PROACTIVA; la pesadilla tuxtleca

La ciudadanía quiere hechos concretos, no retórica.

Perdido en la semántica, sin respuestas concretas al sentir ciudadano que quiere saber si se va o se queda al frente de la comuna tuxtleca; el alcalde Castellanos Cal y Mayor quiso iniciar un debate en redes sociales con esta servidora.

Pero está perdido en la semántica y perdido también sobre todo, en la administración de los asuntos urgentes del ayuntamiento tuxtleco. Simplemente no pudo con el paquete. ¿Alguien de los ciudadanos cree que algún día Fernando Castellanos Cal y Mayor volverá a ganar otra elección? No hay otro camino que la plurinominal para garantizar el fuero.

No soy yo a quien tiene que contestarle si se va en octubre o se queda unos meses más al frente de la alcaldía. Tampoco si se va en otro mes; la respuesta de Castellanos Cal y Mayor de “escribirnos en noviembre” es pírrica e infantil.

Lo de fondo es lo que no contestó. ¿Se va o se queda?. Es necesario que responda -no a esta periodista sino a la ciudadanía- ¿Cuáles son los resultados de su gestión al frente del Ayuntamiento capitalino?.

 

Es necesario que hable y de frente sobre los baches, el alumbrado, SMAPA, PROACTIVA, el desempleo y la seguridad. ¿Ya se habrán dado cuenta en el Ayuntamiento que muchas colonias de la ciudad tienen colgadas mantas en donde advierten a los asaltantes que se tomará justicia por propia mano?. Si a nivel estatal se habla de una total falta del estado de derecho; Tuxtla también la tiene.

La ciudadanía quiere hechos concretos, no retórica, mucho menos que promocione -al igual que otros políticos- su imagen en una publicidad que no tiene sustancia porque no hay resultados de su gestión.

Y que además, con la publicidad no hacen otra cosa que volver a replicar unas promesas de gobierno que no pudieron cumplir, y en el caso de Castellanos Cal y Mayor en tres años; de un gobierno municipal que resultó inexperto y lleno de intereses.

Qué los hace pensar que podrán cumplir en otro sexenio lo que no han podido en este?. Ese es el fondo del asunto, saltarán a otro puesto prometiendo -otra vez- lo que no han podido cumplir.

 

PROACTIVA; once años de pesadilla

Paradigma del ejemplo de lo que no debe hacerse en materia de planeación; la relación de la empresa PROACTIVA con el municipio de Tuxtla Gutiérrez es tormentosa, llena de intereses políticos y económicos con alcance nacional y entramados legales que han empoderado a grupos dentro de la comuna tuxtleca.

Al final de cuentas y como siempre sucede, la consecuencia es que quienes terminan pagando los costos somos los ciudadanos. Dicho costo es asumido por todos los tuxtlecos en dos formas: la financiera porque el Ayuntamiento ahogado en deudas no puede pagar los servicios a la empresa, y la social porque la recolección de basura no es un servicio de primera, con todo y los riesgos a la salud de los ciudadanos que ello conlleva.

PROACTIVA y el costo que representa para la ciudadanía tuxtleca es otra más de las promesas políticas que se perdieron en la maraña de intereses que es hoy la alcaldía coneja.

La atención y contención del oneroso costo que representa esta compañía para los ciudadanos tuxtlecos fue una promesa de campaña repetida una y otra vez en cada mitin político del entonces candidato Fernando Castellanos Cal y Mayor y hoy alcalde de Tuxtla Gutiérrez.

Promesas de campaña que incluyeron una clausura simbólica de la empresa y una demanda civil que se perdió entre la burocracia de los juzgados.

El servicio de recolección de basura en Tuxtla es privado y hay que pagar las obligaciones contractuales por ese servicio. Desde junio del 2006 -cuando se firma el contrato entre esa empresa y el Ayuntamiento municipal y hasta hace pocos meses- y hasta el día de hoy; la cantidad que ha recibido PROACTIVA por un servicio deficiente y altamente contaminante es de más de mil millones de pesos.

Sin embargo, la empresa le reclama legalmente al Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez la cantidad de 200 millones de pesos como pagos atrasados por la recolección, trasferencia y disposición final de la basura de la capital chiapaneca. El reclamo legal se encuentra en los juzgados civiles del Tribunal Superior de Justicia de Chiapas.

Pero la conducción legal por parte del Ayuntamiento depende de la Secretaría General de la comuna tuxtleca. Y es allí donde el “asunto PROACTIVA» se entrampa. Ni la Dirección Jurídica ni la Secretaría General del Ayuntamiento contestan de manera oficial a los tribunales. Inclusive, se contrató los servicios de un despacho de abogados privado, el despacho de Mauricio Gándara Gallardo.

Ni la Secretaría General del Ayuntamiento, ni la Dirección Jurídica ni el despacho de Gándara Gallardo -¿Para qué o porqué lo contrataron?- pudieron contener la demanda de PROACTIVA.

En consecuencia los juicios que PROACTIVA promueve contra el Ayuntamiento no se atienden o se contestan extemporáneamente, pero se acumulan. Inevitablemente, ello llevará al pago monetario de los reclamos de la empresa. Esto porque ante el actuar de los funcionarios municipales, los hechos demandados por la empresa, se darán por “hechos”; de acuerdo a las leyes.

 

A Gloria Luna Ruiz, la Secretaria General del Ayuntamiento, la empodera el conocer todo el entrado legal sobre PROACTIVA. ¿Por qué cree usted ciudadano, que se lanza a la búsqueda de un cargo popular?, pero también debe responder ¿Porqué no presenta pruebas contra PROACTIVA?

Ante la omisión, la Auditoría Superior del Estado le practica al ayuntamiento tuxtleco la auditoría 76/2016 la cual deberá ampliarse para iniciar el procedimiento administrativo a los funcionarios del ayuntamiento que no atienden la demanda interpuesta por PROACTIVA en los juzgados.

La pregunta es si eso será permitido por el alcalde tuxtleco. Lo más seguro es que no. ¿cuáles serán los intereses que se trastocan?

PROACTIVA es propiedad de Fernando Chico Pardo, la empresa hoy se denomina “Veolia-Proactiva Medio Ambiente” y que tiene presencia en 20 ciudades mexicanas. Pero la familia Chico Pardo es dueña -entre otros negocios- del Grupo Aeroportuario del Sureste, que controla nueve aeropuertos nacionales, entre ellos los de Cancún y Tapachula. ¿No corre un rumor que menciona que se está buscando vender el Aeropuerto Internacional Angel Albino Corzo de Tuxtla Gutiérrez?

 

***

Es importante conocer las fechas que contiene el archivo anexo en donde se detalla la demanda que PROACTIVA y el Ayuntamiento dirimen.

Cheque usted la fecha del expediente contencioso administrativo 87-C/2015. Es de la Segunda Sala Regional Colegiada en Materia Civil Zona 01 Tuxtla del Tribunal Superior de Justicia del Estado. Dicha fecha es el 26 de mayo del 2017. Chéquelo porque es importante la fecha,  porque además ello indica que esto es un tema vigente.

Observe también que en agosto del 2016 se ordenó llamar a juicio a la Secretaria General del Ayuntamiento tuxtleco. Vea que el 23 de enero de este año se consideró precluído -es decir que se agotó- el derecho del Ayuntamiento a contestar la demanda que le interpuso PROACTIVA. Siga leyendo el documento y encuentre que la autoridad admite las pruebas que presenta PROACTIVA. Vea las fechas de ellas.

Vea desde el punto seis al dieciséis que se refiere a las facturas que desde el mes de agosto del 2014 y hasta junio del 2015 el Ayuntamiento Municipal no le liquida a PROACTIVA.

Ahora estimado lector, recuerde quien era el presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez en esas fechas. Samuel Toledo Córdova Toledo, por lo que la deuda a la que se refiere la demanda, pertenece a la administración de Córdova Toledo.

 

Entonces…

¿Por qué el ex alcalde no pagó esa deuda?

¿A dónde se fue el dinero?

¿Fernando Castellanos Cal y Mayor sabía de la deuda?

¿Por qué el actual alcalde no llamó a cuentas al anterior; qué se lo impidió?

¿El actual alcalde protege al anterior?

¿Hay más demandas de PROACTIVA contra el Ayuntamiento?

Recapitulando el contenido del documento anexo; PROACTIVA demandó al Ayuntamiento de Tuxtla; la Secretaría General del Ayuntamiento, a cargo de Gloria Luna Ruiz al no dar contestación a la demanda se tiene por precluido su derecho para hacerlo; o sea, en este juicio no puede ya ofrecer pruebas.

Falta llegar a la sentencia. ¿Pero cómo podría favorecer al Ayuntamiento si este no presentó ninguna prueba?. Si las pruebas que PROACTIVA ofreció, son suficientes para acreditar sus reclamos, seguramente van a condenar al Ayuntamiento. Aunque eso se declare y se resuelva en la sentencia, que es donde se valoran las pruebas.

Lo grave es que al no contestarse una demanda, ya no se cuenta con el derecho para argumentar en defensa y obvio, tampoco se puede ofrecer pruebas que refuten las del contrario.

De todo ello ¿hablará el alcalde Fernando Castellanos en su informe? Si es que tiene que informar algo. Lo más seguro es que no lo haga. Sea en octubre, noviembre, diciembre o enero; lo relevante no es si se va o se queda. Lo relevante es que transparente el ejercicio de su gobierno. ¿Lo hará?

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.