Carta al Rector de la UNICH, Miguel Ángel Yáñez Mijangos

Carmen Marín Levario, socióloga, catedrática y humanista.  Foto: Cortesía

Carmen Marín Levario, socióloga, catedrática y humanista. Foto: Cortesía

 

 

Rector Miguel Ángel Yáñez Mijangos:

 

En referencia a la campaña de desprestigio orquestada de forma anónima contra la Maestra Carmen Levario, catedrática de la Universidad que usted dirige, me permito hacerle de manera publica y respetuosa algunos cuestionamientos que tenemos los cientos, acaso miles de alumnos/as y personas que conocemos a la maestra desde hace 20 años, tanto en su fase de educadora, como de activista por los derechos de las mujeres y hombres, y también durante el tiempo que estuvo en el servicio público; lugares donde Carmen nunca ha quedado a deber, en ningún sentido.

 

Señor Rector, ¿Existe en la UNICH alguna denuncia formal contra Carmen Levario? ¿Conoce usted la opinión de las y los alumnos de Carmen acerca de su desempeño? ¿Conoce usted del impacto en la vida de las y los alumnos que cada clase con Levario deja en la visión y el autoreconocimiento de su dignidad y derechos? ¿Es esto un obstáculo para el proyecto que se impone en las escuelas públicas de educación superior? ¿Qué les incomoda de la maestra Levario? ¿Que no sea dócil? ¿Que sea rebelde? ¿Que señale las faltas? ¿Que denuncie lo que pasa al interior de la universidad y sus comunidades? ¿Que diga las cosas directas y de frente? ¿Que tenga ideas propias? ¿Que trabaje y luche por lo que cree?

 

La escuela de Carmen Levario no se limita a las aulas y muchas personas también hemos aprendido a preguntar de frente, directo y con respeto, tal como yo le pregunto ahora señor Rector, ¿Conoce usted a Raúl Martínez Zorrilla, la persona -real o ficticia- que difundió el libelo? ¿Trabaja para usted o para la Universidad? ¿Qué está pasando en la UNICH que en lugar de estar formando ciudadanos y ciudadanas que trabajen por el desarrollo del estado, traen una guerra interna donde pareciera que lo que menos les importa a quienes dirigen esa institución es el futuro de los alumnos y sus comunidades? ¿Cuál es su proyecto? ¿A dónde piensa usted llevar a la universidad? ¿Qué intereses se entretejen alrededor de la UNICH y la comunidad universitaria?

 

Mi humilde percepción forjada con 20 años de conocer a la sociedad chiapaneca y sus actores me impele a decirle: no se equivoquen señor Rector. Las universidades no son, no debieran ser, un campo de batalla. Chiapas está muy convulsionada como para que se encienda otra mecha que luego sea difícil sofocar. Si hay alguna acusación formal contra Carmen Levario, estoy segura que ella misma y sus amigos/as estamos porque se investigue conforme a derecho. Y si no la hay, también exigimos que se investigue al o los autores de la campaña contra Carmen Levario, porque usted, como ex Sub Procurador de Justicia, sabe que quienes cometen está campaña están participando de un delito, que quizá no sólo tenga que ver con la difamación.

 

Quedamos en espera de su apreciable respuesta.

Un comentario en “Carta al Rector de la UNICH, Miguel Ángel Yáñez Mijangos”

  1. Lulú Corzo
    5 mayo, 2016 at 19:18 #

    Compartiré esta nota en apoyo a la maestra Carmen Levario, como solidaridad de género y porque yo ya fui víctima de una situación similar. Debemos aprender a defendernos unos a otros y cuando sucedan estas- tan de moda sexenal- campañas de desprestigio desenmascarar a los difamadores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.