AMLO: llegó la hora

Este sábado, México verá amanecer un día histórico. Por fin la izquierda política llegará a la presidencia nacional. Lo hace con un presidente que nunca perdió la preferencia ciudadana en la campaña electoral, que arrasó el día de las elecciones; al ganarlas, generó altas expectativas nacionales y ello provocó un ánimo ciudadano que pasó ya de la indignación popular al ansia de revancha contra la clase política establecida.

En consecuencia, México es un país en donde los ciudadanos lejos de dividirnos de acuerdo a nuestra filiación política o simpatía partidista como fue tradicional en los últimos años, hoy estamos polarizados entre simpatizantes de AMLO y no simpatizantes. La opinión pública nacional vive en dos extremos opuestos.

El arrastre electoral de López Obrador y su personalidad política hizo que prácticamente desaparecieran del mapa de las preferencias electorales ciudadanas, todos los demás partidos políticos. México es todo “territorio MORENA”.

Fifís, anti fifís, chairos, señoritingos, pejelovers, pejechairios, prirruris, mafia del poder, “la chingada”, son los términos políticos que llegaron al vocabulario político mexicano de la mano de Andrés Manuel López Obrador y dominarán el lenguaje político nacional los siguientes seis años.

Político profesional anti-sistémico, el nuevo presidente de México regresó de dos derrotas electorales, la primera de ellas muy cuestionadas. Pero su victoria y arrastre electoral no puede entenderse sin el derrumbe de sus antípodas; en lo político, Enrique Peña Nieto y en lo ideológico, el cuestionamiento del legado de Carlos Salinas de Gortari; el neoliberalismo.

Frívolo, ausente y fiel a su estilo; el presidente Peña Nieto termina su sexenio repudiado por la ciudadanía nacional. Empequeñecido ante la figura y las expectativas políticas de López Obrador. Peña Nieto será recordado por la corrupción e impunidad de su gobierno, por la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, por el “gasolinazo” y por impulsar involuntaria pero desesperadamente, la llegada a la presidencia de Estados Unidos de Donald Trump.

“Subestimé el gran resentimiento social que había para con el presidente Donald Trump”, reconoció en un mensaje a la nación Enrique Peña Nieto. Pero pronto nos hizo recordar a los mexicanos su frivolidad y el hecho de que no entendió nada del clamor ciudadano. Es ya oficial que su agonizante gobierno, otorgará la máxima condecoración nacional “El Águila Azteca” al yerno de Donald Trump; Jared Kushner ¿Por qué se la otorga?

Lo menos es pensar que otorgarle esa condecoración al yerno de quien muchos mexicanos consideran el peor enemigo nacional es un acto indigno y aberrante. Pero además, la esposa del presidente, cierra el sexenio como lo empezó; con frivolidades al enseñarle la residencia oficial de Los Pinos a un programa de la farándula nacional.

 

Llegaron frívolos, y frívolos se fueron. Por eso, hoy la nación, inevitablemente los repudia. Es como si estos días fueran los últimos días de un sexenio completamente perdido para los ciudadanos mexicanos. Esa es la sensación nacional. Por eso causa alegría, que el sexenio de Peña Nieto se termine.

Del lado ideológico, AMLO intentará frenar lo que Carlos Salinas de Gortari comenzó; el neoliberalismo mexicano obediente al “Consenso de Washington” y que provocó el florecimiento de nuevas oligarquías mexicanas. Un pequeño grupo nos gobierna, las instituciones obedecen a ellos concentrando desproporcionadamente el poder político y económico. Se pide democracia, pero lo que ofrecen es sojuzgamiento económico.

Todo ello parece que cambiará el primero de diciembre de este año. El reto de AMLO es superar el pobre crecimiento económico nacional de los últimos años, la poca creación de fuentes de empleos y además precarios y al mismo tiempo, reconfigurar un país que en lo económico necesita competitividad. Todo ello sin sojuzgarse a los monolíticos intereses del “Consenso de Washington”.

Al parecer, AMLO tiene un ánimo renovador de la vida nacional. Pero la ciudadanía que votó por su proyecto político tiene ánimo de revancha. ¿hacia donde se inclinará la balanza? Esa es la próxima encrucijada nacional y a López Obrador le tocará resolverla.

Los mexicanos no solo quieren progreso para todos. Quieren también justicia y es inevitable pensar que esta no llegue sin trastocar los intereses de las élites nacionales; las sindicalistas, las políticas, las económicas, las empresariales. Sencillamente porque el neoliberalismo hizo de nuestra nación, un país monopólico.

 

En México hay una “sociedad fifí”, pero también una nación de quienes no lo son ni se sienten así o han sido excluidos. Estamos convirtiéndonos en una nación de ciudadanos polarizados; pero es necesario construir una nación de consensos. No de imposiciones.

A los fifís, las medidas “populistas” de López Obrador les causa pánico. También el ansia popular de revancha contra la corrupción e impunidad. Pero López Obrador no tiene contrapesos políticos. Es ahí donde inicia una senda peligrosa que el país recorrerá. ¿Dónde está la oposición política a López Obrador? ¿Los empresarios se convertirán en el nuevo contrapeso?

AMLO llegó a la presidencia nacional este 2018, pero en términos prácticos, lo hizo antes de tiempo, porque Enrique Peña Nieto, en los hechos se fue antes de los tiempos constitucionales establecidos. En el México de los “rituales” políticos, ningún presidente electo había eclipsado a su antecesor. Ello habla de las altas expectativas que la presidencia 2018-2024 ha creado.

Sin embargo, es inevitable; las altas expectativas sobre el nuevo gobierno; chocarán contra la “Realpolitik” y los intereses creados. En ese contexto, todo ello chocará con el ansia mexicano de revancha. ¿podrá AMLO cumplir con todo lo que ha prometido?

AMLO tendrá de aliado a buena parte de la ciudadanía nacional indignada y con ansia de justica. Es posible que López Obrador los vea como aliados. No hay oposición de partidos políticos que lo impida. Pero si tomamos en cuenta las expectativas creadas, ¿cuánto tiempo serán aliados los ciudadanos del gobierno de López Obrador? Precisamente, todo dependerá del cumplimiento de las expectativas ciudadanas.

Cumplir con las expectativas creadas, canalización del ánimo nacional de venganza contra todo lo que se considere “fifí” y unidad nacional, son los retos inmediatos del nuevo gobierno. Desearle que le vaya bien al nuevo gobierno, es el deseo que todos los mexicanos debemos de tener en este momento histórico.

Twitter: @GerardoCoutino

Correo: geracouti@hotmail.com

Trackbacks/Pingbacks

  1. Noticias destacadas de la cuarta semana de Noviembre (26–11) | Chiapasparalelo - 1 diciembre, 2018

    […] AMLO: llegó la hora […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.