De espaldas a Centroamérica

A pesar de compartir historia tanto prehispánica como colonial, y existir una cierta continuidad geográfica, en Chiapas vivimos bastante a espaldas de Centroamérica y de lo que ocurre en los países que van de Guatemala y Belice hasta Panamá. Sólo hay que recordar la presencia de imaginería olmeca en la costa que recorre el Pacífico, la gran extensión del tronco lingüístico maya o la pertenencia del hoy Chiapas a la Capitanía General de Guatemala hasta el periodo de las independencias, momento en que se produce la anexión a México, para pensarlo y tomar en cuenta dicha historia compartida.

Existen personas e instituciones que tienen relaciones con nuestros vecinos, pero lo común en la calle es escuchar cuestiones relacionadas con la migración, considerada ilegal por el Estado mexicano y guardián en el trabajo sucio del vecino del norte, o con la criminalidad organizada que, en este caso, suele conectarse con las maras. Más allá de ello ni siquiera en la prensa local se habla demasiado, aunque tampoco las secciones internacionales son muy profusas, con lo cual el desconocimiento del mundo fuera de nuestras fronteras es notorio, y las noticias que aparecen son anecdóticas o se caracterizan por describir las desgracias naturales y, últimamente, los atentados que proliferan. Ni qué decir si nos fijamos en las televisoras de cobertura nacional, donde gran parte de las referencias al extranjero mencionan cambios presidenciales, con suerte, y lo demás son vacas voladoras o records logrados por comer hamburguesas o beber cerveza, datos como se puede comprobar de sumo interés para analizar el mundo en el que vivimos.

mapa-historico-mexico-00534074jpg

Así que lo que ocurre con Centroamérica reafirma esta ceguera consciente, y que solo facilita interpretar lo sucedido fuera de México a través de clichés o prejuicios tan comunes en la educación sustentada en la reafirmación de la nacionalidad, y México sigue hasta la actualidad siendo un país representativo de esa machacona orientación formativa. Nada ajeno a lo que sucede de la misma forma en los países vecinos, y las tonterías que se ven y escuchan cuando hay confrontaciones deportivas lo ejemplifican siempre.

Tampoco se debe olvidar que en suelo chiapaneco viven centroamericanos por cuestiones políticas o por decisiones personales ligadas a la huida frente a persecuciones o sobrevivencia económica. Y muchos otros fluyen por Chiapas para realizar actividades comerciales o informales, donde se incluyen los giros negros que tanta población mueve en todas las fronteras, y con mayor razón cuando esos supuestos límites nacionales son porosos debido a que las propias fronteras siempre lo han sido para los seres humanos, sean éstas políticas o simplemente geográficas.

Como en lo personal me interesa lo que les ocurre a nuestros vecinos, aprovecharé estas páginas para de vez en cuando reflexionar sobre situaciones que considere atractivas como información y que suceden en los países centroamericanos. Ojalá los lectores que tienen la paciencia de leerme se interesen, también, cuando se traten tales temas.

 

 

 

Un comentario en “De espaldas a Centroamérica”

  1. Maria de Lourdes Urbina
    12 agosto, 2016 at 12:22 #

    Le envío un saludo por su art, y ojalá siga escribiendo más sobre Centroamérica , Chiapas y México. Es increíble como han cambiado las cosas, nuestros hermanos de Centroamérica y Belice, donde también hay Pueblos originarios Mayas; me acuerdo que Cuando viví unos anos en Belice, conocí muchas personas que eran de diversos grupos originarios como Los Maya- Yucateco, los Mayas Mopán, los Mayas Quiché. que viven junto con otros grupos originarios como los Garífuna, los Creoles, etc, como usted dijo tenemos nuestra cultura compartida, somos personas que pertenecemos a la civilización Mesoamericana. Contínúe escribiendo sobre Centroamérica.
    Un saludo cordial, soy chiapaneca, sólo que soy una emigrante y vivo en el extranjero.
    María de Lourdes Urbina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.