«El nuevo PVEM»

Eduardo Ramírez durante su discurso en el Consejo Político del PVEM en San Cristóbal de las Casas.

Eduardo Ramírez durante su discurso en el Consejo Político del PVEM en San Cristóbal de las Casas.

La nueva imagen y lema del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en Chiapas no puede entenderse de otra manera más que como el reconocimiento público de un partido, un gobierno y un grupo político que se equivocó y lo que es peor se sigue equivocando.

La campaña que inició ayer el PVEM con el lema “lo podemos hacer mejor” no es muy diferente a la que tuvo que recurrir el PRI con la de “el nuevo PRI”.¿Cómo un partido tan “joven” y tan lleno de “jóvenes” necesita tomar una medida tan desesperada como el cambiar de imagen como lo hizo el Partido Revolucionario Institucional  después de 75 años? La pregunta es retórica porque la respuesta es bastante obvia.

El gobernador Manuel Velasco Coello, su partido y el grupo por el que se ha acompañado ha logrado en poco más de cuatro años de gobierno llevar a la ciudadanía a un nivel de hartazgo en que todo lo que huela al “Verde” es sinónimo de ineptitud.

Con cambiar algunos colores y poner un lema –que suena más a perdón que a otra cosa- este gobierno y su partido no va a poder  borrar que Chiapas está en  crisis económica; que las propias dependencias de gobierno no tengan recursos; que los hospitales no haya medicamentos; que los proveedores hagan fila para cobrar facturas que no les pagan; que por primera vez un organismo como el Tribunal Electoral haya tenido que posponer sus funciones porque no tiene los recursos ya etiquetados.

Los tres nombres que más se asocian con el PVEM son: Eduardo Ramírez, Fernando Castellanos y Eduardo Zenteno. Cada uno de ellos representa, a su vez, alguna de las características de este gobierno y el PVEM.

La imagen del presidente de la mesa directiva del Congreso del Estado, Eduardo Ramírez Aguilar secuestrado en el municipio de Chenalhó es el reflejo de la ingobernabilidad. Fernando Castellanos, presidente municipal de Tuxtla  de la falta de democracia. Eduardo Zenteno de la corrupción. Con esta triada no se necesita cambiar de imagen, sino volver a nacer para ver si así logran obtener más que algunas presidencias municipales, diputaciones y sí bien les va una senaduría en el 2018.

Ahorita ya no importa que “lo pueda hacer mejor” lo que, realmente, cuenta es que en estos años no lo hicieron bien.

 

 

 

2 Comentarios en “«El nuevo PVEM»”

  1. Pepe Ruiz
    26 septiembre, 2016 at 14:30 #

    Claro que lo pueden hacer mejor…robar mejor…ocultr mejor sus fechorias…saber lavar los recursos desviados del erario….colocar gente inepta en puestos estrategicos…»inventar» proyectos de desarrolo…invertar informes de gobierno concifras inventadas…eso si deben hacer mejor…saebn hacerlo mejor…un cambio? pero de que?…

  2. 2018
    26 septiembre, 2016 at 8:57 #

    DIFÍCILMENTE EL SER HUMANO CAMBIA, SOLO SE ESPERA QUE LA JUSTICIA LLEGA TARDE O TEMPRANO Y AL FINAL DE QUE SIRVE TANTO ACAUDALAR, SI NO SON COMPARTIDOS CON LA IGUALDAD, TIEMPO AL TIEMPO Y PASARÁ FACTURA A QUIEN TENGA QUE LLEGARLE.

    ES DRÁSTICO PERO ASÍ ES LA LEY DE LA VIDA.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: