Traumas warholianos gubernamentales

El Circo (FALSO)

Traumas warholianos gubernamentales

Francisco Javier Cordero Fernández (FALSO)

IMG_3343 (1)

 

IMG_3345 (1) 

 

PRÓLOGO:

¡Cobranza pública! A Carlos Penagos y Fernando CaCa se les exige pasar a pagar los 10 pesos que adeudan a cientos de tuxtlecos por la ineficiencia de otra de sus ocurrencias. Sus “iniciativas” sólo sirven para burla social. Ni su propio regidor los pela. Eso sucede cuando la ilegitimidad es el sello distintivo de dos sujetos que llegaron a sus cargos como resultado de caprichos, berrinches y fraudes electorales.

 

Ninguno dará la cara porque Penagos, el diputado FALSO, luego de la lección recibida, camina todo calladito con el rabo entre las patas. Fernando, el REFALSO alcalde, dicen que está más preocupado por esconder con prestanombres las dos propiedades millonarias adquiridas en la zona poniente sur de la ciudad, pues ya no vive en Villa Tziscao desde hace varios meses.

 

Si estos dos vividores del presupuesto realmente quisieran poner orden en Tuxtla Gutiérrez empezarían por aplicar la ley en la 15ª Poniente Sur, donde la delincuencia opera con licencia pero como allí está el negocio, se desentienden.

 

LO DIJO Y LO MENCIONÓ MUY BIEN EL ARTISTA POP ANDY WARHOL: “En el futuro todo mundo tendrá 15 minutos de fama” (Izaguirre, 2011)

 

La urgente necesidad que tienen los de este gobierno (FALSO) por distraer a la opinión pública con ridículas acciones, es cada vez más lastimosa. Con tal de aparentar un “Estado de derecho” crean escenarios hollywodescos para que el niño mimado del sexenio siga jugando y saqueando un estado que siempre le ha quedado muy grande.

 

Recurriendo a la teatralidad, con palabras huecas y redundantes, el bufón del sexenio usa los reflectores a modo, sin prensa, ni siquiera la que siempre le hace la barba y lo encumbra sobre arenas movedizas. No convence con lo que dice y él, se autoflagela al hacer escarnio de unos personajes de medio pelo, integrantes de una organización creada por su gobierno y partido para romper las protestas, a quienes presenta como extraordinarios delincuentes, peores que el narcotraficante Héctor Palma Salazar que pese a su fama sanguinaria sólo estuvo 15 años en una prisión de máxima seguridad; y ahora a esos infelices los quieren condenar con 40 años de cárcel.

 

Manuel Velasco, quien al no entrar a clases reafirma su nulo conocimientos de las leyes, ignora (una vez más) que para una condena anunciada con bombo y platillo pagando espacios en la televisión nacional SÓLO UN JUEZ PUEDE DETERMINAR la gravedad del asunto y aunque los tiene a su alcance para “torcer” la ley, necesita reunir elementos que configuren el tipo de delito perseguido, como el secuestro, pero deben presentarse conductas delictivas para ser calificadas y encuadradas en la hipótesis legal.

 

Los ayer “carne de cañón” de Velasco fácilmente saldrán de la cárcel con un amparo y ganarán la demanda; mientras, el niño quiere APANTALLAR a la gente con poses telenovelescas, vestuario metrosexual y paupérrima iluminación, audio banquetero y edición (tipo Sony Vegas) que denotan los cientos de equivocaciones al leer el telepromter, para repetir y repetir las tomas y “mirarse” bonito (Remeber Sami David con sus poses de diva).

 

¿Por qué el “gobernador” no se viste de luces y se faja como verdadero charro anunciando la detención y encarcelamiento de Juan Sabines Guerrero y toda la banda que aún cobra como funcionarios y proveedores de servicios e insumos de su gobierno? Fácil, porque se sabría de inmediato que esos miles de votos fueron comprados, que NO ganó legalmente, y que en el negocio de las construcciones también tiene cola que le pisen.

 

Al contrario, se “ensaña” con cuatro necesitados que por unos pesos sólo siguen órdenes, mas en unos cuantos meses los veremos de nuevo en las calles haciendo las tropelías que les indiquen, de la misma manera como hoy operan los fracasados creadores de páginas apócrifas contra quienes les resultan incómodos al gobierno y cuya autoría “tiene rumbo” hacia las oficinas del C4 y una aplicación que dice “alertar” a la ciudadanía, propiedad de cierto egresado de la UVM, quien tampoco entró a clases y presume una maestría que no cursó.

 

Velasco Coello cree que al juntar a su pandilla de legisladores y pronunciar un “discurso” hueco aplica el Estado de derecho. Por el contrario, todos se perciben falsos, con burla hacia los receptores. No se les cree. Esa escena recuerda al niño mimado “caemal” del barrio, el único con balón nuevo pero jugador pésimo que ni de poste servía; sólo era considerado por la pelota, aunque a la primera era sacado del equipo y enojado, berreando corría a quejarse con la mamá, cuyas nahuas lo criaron torpe, débil e inseguro. Un mundo rosa que antes mami alcahueteó y los boletines de prensa ya no soportan.

 

Dentro de este gobierno de farándula surge la complicidad de los medios de comunicación y asociaciones, esos que cada vez gozan de menos credibilidad ante la serie de engaños y fracasos evidentes que iniciaron hace nueve años con el gobernador más bolo en la historia de Chiapas, y que las redes sociales han rebasado abruptamente; por eso, los hackeos, troles, boots, amenazas y persecuciones están a la orden del día.

 

Este juego de manipulación errónea al que se presta la prensa sólo ha agilizado la caída de la misma como ya ocurre en otras partes del mundo. Desde hace décadas los medios en Chiapas NO viven de sus consumidores sino de la dádiva gubernamental. Por eso se desviven por complacer a los gobernantes en turno pero en este negocio de la información los únicos beneficiados son los empresarios, los empleados son mal pagados y ellos sí, humillados por la falta de seguridad laboral.

 

También como estrategia pésima, los “ingeniosos” del gobierno FALSO han creado una campaña de otra asociación fantasma de padres por la educación, “quienes” con spots en los medios oficiales (QUE SON TODOS) intentan cambiar la opinión pública arremetiendo contra los docentes en plantón. Como no funciona esa asociación que seguramente está integrada por gente de grupos de choque infiltrados en la nómina gubernamental, han buscado el apoyo de las cámaras y organismos empresariales para manifestarse contra la CNTE; sin embargo, tarde pero al fin reaccionaron, se negaron a firmar un desplegado y sólo la Canaco y el Colegio de Arquitectos se rentan a los caprichos gubernamentales.

 

Como dice la chaviza, la neta es que a Manuel Velasco NO le importa Chiapas, sólo la uña de la mamá. Será otro saqueador del cada vez más pobre estado. Ni crea ese cuento que si su abuelo viviera de pena se moriría porque tampoco fue buen gobernante, sólo lo salvó su prestigio médico, y el nieto al igual que su antecesor lucran con la fama de sus antepasados porque como no les heredaron IQ sólo les queda delinquir al amparo del poder.

 

MAROMA

 

  1. A) Ese Eduardo Ramírez Aguilar sigue sin entender. Merece otra repasada chenaloense para que se le quite lo inepto y mejor se ponga a legislar para todos y no sólo para sus cuates que cada vez son más repudiados.

 

Tan urgido está de volver a figurar en la “simpatía” de la gente ¿Cuándo fue el “caebien”? que desesperadamente quiere ser ajonjolí de todos los moles. No, entiende, NO. La gente lo rechaza, NO lo quieren porque no representa a la población, porque se opone a toda transparencia, porque al igual que la diputada Patricia Gómez Marín que sólo sube a tribuna cuando Roberto Albores Gleason –el mismo que como tiene cola que le pisen, votó contra la iniciativa 3 de 3–, así se lo ordena y éste le consulta a papi; de la misma manera Ramírez Aguilar sólo habla cuando la familia Velasco Coello así se lo indican.

 

  1. B) Otro bocón es ese que prometió una calle cada día, el presidente FALSO Fernando CaCa, a quien se la tienen jurada los colonos de Xamaipac porque gracias a sus fraudulentas obras de mejoramiento son víctimas de inundaciones y todo, porque desde noviembre del año pasado se le ocurrió “romper” la privada de la 15 Poniente Sur quesque para “hermosear” la zona.

 

Los vecinos no saben por qué esa calle fue destruida si antes NO presentaba complicaciones. La respuesta es sencilla. Fernando CaCa hizo compromisos con varios apostadores de la política y ahora debe pagarles con obras, con puestos, con falsas compras y como es bien sabido, el dinero que se “entierra” es difícil de contabilizar, de ahí la forma cómo logran enriquecerse ilícitamente los “funcionarios”. Mientras cisternas, salas, cocinas y cuartos apestan a las aguas negras que se filtran gracias a la ineficacia de ese que gritaba “¡Yo sí le entro!”

 

  1. C) Ayer 15 de junio, afuera de la Unach, se congregaron grandes parvadas por todas las salidas de la institución. Graznaban y graznaban para llamar la atención de miles de aspirantes a ingresar.

 

Promotores repartían folletillos, enfundados en vistosas playeras y una que otra horrenda camisa, de todas las escuelillas “patitos” de Tuxtla. Se desvivían explicando las “bondades” de cursar estudios ¿profesionales? en sus instalaciones. Todos estaban formaditos, hasta esa que acusa a las demás de ser escuelas “patitos” pero se olvida que hace años, en el Libramiento Norte Oriente, colocó un anuncio espectacular donde presumía que el actual “gobernador” ¿estudió? en sus aulas, administración de empresas; ¿ideay? ¿No que es abogado por la Humanista y otros juran, egresó de la Anahuac? Ya ni saben qué inventar con tal de quedar bien.

 

Referencias:

Izaguirre, B. (junio 2011). “El minuto de gloria. Análisis la paradoja y el estilo”. El  País. Recuperado de: http://elpais.com/diario/2011/06/11/agenda/1307743202_850215.html

Un comentario en “Traumas warholianos gubernamentales”

  1. Enrique
    16 junio, 2016 at 10:58 #

    Nadie absolutamente nadie se escapa de la JUSTICIA, lo que mal comienza mal acaba. tarda pero no olvida, hay antecedentes fehacientes palpables, tiempo al tiempo.

    Que sigan con los ilícitos, después será demasiado tarde para todos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.