La imposible modernidad política chiapaneca

 

“Izquierda y derecha confundidas, lo que prevalece es una política de clanes que luchan unos contra otros. Lucha en que todos los medios son buenos para abatir, someter o marginar al otro.

«La actualidad reciente no regatea tales luchas sin piedad, en que las diferencias doctrinales son escasas, casi inexistentes. Sólo importan los problemas personales, el vasallaje al líder […]. Esto es lo que provoca un sentimiento de pertenencia que abre la vía hacia los puestos codiciados. Poco importa que el jefe sea carismático o, al contrario, banal. Por emplear una expresión trivial: se es de fulano, y punto. Es decir, que uno le pertenece y acatará absolutamente sus consignas” (p. 192).

 

Debo disculparme por lo extenso de la cita, pero el contenido me pareció tan adecuado que sucumbí a la tentación. Y no crean que está pensada para Chiapas, todo lo contrario, la escribió Michel Maffesoli en su libro Iconologías. Nuestras idolatrías postmodernas para referirse a lo que está ocurriendo en Europa. El autor francés nos ha acostumbrado a sus reflexiones sobre el mundo contemporáneo y las nuevas formas de sociabilidad, como por ejemplo las de las tribus urbanas, concepto que se ha extendido entre investigadores y comunicadores como la pólvora.

huehuetan eleccionesss

Estos antecedentes sirven para razonar sobre el modelo político chiapaneco, si es que realmente puede hablarse de tal o habría que incluirlo dentro de una variante del hacer mexicano. Si Maffesoli está dando por terminada la modernidad política en Europa, qué diría sobre Chiapas? Pues seguramente, aunque sea fantasioso, se sorprendería de lo posmodernas que resultan sus prácticas, puesto que lo indicado por el sociólogo tiene como punto de llegada el fin de la modernidad como proyecto universal de hacer política y modelo al que aspirar para el buen vivir. El fin de los metarrelatos, como lo llamó un pensador posmoderno.

Por desgracia al escritor francés habría que bajarlo de su nube y explicarle que en Chiapas la modernidad política ha sido un espejismo, por no decir algo inexistente. La mutación percibida en Europa, donde las energías emocionales se sobreponen a las racionales, estas últimas que definen el proyecto moderno, han brillado por su ausencia a la hora de construir nuestro estado. Existen las formas electoreras de las democracias, aquellas que son fundamentales para la constatación de la modernidad, sin embargo más allá de las urnas no se han observado, ni se presencia en la actualidad. No impera la racionalidad en rubros fundamentales para vislumbrar un mejor futuro. Y sólo mencionaré tres y ustedes pueden agregar muchos más:

  1. El uso transparente de los recursos públicos y dedicados a la mejora de las condiciones y calidad de vida de los ciudadanos.
  2. Una clara apuesta por las libertades civiles, dentro de las que se incluye la de expresión, tantas veces callada o amenazada, sino comprada o cooptada.
  3. La participación de las ciudadanía en la toma de decisiones públicas mediante una sociedad civil fuerte, y que no se limite a depositar su voto el día de las elecciones.

Es decir, estos aspectos de peso para contar con una mejor sociedad no se han cumplido en Chiapas y si hacemos caso de lo expresado por Maffesoli para Europa, tampoco nos llegarán si los cambios que se vislumbran son lo más parecido a lo que tenemos en esta tierra. La modernidad puede ser un concepto impreciso y fútil, si se quiere, pero lo que no lo es son las medidas que deben tomarse para contar con una sociedad más libre y justa, y para ello son necesarias acciones difíciles de otear en estos tiempos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Noticias destacadas de la segunda semana de Octubre (10 – 16) | Chiapasparalelo - 15 octubre, 2016

    […] La imposible modernidad política chiapanecaChamula y los concejos municipales: arenas movedizas en las disputas por el poder […]

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: