Nemesio Ponce, el maquiavélico poder tras el trono en el sexenio sabinista

Nemesio Ponce Sánchez

El fin de semana llegó a Chiapas, Nemesio Ponce Sánchez. Para el ciudadano común ese nombre es irrelevante, pero para la clase política chiapaneca es un nombre nada alejado de la realidad chiapaneca.

La primera versión es que llegó para buscarle comprador a una de sus tantas casas o mansiones de las que se hizo mientras fungió como servidor público de Juan Sabines Guerrero. Las más suntuosa ubicada metros antes de llegar al Campus Chiapas del ITESM de Tuxtla.

A uno de los primeros exfuncionarios sabinistas que supuestamente buscó, fue a Ernesto Gutiérrez Villanueva, quien aprovechando su presencia en Chiapas le dijo que fuera a la comida que haría el sábado pasado en su rancho de Ocozocuautla.

Ahí, en su rancho de Coita, Gutiérrez Villanueva presentó su organización política civil “Chiapas Avanza”, la que el órgano electoral chiapaneco le autorizó crear a principios del 2017.

Algunos señalan que es falso que vino a para vender su casa, que todo estaba planeado. Que él ya sabía. Que forma parte de la estructura política de esa organización fundada por otro sabinista y en la que también participan muchos perredistas.

En esa reunión estuvo como invitado especial Guadalupe Acosta Naranjo, uno de los muchos líderes del cadavez tétrico Partido de la Revolución Democrática (PRD). Ahí, Acosta Naranjo habló del Frente Amplio Opositor que vienen construyendo con otros operadores y otros partidos políticos. Algunos también le dicen el Frente Anti-AMLO.

En la mesa principal también estuvo José Antonio Aguilar Bodegas, el actual Secretario del Campo.  Aguilar Bodegas, quien asistió como representante del gobernador Manuel Velasco Coello. Velasco no pudo o no quiso asistir a dicha reunión multitudinaria.

Casi al final del evento, Gutiérrez Villanueva y Nemesio Ponce charlaban en una mesa apartada. Otros de los invitados refiere que incluso Nemesio formó parte de los oradores.

La presencia en Chiapas, y en esa comida en particular, del perverso exfuncionario sabinista llegó hasta las oídos del propio gobernador casi al instante.

El propio representante del gobernador en el acto, Aguilar Bodegas, uno de los muchos perseguidos por el siniestro personaje sabinista se sorprendió de verlo ahí. Y se empezó a sentir incómodo en la reunión.

Las horas transcurrieron y el pitazo de que podría ser detenido por agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) llegó también hasta los oídos de Nemesio Ponce quien de inmediato en las primeras horas del domingo se enfiló vía la autopista hacia Villahermosa, Tabasco y no hacia el Aeropuerto Internacional Ángel Albino Corzo por donde había llegado. Planeaba desde Tabasco, tomar un vuelo que lo regresara a la Ciudad de Mexico.

Sin embargo, fue alcanzado y detenido en Villahermosa con ayuda de la policía estatal de aquella entidad. Aunque la FGE de Chiapas nunca confirmó la captura y guardo siempre silencio de ello, en las redes sociales, periodistas y emuladores de periodistas, se dieron a la tarea de replicar la presunta captura.

La captura no fue por corrupción ni por cualquier otro delito que pudo haber cometido en el ejercicio de su función pública. Fue capturado y traído a Chiapas, derivado de una supuesta “orden de presentación” por una demanda de pensión alimenticia. Por lo que tan pronto como solventó el requirimiento, fue dejado pronto en libertad, al no ser esto un delito grave en Chiapas.

Y pudo haberlo demandado cualquiera de sus “amigas” que tuvo en Chiapas, la de Tapachula, la de Villaflores o la de Tuxtla.

Pero la detención de Nemesió no fue una ruptura de Velasco con Sabines. Para poder proceder, Velasco tuvo que haber tenido la venia de su compadre Juan Sabines Guerrero desde Orlando, Florida.

Nemesio cometió muchos excesos y abusos del poder en Chiapas. Incluso echó mano de los recursos del erario en cantidades millonarias, pero eso sí, nunca firmó papel alguno que lo comprometiera en el futuro. Siempre eran otros subordinados los que firmaban en su lugar.

De ser un médico gris, el médico personal de Sabines Guerrero, su poder creció como la espuma en el sexenio de su amigo y casi hermano.

Si bien ocupó legalmente el cargo de coordinador de asesores y de Subsecretario de Gobierno, en realidad Nemesio Ponce fue el verdadero poder tras el trono en el sexenio de Juan Sabines Guerrero, del 2006 al 2012, cuando Ponce Sánchez fungió como el poder tras el trono. Era el vicegobernador. Nada se movía en el aparato de gobierno de Sabines sin que Nemesio supiera.

Todos los miembros del gabinete, temían más a Nemesio Ponce Sánchez que al propio Juan Sabines Guerrero. Nemesio era el del círculo cercano a Sabines junto con Mauricio Perkins Cardoso. Otros más le rendían pleitesía para estar en la gracia y obtener favores del vicegobernador.

Nemesio era el que se encargaba de ordenar  a prefabricar delitos, a detener, arraigar, amenazar, intimidar, exiliar y acosar con el aparato de la procuraduría a todos los enemigos políticos del sexenio sabinista.

Muchos políticos encarcelados o que tuvieron que abandonar el estado, fue por órdenes expresas de Nemesio Ponce Sánchez.

Uno de los casos singulares fue cuando en una mesa con varios actores para ver el conflicto de Chicomuselo, donde pobladores se oponían a las operaciones de la minera Blackfire, Ponces Sánchez ordenó que se encargaran de negociar o tranquilizar al alcalde, otros al cura del pueblo, pero él asumió al responsabilidad de “tranquilizar” a Mairano Abarca Roblero. Al que primero lo arraigaron en la Quinta Pitikito. Pero ante el escandalo nacional que se hizo, lo soltaron de inmediato.

Pero como Mariano Abarca no salió con la cola entre las patas, siguió con su activismo político. En noviembre del 2009 fue ejecutado a tiros por unos sicarios.

Antes e que finalizara el sexenio sabinista, como si quisiera limpiar su conciencia, el propio Nemesio Ponce Sánchez, llegó hasta Chicomuselo para develar un busto a la memoria de Mariano Abarca Roblero.

“Quiero hacer la aclaración que sobre el crimen de Abarca Roblero yo he declarado en infinidad de ocasiones y consta en el expediente penal 62/2010 que el probable actor intelectual de ese homicidio es Nemesio Ponce Sánchez, al servicio del gobierno del estado de Chiapas”, dijo en abril del 2012 el abogado y acitivista Horacio Culebro Borrayas.

Nemesio pudo haber cometido varios delitos, pero de eso no quedaba huella de su parte. Fue cauteloso en todo. Podrán acusarlo de corrupto, pero nunca de tonto, pruebas contundentes difícil será encontrarlas. Aún cuando se haya enriquecido a costa del erario.

“A su numerosa familia, el jefe de asesores, como le gustaba presentarse, la colocó en diferentes dependencias, en puestos claves en el manejo de recursos económicos. Su esposa, Martha Jiménez, fue la responsable de las finanzas del DIF-Chiapas. Su hermano Federico decidía sobre las compras en el Consejo de Seguridad Pública, y otro de sus hermanos, Francisco, se encargó de la administración de Talleres Gráficos y más tarde del Centro de Convenciones y del Polyforum”, escribió en noviembre del 2013 acá en Chiapas Paralelo el columnista Sarelly Martínez Mendoza.

Nemesio volvió a Chiapas. Acá tiene amigos chiapanecos. Excolaboradores, cómplices todos de los abusos de este médico de origen michoacano.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.