¿Quién y cómo es Eduardo Ramírez Aguilar?

El presidente de la mesa directiva, Eduardo Ramírez Aguilar. Foto: Francisco López Velásquez/ Chiapas PARALELO.

El presidente de la mesa directiva, Eduardo Ramírez Aguilar. Foto: Francisco López Velásquez/ Chiapas PARALELO.

UNO

  • Diputado Ramírez, cinco minutos para una entrevista, le pedimos al presidente de la mesa directiva del Congreso del Estado, Eduardo Ramírez Aguilar mientras bajaba las escaleras.
  • Los que quieran, dijo solicito y sonriente mientras se acercaba a donde nos encontrábamos las y los periodistas de la fuente legislativa.

Las interrogantes al diputado tuvieron que ver ese día, la primera sesión del periodo ordinario de sesiones, con la agenda legislativa, la falta recurrente de los diputados, el vacío de la curul del diputado migrante y la situación del municipio de Oxchuc.

El Eduardo Ramírez sonriente que minutos atrás había dicho de buena gana “los minutos que quieran” ante las preguntas se le desdibujó la sonrisa, se enfadó y terminó diciendo: “Ya, ya, ya, es suficiente”.  Realmente, no respondió ninguna de las preguntas. Todas fueron evasivas.

Sobre la agenda legislativa dijo que se continuarán con los foros para la “gran reforma”. Apenas en el 2011 durante el gobierno de Juan Sabines Guerrero se promulgó la Constitución Política del Estado de Chiapas que la denominó del “Siglo XXI”. Ahora se habla de una gran reforma a una constitución que ni bien ha cumplido los cinco años de edad.

Los diputados de esta legislatura llevan  más de seis meses en el cargo y no tienen la agenda legislativa lista. Según Eduardo Ramírez el rumbo de esta legislatura lo marcaran los resultados de los foros.

  • ¿Y mientras se dan los resultados de esos foros, diputado, quién y qué pone la pauta del trabajo legislativo? –se le cuestionó-. Pero, el diputado nunca respondió.

A la primera sesión ordinaria del Congreso del Estado sólo asistieron 33 de los 40 ó 41 congresistas –eso aún tampoco se define-. La pregunta era obligada.

-Diputado, muchas inasistencias. ¿Qué ha pasado con el diputado Willy?

-Cada uno es responsable…

– Pero, a usted le toca ver esa parte como presidente de la mesa directiva. ¿Ha habido alguna sanción?

Esa fue la última pregunta de ahí vino el: “Ya, ya, ya es suficiente” y se fue.

Dos

Eduardo Ramírez. Foto: Francisco López Velásquez/ Chiapas PARALELO.

Eduardo Ramírez. Foto: Francisco López Velásquez/ Chiapas PARALELO.

En la segunda sesión de este periodo ordinario de sesiones, la historia con el presidente de la mesa directiva del Congreso Local no fue muy diferente.

Al finalizar la sesión accedió a atender algunas preguntas de la prensa, lo hizo desde lo lejos, evitando tener demasiado cerca a quienes le preguntaban sobre el endeudamiento de los municipios con la CFE, uno de ellos Comitán, el lugar que gobernó no hace mucho.

Mientras Eduardo Ramírez respondía, entre evasivas, las preguntas de la prensa, lo esperaba a unos pasos el diputado Carlos Penagos con una carpeta en la mano. Su actitud se asemejaba más a la de un asistente que la de un compañero de bancada.

La forma en cómo la mayoría de las diputadas y los diputados se dirigen a Eduardo Ramírez es muy similar. No lo hacen como quien le habla a su igual, sino a su jefe, al menos esa impresión da.

Al terminar cada sesión, siempre hay legisladores que quieren hablar con él, pareciera que es el único momento donde lo pueden abordar. La forma en cómo el ex Secretario de Gobierno  les responde no es muy diferente a como lo hace con la prensa. Les da respuestas a medias, se muestra evasivo, apresurado, sin mucho ánimo de querer darle importancia a lo que le exponen sus propios compañeros y compañeras.

Durante estas dos sesiones del periodo ordinario he observado un poco a lo lejos y otro tanto cerca al presidente de la mesa directiva, Eduardo Ramírez Aguilar. Lo que les cuento acá es algo de eso que he visto y que creo que lo dibuja de cómo y quién es.

Le cuesta rendir cuentas, le incomoda los cuestionamientos, se fastidia con facilidad, se exalta a la mínima provocación y su atención es dispersa.

No hay duda que es la persona que dirige el Congreso del Estado, pero lo hace como que si los otros 39 que están fueran figuras de ornamentación, como que su existencia diera lo mismo porque las decisiones ya están tomadas.

Con una figura así dirigiendo el Poder Legislativo y sin una agenda definida, el Congreso Local está muy lejos de ser un contrapeso en el Estado y una representación popular.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: