Entrampe a los chiapanecos

Manuel Velasco, gobernador de Chiapas.

Que si estamos hartos los chiapanecos de otro gobierno de imberbes fallidos, por supuesto. Estamos más que encabronados por la manera tan ruin y cínica de comportarse de esos que dicen llamarse autoridades.

Si viviéramos en China o en Singapur medio gabinete federal, estatal y municipal ya estarían condenados a muerte por enriquecimiento ilícito. Es más, muchos que hoy se pasean como nuevos ricos jamás hubieran llegado al poder.

Las denuncias no prosperan como se esperan y la complicidad de los medios es evidente, la única alternativa que había o aún persiste, es internet, pero el miedo de los político es atroz por no lograr controlarlo con las carretadas de dinero como generalmente dispendian a la prensa tradicional, que legislan para amordazar de todas formas las expresiones por esa vía.

Ni para dónde hacerse, pues tanto es el miedo de Manuel Velasco por terminar donde se merece, en un penal de máxima seguridad, que mueve mar y tierra para colocar a los candidatos de todos los partidos y eliminar a aquellos que representan amenaza para cuando el poder materno se haya extinguido, más ahora que el tiro le salió por la culata pues Velasco Coello siempre menosprecio a Antonio Meade y se fue de boca con Osorio Chong.

Velasco tiene secuestrada la democracia en Chiapas, bloquea a todos aquellos candidatos que señalan la corrupción de su gobierno y el solapamiento que hace al sexenio de Juan Sabines; por eso inventa delitos a Paco Rojas Toledo, quien lidera las preferencias de los tuxtlecos a la alcaldía, porque sabe que éste revelará todas las cochinadas del trienio de Fernando Castellanos quien cada día que pasa encona más a la población en su contra que no se atreve a caminar por la ciudad que prometió rescatar y por el contrario hunde cada día.

Así, Velasco Coello para quedar bien con Meade a quien ha ofendido con el desprecio a los amigos del precandidato, aceptará que Roberto Albores sea el candidato del PRI y Verde, eliminará a su “gallo” Eduardo Ramírez el cual se conformará con una senaduría, porque en el desprestigiado “Frente” la mentirosa María Orantes será la títere del gobernador como pago a todas las complicidades a las que se prestó como “preocupada” responsable de protección civil.

Pobre de aquellos aspirantes que esperan los resultados de la encuesta espejo, que cabe aclarar, ni ellos mismos saben qué es ni conocen la metodología para llevarla a cabo. Primero, eso que repite María Orantes en boletines y entrevistas inventadas que del 4 al 6 de enero se llevarían a cabo, es falso, pues apenas abonaron una parte el sábado pasado a las empresas que efectuarán el muestreo; segundo, Dante Delgado y Manuel Velasco ya acordaron que será de nuevo la diputada faltista la candidata, quien realmente NO logra popularidad y cada paso que da, abona rencores por promesas incumplidas

Y como era de esperarse, Andrés Manuel López a quien para nada le interesa Chiapas, luego de acuerdos económicos y financiamiento para su campaña presidencial, dejará que Manuel imponga al candidato que se le antoje con tal de plancharle el estado con miles de votos que ayuden alcanzar sus ambiciones. Todo parece indicar que será Rutilio Escandón el candidato quien viaja a la ciudad de México constantemente, con sus hermanos, para hacer amarres aquí y allá, y lograr el gran negocio que es Chiapas.

Ninguno de los candidatos tiene la capacidad suficiente para sacar a Chiapas del precipicio donde Manuel Velasco nos colocó. Todos aspirantes creen merecer la gubernatura porque rinden pleitesía a funcionarios y gobernantes en turno, pero nadie durante los años que han cobrado en el erario público demostraron fehacientemente resultados comprobables, ninguno abonó para sacar del bache al estado; por el contrario, todos se sirven de la mentira y la manipulación de los medios y acarreos de gente para inventarse méritos que ni durante el kínder lograron.

A esa tónica de la retórica sofista apostó Velasco Coello desde que inició su farsante carrera con la manipulación de fotografías en los diversos cargos ostentados. Incluso recurrió a las estrategias que a Peña Nieto le dieron resultados como montajes con su consorte y de su vida privada para recuperar una popularidad que solo obtuvo cuando fue candidato a la gubernatura, cuando la gente votó por el menos peor, pues de los dos no se hacía ninguno. Todo le ha salido mal, ni siquiera sus obras de relumbrón han logrado mantenerse 10 meses pues de inmediato se han echado a perder o ya ni funcionan, como sus absurdas jardineras que disfrazan sus iniciales.

Pasará a la historia el niño Velasco por ser más farsante que su mismo cómplice Juan Sabines, porque no solo le inventaron credenciales académicas sino que le hicieron creer que sabía gobernar sin la protección de las nahuas maternas, pero quien realmente maneja el estado a su antojo es su progenitora quien también evidencia incapacidad hasta para controlar sus impulsos.

Y eso que lo mejor de Chiapas estaba por venir ¡Qué vergüenza!

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.