Definición de impenetrable

Imagen: Fundación Universitaria Konrad Lorenz

Imagen: Fundación Universitaria Konrad Lorenz

 

Sin consultar un diccionario, cualquier persona podría decir que Impenetrable es lo que no puede penetrarse. ¿Qué es aquello que no puede penetrarse? Si lo pensamos bien, pareciera que no hay algo impenetrable. El hombre ha logrado grandes avances en herramientas y maquinarias que logran penetrar todas las sustancias. Claro, podrá parecer algo pedestre, pero un modelo de la naturaleza es el pene, penetrador por esencia natural. De acá, existe el confuso debate de la penetrabilidad y del deseo; es decir, la mujer, por su propia naturaleza, es la que es penetrada. O también, en el caso de los homosexuales, el orificio anal se convierte en el recipiente para ser penetrado o llenado, como le gusta decir a Emilio.

Imagen: Fundación Universitaria Konrad Lorenz

Imagen: Fundación Universitaria Konrad Lorenz

Tal vez una de los elementos más duros de la tierra es el metal. El hombre ha inventado herramientas que son capaces de abrir orificios en las superficies más duras. ¿Cómo hacen un pozo para extraer petróleo? A través de enormes arietes. ¿Cómo hacen los túneles para colectores de aguas en las grandes ciudades? ¿Cómo los túneles para trenes subterráneos? Con enormes arietes de movimientos circulares. Esto que parece muy elemental nos aporta una idea de cómo lo impenetrable deja de serlo en algún momento determinado.

Ya vimos que, según parece, todo lo que existe en la naturaleza es penetrable. Los clásicos dicen que una gota de agua, gracias a su persistencia, puede abrir un orificio en la superficie de la piedra, por ejemplo. La caída de la gota hace el movimiento de un ariete de intervalos constantes.

¿Para qué, entonces, nos sirve el término impenetrable, si, al final, toda materia es penetrable? Parece que nos queda una sola posibilidad: la mente humana, sobre todo, la mente de las mujeres. No es un chiste, es una certeza de seriedad casi solemne. Si algo es impenetrable en el mundo es la mente de una madre, por ejemplo. Esto es así, porque los arietes mentales no pueden abarcar esa superficie que es más infinita que todos los mares del universo. El pensamiento es la sustancia que no se deja penetrar. Cuando alguna idea podría jactarse de haber roto el muro de un cerebro y ver que el otro está a punto de ceder, un insondable fenómeno ocurre y esa mente se convierte en el símil de un agujero negro y pulveriza la energía enviada, la procesa y la convierte en argamasa para hacer más fuerte la pared.

Los autos en que viajan los hombres y mujeres más poderosos del mundo están blindados. Esto es así en un intento de convertir dichos autos en impenetrables a los disparos. De ahí se colige que los más poderosos son los más débiles.

Cuando alguien dice que el órgano del amor es el corazón está diciendo que el corazón es el órgano más débil y más dúctil, pero, a la vez, puede ser el más impenetrable de cuantos existen en nuestro organismo.

No hay materia impenetrable en la tierra.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: