La cultura política en los municipios indígenas de Los Altos de Chiapas: resultados de las elecciones de 2015 y 2018

Fotografía: Colectivo Tragameluz

Por Delmar Méndez Gómez*

En pocos lugares los procesos electorales son tan polémicos como en los municipios indígenas de Los Altos de Chiapas en donde, tras la llegada de los partidos políticos, se han originado múltiples enfrentamientos, rupturas comunitarias, el desplazamiento forzado de familias, e, incluso, asesinatos, que son reconocidos por darse antes, durante y después de un periodo electoral. Es común que se manifiesten estos acontecimientos, hasta el punto en que los pobladores lo ven como “algo normal”. Sin embargo, una de las cosas más complejas de entender es por qué, a pesar de los atropellos que éstos ocasionan, son legitimados mediante el voto.

A modo de anécdota, conversando con mi bisabuela originaria de Chanal, quién por cierto nunca aprendió a hablar español ni a escribir, me decía que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) era el “partido del pueblo”, puesto que nadie antes había llegado, es decir, por ser el primero en llegar a la comunidad se ganó la confianza de la gente. El pensar de mi bisabuela es más o menos compartido con ciertas generaciones de los cuarenta y cincuenta, quienes defienden al PRI “porque con ellos nacieron y con ellos quieren morir”, me contó un viejo amigo de San Andrés, o como recientemente me dijo un campesino de San Juan Cancuc, que el PRI ganó porque “ja jich stalel, así es de por sí”. Hay una cultura política construida por este partido que por décadas ha mantenido. Ello ha incidido, o al menos eso supone, que en cada proceso electoral se legitime, a pesar de las injusticias que haya ocasionado a la comunidad.

Sin embargo, en este proceso electoral 2018 se dio una serie de discontinuidades políticas, como en San Juan Chamula, municipio que se caracterizaba por ser una bastión priísta y que, hasta donde la gente recuerda, nunca había sido derrotado por un partido que se hace llamar “de oposición” como es el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), triunfo logrado en coalición con el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Encuentro Social (PES). Cabe señalar, que en el 2015 el PRI perdió las elecciones locales en Chamula contra el PVEM. Sin embargo, meses después asesinaron al presidente de dicho partido, en la plaza de la cabecera municipal que, de acuerdo con otro medio, se trató de un “ajuste de cuentas” efectuado por militantes priístas[1].

La misma sorpresa se dio en Chalchihuitán donde el PRI había gobernado por décadas, en este proceso obtuvo la victoria el Partido Acción Nacional que, haciendo memoria, es la primera vez que dicho partido gana en un municipio indígena de Los Altos, puesto que nunca ha sido una fuerza en esta región. Por otro lado, en Pantelhó el triunfo fue, por tercer periodo consecutivo, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), municipio que también tenía la característica de ser Priísta. A mí parecer, dichas reconfiguraciones políticas responden a exigencias y demandas, anudado al hartazgo por los periodos gobernados por los mismos partidos e incluso familias, quienes no han resuelto los problemas que sufren los municipios y sus parajes. La incógnita de siempre, a días de haber iniciado las actuales administraciones, es saber cómo trabajarán en los siguientes tres años. La gente demuestra cierto optimismo sobre el resultado en los municipios mencionados. Sin embargo, el descontento y la desafección también son posibles en caso de que trabajen “igual que todos los demás”, como me dijo un compañero de Pantelhó quien, de acuerdo a lo que él me contó, la participación de los jóvenes influyó en los resultados de su municipio.

Tabla 1. Resultados en los municipios de Los Altos de Chiapas 2015 y 2018[2]

Comparado a las reconfiguraciones expresadas en los municipios antes descritos, en este proceso electoral, de los 17 municipios que conforman Los Altos de Chiapas, en seis ganó el PRI, en tres el PVEM, en dos los partidos en alianza Morena, PT y PES, en dos el PRD, en dos Podemos Mover a Chiapas, y en uno el PAN. Cabe mencionar, que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación anuló las elecciones en Santiago el Pinar[3], por lo que en las siguientes semanas se tendrá que conformar una concejo municipal y, posteriormente, realizar elecciones extraordinarias. Por otra parte, en relación con los resultados del 2015, en ocho municipios hay una continuidad de los partidos al frente del ayuntamiento, en su mayoría el PRI. Se pone de manifiesto el control que tiene este partido que ha vuelto a nuestro estado en un campo de batalla y de despojo, quien, para ganar, recurre a las mismas estrategias de siempre: la compra de votos, la manipulación mediante los programas sociales, la entrega de despensas y materiales. Además, vinculados con ciertas organizaciones que condicionan el voto de los pobladores. Estas son estrategias que una mayoría de los partidos políticos, por no decir todos, también ejercen. Hay todo un conjunto de mecanismos que se despliegan para mantenerse al frente de los municipios indígenas que, de acuerdo con información del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), seis[4] de los 17 municipios de Los Altos de Chiapas tienen el mayor porcentaje de la población en situación de pobreza extrema en México, donde históricamente ha gobernado el PRI y recientemente el PVEM. En este sentido, resulta atrevido afirmar que la contundente derrota del PRI a nivel nacional es un síntoma que se manifiesta desde los municipios porque resulta ser lo contrario, se identifica todavía su fuerza y presencia. No obstante, el voto cruzado para favorecer a Morena en las elecciones estatal y nacional resulta ser un caso que vale la pena analizar.

Por supuesto, es un error considerar a la población indígena como pasiva, sin capacidad de agencia, que responde únicamente a ciertos intereses y a las condiciones impuestas por los partidos y los gobernantes, puesto que los procesos de articulación, de creación de redes de trabajo para la intervención comunitaria y social es real. En estos tiempos en que hay una crisis de la democracia liberal, esencialmente electoral, se crean posibilidades para pensar en su desarticulación y ejercer otras democracias que se expresan en las comunidades y municipios, como el caso de Oxchuc que ha emprendido su lucha para que su gobierno autónomo, basado en su concejal comunitario, logré ser reconocido por las instituciones del Estado mexicano. Cabe mencionar, que en la última semana de septiembre, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) presentó ante el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC), el dictamen antropológico Sistema Normativo Indígena[5], en el que confirmó la viabilidad de que los habitantes de Oxchuc puedan elegir a sus representantes por medio de “los usos y costumbres”, que de lograrlo marcaría un precedente en la historia política reciente de Chiapas y de sus municipios indígenas. A mí parecer, podría ser un referente de lucha para aquellos municipios que exigen formas alternativas democráticas y de gobierno.

 

[1] En Chiapas se anularon las elecciones en 10 municipios: Solosuchiapa, Catazajá, El Porvenir, Chicoasen, San Andrés Duraznal, Rincón Chamula SP, Bejucal de Ocampo, Montecristo de Guerrero, Tapilula y Santiago el Pinar

[2] Los municipios son: Chanal 99.6%, San Juan Cancuc 99.6%, Aldama 99.6%, Chalchihuitán 79.8%, chenalhó 77.0% y Oxchuc 75.7%. Véase https://www.coneval.org.mx/coordinacion/entidades/Chiapas/Paginas/pobreza_municipal2015.aspx

[3] Véase la nota de la jornada https://www.jornada.com.mx/ultimas/2018/09/27/realizaran-consulta-sobre-eleccion-de-autoridades-en-oxchuc-chiapas-1181.html

[4] Véase https://www.animalpolitico.com/2016/07/procurador-explica-por-que-mataron-al-alcalde-de-san-juan-chamula/

[5] Véase los resultados de las elecciones del 2015 y 2018 en http://www.iepc-chiapas.org.mx/

* Colaborador en el Observatorio de las Democracias: Sur de México y Centroamérica (ODEMCA) del Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica (CESMECA-UNICACH). E-mail: delmar.mendez@unicach.mx

Trackbacks/Pingbacks

  1. La cultura política en los municipios indígenas de Los Altos de Chiapas: resultados de las elecciones de 2015 y 2018 - Observatorio de las Democracias: sur de México y Centroamérica - 4 octubre, 2018

    […] Texto publicado originalmente en https://www.chiapasparalelo.com/opinion/2018/10/la-cultura-politica-en-los-municipios-indigenas-de-l… […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.