Los tiempos de internet

 

Imagen: www.masquenegocio.com

Imagen: www.masquenegocio.com

Por Abraham Mena Farrera* @abrahammena

Entrega 1. Lagrimas sobre la pantalla de cristal.  05sep2016

La televisión mexicana despide a tres de sus iconos producidos por la cultura televisiva de finales y principios de siglo. Ya no veremos en el reflejo de las pantallas de cristal las lágrimas de las abuelas que lloraban las partidas de Jacobo Zabludovsky, Pedro Infante y Miguel Alemán Valdez. Hoy observamos las caras picaras de nuestros padres, familiares y amigos reflejadas las pantallas de sus tabletas. Veremos cómo se sorprenden con la creatividad de los memes, la imprecisión de los artículos de opinión, la creatividad de los videos caseros y las reflexiones no solicitadas de todos aquellos que desde las redes sociales opinan, retan, burlan y tienen algo que decir sobre nuestras partidas, esas partidas que nos tocan vivir.

Ayer junto con la partida del padre de uno de mis contactos de Facebook y de la larga lista de pésames, se mezclaron todo tipo de noticias. La primera noticia, quizá la más “molestosa”, es referente a los ecos del relevo generacional que experimenta Televisa, la cadena televisa con señal abierta más influyente en México. Aquella que era soldado del PRI y hoy de todo México, según las palabras de sus dos últimos dueños. El reemplazo de Joaquín López Doriga, cual pieza de ajedrez, abre una caja con un contenido difícil de descifrar en tan poco tiempo. La modernización tecnológica, acompañado de un relevo en la estrategia de género, más un poco de reportaje de investigación, le dan una manita de gato a la vieja fachada de la casa que pone y quita presidentes en este país. Denise Maerker será la encargada en los próximos años de dar en exclusiva, y antes que nadie, el nombre de los próximos presidentes de México [/sarcasmo].

En tanto, el divo de Juárez se dormía para siempre a las 11:30 de la madrugada de un domingo soleado. A la vieja usanza de los ídolos del cine y música mexicanos muere en Estados Unidos, después de un súper concierto, en la plenitud de su éxito, en la decadencia de su cuerpo y en lo inagotable de su popularidad. Ya sus detractores usan la red para vituperarlo (@nicolasmexico) y para defenderlo (@circulodepoesia) y lo hacen en la misma red en donde Alberto Aguilera Valadez realiza un ejercicio periodismo autonómico al entrevistar a Juanga a través de su propio canal de Twitter, poniéndole un fin a los medios de espectáculo y sus reporteros de notas amarillistas. Tras su muerte, muy probablemente veamos un Palacio de Bellas Artes concurrido, pero no más concurrido que las redes sociales en donde millones despedirán a tan popular personaje desde la comodidad de su celular.

Por ultimo en estos días despedimos a uno de los productos de la televisión más famosos del último sexenio. En efecto nos referimos al producto mediático Enrique Peña Nieto el cual es sepultado por los medios digitales. Medios que son dominados por una generación de mexicanos que el poder político no alcanzó a dominar y comprender, al menos en este sexenio. Peña se despeinó por el viento que provoca la red de internet, el cual siempre le dio un mal clima político y social a su gestión. Las opiniones que hoy se expresan en la red de internet nos hacen pensar que nunca simpatizaron con él y su equipo. Una pequeña nuestra lo observamos el pasado 1 de septiembre al visualizar una constante cantidad caras enfurecidas que le propinaron quienes seguían la transmisión en su encuentro con jóvenes en el 4to. Informe de gobierno transmitido por Facebook. Otro ejemplo lo tenemos en las notas que postean los diarios en internet, comentan intelectuales, analistas, y cibernautas comunes y corrientes como usted o yo, hacia las más recientes encuestas que le dan la espalda y lo sepultan. En la encuesta publicada por El Universal el 4 de julio de 2016 [1] (antes de la noticia de la tesis de licenciatura y la visita de Trump) que nos muestra como siete de cada 10 personas dicen que la administración Peña va por muy mal camino y 8 de cada 10 dicen que los problemas lo han rebasado.

Hoy todos somos testigos de la manera en que tres ilustres personajes de la televisión se van para siempre. Su huella permanecerá un rato más en la red y su legado seguirá dando likes un rato más hasta que el próximo escándalo, noticia de investigación o encuesta los sepulte para siempre.

Así son hoy los tiempos de internet.

[1] http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/politica/2016/07/4/desciende-aval-gestion-del-presidente-pena-nieto

*Abraham es un lector de cosas y casos que se escriben en internet. Estudia y debate constantemente los fenómenos sociodigitales. Intenta elaborar críticas que permitan a sus lectores pensar a la red como un espacio para la reflexión, la disputa y la disidencia.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.