El encabronamiento que viene

DSC01284

Varios comerciantes y residentes del fraccionamiento Jardines de Tuxtla trinan de encabronamiento contra el ayuntamiento de Tuxtla y gobierno del estado, porque el incumplimiento en las obras de drenaje y dren pluvial

Los funcionarios, como siempre, son pura boca. Y tienen toda la razón, pues un presuntuoso subsecretario de Obra Pública del Estado, Armando Alvarado, se comprometió que en 72 días terminarían todos los trabajos de la prolongación Ciro Farrera desde donde inicia el puente de la colonia hasta la agencia de autos Peugeot. Pero de acuerdo al inicio de los trabajos, que difiere de lo firmado en una minuta con los colonos de Jardines, apenas llevan dos cuadras inconclusas, en 45 días por lo que de seguro en esos 27 días restantes NO acabarán y para concluir todo el tramo prometido se llevarían en promedio, al paso que van, 75% más del tiempo convenido. Varias son las razones.

Como siempre, el error humano es un factor irremplazable, un camión de volteo incursionó en la obra para acarrear material y por lo mal compactado del trabajo se hundió y rompió el tubo de polietileno de alta densidad con alma de acero de 84 pulgadas de diámetro, que “aguantaría” las embestidas de las aguas. Por lo que de nuevo tendrán que “abrir” para reparar el daño, el problema es que una de las constructoras ya había entregado su parte y la otra no lo acepta por la ruptura evidente. Entonces más tiempo para sufrir polvo y pérdidas económicas.

La segunda situación es que no hay voluntad para agilizar las obras por la falta de recursos, por ello las reparaciones son lentas porque trabajan de 7 a 19 horas, no hay más turnos laborales como se esperaban; es más, el municipio del ilegítimo Fernando CaCa empezó la obra pero como siempre se “quedaron” sin dinero. Lo retoma el gobierno estatal, firma una minuta con los colonos, se comprometen a concluir todo hasta la boca-calle del VIPS y calle laureles el 27 de junio de este año, y apenas levan 35% de la obra y solo les restan 30 días para cubrir tres calles más.

Otro factor: las lluvias. Esa misma que evidenciará la pésima calidad de los trabajos y vendrá a atrasar más, por lo que de seguro terminarán esta etapa en más o menos ¡6 meses! Se imagina entonces cuánto “dilatarán” para “modernizar” el boulevard Belisario Domínguez en el tramo que va de esa mafufada del puente peatonal “embellecido” por el Nando CaCa hasta el boulevard 28 de agosto. Mínimo año y medio y quedará como la primera etapa ¡incompleto! Y como cada vez cobra más fuerza el despido de ese empleaducho Manuel Velasco, seguramente desaparecerán los recursos y quedaremos, de nuevo, más que encabronados.

 Foto: Francisco Cordero

Foto: Francisco Cordero

 

Lo que sufren comerciantes y colonos de Jardines de Tuxtla de solo dos calles por las obras son:

1) Desplome de 80 a 90 por ciento de sus ventas y en algunos casos cierre total de negocios, les prometieron ayudarlos económicamente para paliar la caída de las ventas pero nunca les dijeron con cuánto ni cuándo les entregarían los cheques, a pesar de cumplir los requisitos exigidos.

2) Cristalazos en sus vehículos que NO pueden guardar en sus respectivas cocheras; municipio y estado se comprometieron a asignar policías en moto patrullas y pie-tierra y tampoco han cumplido poniendo como pretexto operativos contra el plantó de maestros.

3) Daños a la infraestructura de drenaje y agua potable como la padecida por los vecinos de la calle Palma, misma que SMAPA se comprometió a rehabilitar en 4 semanas a partir del 7 de abril. Hace 19 días se cumplió el plazo y la respuesta de SMAPA es: No hay dinero, háganle como quieran.

4) Además de polvo, ruido, interrupciones de energía eléctrica y acosos de los trabajadores a las mujeres de la zona.

 

Mientras tanto los comerciantes y colonos de Jardines de Tuxtla están hartos del incumplimiento del gobierno, que ya planean, ellos mismos, clausurar la obra.

Así las promesas de “mejoramiento” del Tuxtla Gutiérrez que ese bocón repitió en campaña: ¡Yo sí le entro! Pa’ qué pictes, mejor que renuncie porque la expulsión de los consejeros electorales es prueba suficiente para desconocer las elecciones locales en Chiapas y el señor de las siglas CaCa debe renunciar, pero como es llorón y acostumbra a inventar atentados de seguro no “dilata” en fumarse “algo” para evitar la estrepitosa caída de sus ocurrencias como esa de impedir el cobro en los estacionamientos de los centros comerciales, mientras su regidor Felipe de Jesús Granda Pastrana contraviene las instrucciones, corriendo a amparándose ¡Qué incongruencia de otro que dice “amar” a Tuxtla!

Todo lo anterior es una clara muestra que los gobiernos del Verde son peores que tener cáncer (recordando a un clásico –JALA–).

 

MAROMA.

 

  1. A) Desde las 8 de la mañana de ayer miércoles 25 de mayo, los trabajadores de gobierno estatal recibieron llamadas telefónicas para NO presentarse a trabajar. El desalojo estaba programada, mas no contaban con sectores de la sociedad saldría a protestar contra la “polEcía”. BRAVO por los ciudadanos que en Tuxtla crearon una barrera humana y doblemente BRAVO por los chiapacorceños que corrieron a los federales de tierras pozoleras.

 

  1. B) El “runner” (por correlón y zacatón) Eduardo Ramírez Aguilar y el vende trago Carlos Penagos, sufren el simplemente OJO POR OJO. Como dice el refrán: No hay peor ciego que el que no quiere ver. Ellos, que siguiendo las órdenes del gobernador, son complices del estado de ingobernabilidad que se vive en Chiapas por querer “enverdecer” hasta las regiones 100% priistas.

 

De la misma manera como corrió y eludió sus responsabilidades como presidente del congreso y de paso aplicó la represión como única forma de diálogo, hoy le toca sentir los resultados de sus torpezas. Qué se puede esperar de este analfabeta funcional egresado de universidad patito, como la de su “cuate” el gober. Ambos provienen de instituciones educativas de dudosa calidad educativa, pues no aparecen en la página de la SEP el REVOE ni registro en FIMPES. (http://pueblaonline.com.mx/index.php?option=com_k2&view=item&id=27966:sep-pierden-registro-12-instituciones-de-educaci%C3%B3n-superior-21-en-riesgo&Itemid=126).

 

  1. C) Cuánta negligencia y estupidez desborda Manuel Velasco y su séquito de inútiles. Por su incapacidad para aplicar la autonomía estatal deja que la Federación agreda a sus gobernados a quienes les suplicó el voto. No tiene ni idea qué hacer con este estado que le quedó demasiado grande para sus boletines de prensa y las fotos posadas en tribuna cuando no había nadie. Recuerde que su historial político es de plurinominales y que solo por la compra de votos con recursos desviados por Sabines y del priismo del Estado de México, logró “reunir” votos fantasmas para enquistarse en la gubernatura. Claro, hay que ver que su contrincante además de pésima nunca ha tenido credibilidad.

 

Lo único “bueno” de todo lo malo que ocurre en la entidad es que ya cavó su tumba. Nada levantará sus aspiraciones futuras. Manuel Velasco ni a zombi llega porque NO resucitará. Solo le queda acabar el erario público, porque esperar a que reaccione es imposible, carece de total capacidad por eso le llevó más de 12 años obtener una licenciatura, si es que realmente fue a la universidad que presume misma que no figura en el ranking de FYMPES http://www.fimpes.org.mx/index.php/instituciones y ni en el padrón REVOEs http://www.rvoe.sems.gob.mx/Plantel/Plantel.php); con razón este “su” egresado también carece de toda las credenciales para “gobernar” un estado.

Un comentario en “El encabronamiento que viene”

  1. Rogelio Cruz Pérez
    26 mayo, 2016 at 17:51 #

    Me gustaría saber en que universidades estudiaron las dos personas a que se refiere su artículo, y en que ciudad se encuentran dichas escuelas

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d