas de su lado para el logro de sus objetivos personales o de grupo. Y sino están con ellos, mucho fundamentalistas, inmediatamente creen que se está en contra de ellos. Sino se está con ellos te acusan de vendido, de maiceado.

El dilema

El dilema

No me preocupa. Se esté o no, para un gran sector de la población los periodistas siempre seremos corruptos. Generalizan. Etiquetan.
Siempre me ha costado elogiar políticos, las alabanzas y lambisconería no es lo mío.
Conozco a Fernando Castellanos de unos tres años para acá, conozco a Paco Rojas desde que fue alcalde, con ambos siempre he tenido una muy buena comunicación, de respeto mutuo. Como ya he dicho antes, nunca he tenido problemas de sentarme a platicar con Dios y con el Diablo, y no por ello les he comprometido mi alma.
Prefiero mantener una sana distancia de los políticos y la clase política. Sin confrontaciones. Aunque no falte quien me considere su “enemigo”. Yo jamás ls he tenido ni los quiero tener.
En mi familia tengo quienes se asumen “panistas” y quienes se asumen como “verdes”. Yo jamás he tenido militancia partidista alguna.
Fuimos testigos de la guerra sucia que se libró en las campañas electorales. A los periodistas nos quieren arrastrar y que simpaticemos con una de las partes.
Fuimos testigo del acarreo de votantes y compra de voto. Fuimos testigos de la gran movilización cazamapaches.
Fuimos testigos de un PREP colapsado.
Ambos candidatos se autoproclaman ganadores.
La gente que ha salido a las calles votó con razonamiento y/o apasionamientos. No voto sólo en contra de un candidato sino en contra de una clase política que no la representa y dilapida recursos públicos.
La contienda electoral es muy cerrada. Me ha tocado monitorear todo lo que pasa en los 122 municipios del estado de Chiapas. Al menos acá no hemos llegado a los niveles de violencia que se han registrado en otros municipios. Esperemos que nunca ocurra.
No conozco a uno sólo de los que van en la planilla de Paco. Si conozco a la mayoría de los que van en la de Fernando. Algunos y algunas son mis amigos y conocidos.
De Fernando sólo puedo decir que está pagando el hartazgo que tiene la sociedad tuxtleca en contra de la clase política en el poder que representa y que nos quiere uniformar a todos de Verde. De Paco sólo puedo decir que llego en el momento exacto para capitalizar ese hartazgo.
Repito: Los tuxtlecos andaban urgidos de un liderazgo que pudiera capitalizar ese hartazgo Y justo entonces llegó Paco.
Yo considero que más que un voto a favor de Paco fue un voto en contra de la imposición Verde y su singular estilo de gobernar y manifestarse públicamente.
No se me hace un mala persona, aunque sí un mal político, por lo que a Fernando le ha costado identificarse con el macizo de la población tuxtleca, aunque sí con esos jóvenes que aspiran a hacer un carrera política meteórica para llegar al poder. Paco es un médico popular y dicharachero, que he visto lo defienden los de la clase media para arriba, esos que no venden su voto.
Junto a otros colegas periodistas padecimos una demanda penal por difamación que interpuso Paco en nuestra contra auspiciado por el gobierno de Pablo Salazar. Esto fue a finales del 2001 y estuvimos cargando con ella hasta el 2007 que desapareció esa figura jurídica del Código penal. Esto, por una nota donde denunciamos presuntos actos corrupción en su administración de Paco y como siempre pasa en México, en vez de indagar al denunciado indagan a los denunciantes.
Aún así no le guardamos rencor. Aún con ello, siempre nos saludamos. Y en dos ocasiones importantes para la familia he recurrido a sus servicios médicos y de su sanatorio.
Me cae muy bien su padre de Paco, don Valdemar, lo he entrevistado, es un viejo político, singular, crítico, su independencia económica le da libertad de hablar y cuestionar a cuanto gobernante quiere.
Pero bien, no se quien vaya a ser el alcalde de Tuxtla, si Paco o Fernando. En lo particular no me irá mejor a mí con cualquiera que llegue a la presidencia municipal, pero pensando en la colectividad, ya urge un nuevo gobernante que realmente se ocupe y preocupe por la ciudad y sus habitantes sin simulaciones y sin aspiraciones de cargos futuros.

Ya basta.

Así sea un sólo voto, que se respete la voluntad de los tuxtlecos.

Un comentario en “¿Paco o Fer?”

  1. Andres
    22 julio, 2015 at 5:29 #

    Es muy difícil encontrar periodistas objetivos… te felicito por equilibrar tu información… no gano Paco rojas ni gano el pan, gano el hartazgo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.