El CNI-EZLN y el Estado mexicano frente al registro de una mujer indígena como candidata independiente para 2018

Encuentro zapatista 2015. Foto: Elizabeth Ruiz

 

Es probable que 1 de enero de 2017 el CNI-EZLN den a conocer los acuerdos estratégicos, “si los hay”, frente a “la ofensiva en contra de los pueblos” (…) y los pasos que van a seguir: “para desmontar desde abajo el poder que arriba nos imponen y que nos ofrece un panorama de muerte, violencia, despojo y destrucción.”

Es probable, también, que hagan público los resultados y valoración de la Consulta en torno a la propuesta de la creación de: “un concejo indígena de gobierno cuya palabra sea materializada por una mujer indígena, delegada del CNI como candidata independiente que contienda a nombre del Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional en el proceso electoral del año 2018 para la presidencia de este país.” (Comunicado conjunto del CNI-EZLN. Octubre 14 de 2016.)

Quizás los debates más importantes se pueden dar en torno a la propuesta de la participación “en el proceso electoral del año 2018”, más aun, en el debate si se registra o no a la mujer indígena como candidata independiente. Es indudable que el EZLN va por entrarle a la contienda del 18 y va por el registro de la candidata independiente. De esa forma podrán medir la aceptación de la propuesta y su incidencia en la población indígena y en la no indígena. De no registrar a la candidata la campaña del 2018 difícilmente rebasará el ámbito de los adherentes a la VI, de los aliados y los simpatizantes cercanos. Sin el registro, la jornada sería algo así como Otra campaña pero ahora con una candidata indígena.

Ir por el SÍ a la contienda político electoral del 18 y por el registro de la candidata puede exigir:

1.- La movilización del EZLN y del CNI en sus ámbitos regionales y el nacional.

2.- La movilización de sus aliados nacionales e internacionales.

De acuerdo a la Ley Electoral para el registro de la candidata indígena se requiere:

1.- reunir 820 mil firmas en 120 días de electores de por lo menos 17 entidades federativas.

2.- conformar una asociación civil, darla de alta ante el Sistema de Administración Tributaria y abrir una cuenta bancaria para ese fin.

3.- De esa forma, en este caso, la abanderada presidencial independiente, tendría los mismos derechos que sus competidores, como acceso a los tiempos de radio y televisión, financiamiento público y privado, y a designar representantes ante el INE.

Es decir, el CNI y el EZLN tendrían que organizar y movilizar una red en, al menos, 17 entidades federativas, para levantar, al menos, un millón de firman. De lograrlo tendrían un primer indicador de la población indígena y la no indígena que apoya su iniciativa en este país conservador, racista y patriarcal.

Ese millón de firmas sería, también, indicador del mínimo de votos que podría obtener en la contienda y diseñar una campaña tirándole, al menos, a sumar 5 millones de votos. Plataforma inicial del Concejo Indígena de Gobierno y la fortaleza de la voz de la mujer indígena. Concejo y mujer que encasarían la lucha por la vida y contra la violencia, el despojo y la destrucción que está sometiendo a los pueblos.

Es muy probable que el Estado mexicano y sus aparatos político electorales le están dando seguimiento a la propuesta del CNI-EZLN y definiendo su estrategia frente a la misma. Seguramente también hacen sus valoraciones, es decir, la conveniencia o no de otorgar el registro a la candidata independiente del CNI-EZLN.

Si el Estado mexicano y sus aparatos valoran que darle el registro a la candidata independiente oxigena la contienda electoral obligando a los partidos políticos y a sus candidatos a dar calidad y competitividad a su oferta electoral para superar contiendas anteriores y como resultado se incremente la afluencia a las urnas, el Estado mexicano no dudaría en darle el registro a la candidata del CNI-EZLN.

En ese escenario el CNI-EZLN tendrían el espacio para fortalecer su presencia en el país, contribuir a la cohesión y fortalecimiento de los movimientos en resistencia frente al “panorama de muerte, violencia, despojo y destrucción.”

Sin embargo, es necesario tomar en cuenta que los escenarios son adversos para los objetivos de la campaña del CNI y el EZLN en torno a su candidata independiente:

1. Es indudable que transitarán por territorios donde la Bestia Capitalista tiene planeado o realiza inversiones en los llamados megaproyectos: Carreteras, represas, minería, parque eólicos. Por territorios bajo en control de la Empresas Radicales dedicadas al cultivo, trasiego y comercialización de drogas, y tráfico de indocumentados. Ambas empresas cuentan con sus propias fuerzas armadas.

2. La presencia de esas Empresas ha fragmentado el tejido social de los pueblos y no pocas veces los ha violentado o confrontado.

3. El Estado nacional al servicio del Capital Multinacional no pocas veces ha usado a sus fuerzas armadas para minar la resistencia de los pueblos que defienden la tierra y el territorio.

En la lógica de la Estrategia de Contrainsurgencia que el Estado mexicano ha diseñado para aniquilar al EZLN y que otros llaman Campaña Integral de Desgaste, permitiría que el CNI y los rebeldes se movilizaran y realizaran una campaña previa para levantar un millón de firmas en 17 entidades conforme a la Ley. Una tarea nada sencilla, para después… negarles el registro y dejar al CNI y al EZLN navegando en una campaña marginal que puede ser agotadora y frustrante.

En todo caso, el 1 de enero de 2017 nos enteraremos lo que hayan resuelto las y los delegados en la Segunda Etapa del V congreso Nacional Indígena durante los días 30 y 31 de

Deja un comentario

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.