Los resultados de las elecciones locales extraordinarias en Chiapas 2018

 

Delmar Méndez Gómez*

En todos los procesos electorales sean federales o locales, las tensiones, disputas y violencias se hacen presente y generan inestabilidad. Hay quienes dicen que son parte inherente a todo proceso e incluso pueden generar distintos conflictos que van desde las agresiones físicas hasta la muerte, en el peor de los casos, pero también llegar a reconfigurar otros escenarios como parte de las estrategias políticas que ejercen las instituciones y los partidos políticos quienes, al articularse, pueden llegar a revocar los resultados de una elección. Ello fue parte de lo acontecido, después de las elecciones realizadas el primero de julio de 2018, pues en 10 municipio de Chiapas fueron anulados los resultados, debido a varias irregularidades: la compra de votos, la falsificación de boletas, el robo de urnas y la quema de casillas. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación los anuló para realizar elecciones extraordinarias, que se llevaron a cabo el 25 de noviembre de 2018. Un dato relevante es que en ningún otro proceso electoral, cuando menos en las dos últimas décadas, se habían anulado las elecciones en más de cinco municipios. Ello demuestra, en gran medida, que el escenario político electoral de este año ha sido uno de los más controvertidos en los últimos tiempos.

Los diez municipios en los que se realizaron elecciones extraordinarias fueron: Bejucal de Ocampo, Catazajá, Chicoasén, El Porvenir, Montecristo de Guerrero, Rincón Chamula San Pedro, San Andrés Duraznal, Santiago El Pinar, Solosuchiapa y Tapilula, que se desarrollaron con la intervención de La Secretaría General de Gobierno, la Fiscalía General del Estado y la Secretaría de Seguridad y Protección ciudadana. Los resultados fueron los siguientes:

Fuente: Elaboración propia

Los resultados comparados entre el 2015 y 2018 en los diez municipios, develan ciertas continuidad y “cambios”. A diferencia del 2015, en el actual proceso, el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) obtuvo el triunfo en cinco municipios, que lo hace en la segunda fuerza nivel estatal, al sumar un total de 28 ayuntamientos, después de el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), quien ganó en 29 municipios[i]. Asimismo, Chiapas Unido obtuvo el triunfo en dos municipios. El PVEM, el Partido del Trabajo (PT) y Podemos Mover a Chiapas ganaron en un municipio. De acuerdo con los datos ofrecidos por el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC), los candidaturas fueron comunes, sin establecer coaliciones, ello demuestra que existe una disputa entre los partidos políticos por obtener el control de los ayuntamientos. Caso contrario con las diputaciones locales y federales, y con la gubernatura de Chiapas, en donde los partidos políticos establecieron coaliciones.

Un dato relevante es que en ninguno de los diez municipios fue favorable para el Partido Revolucionario Institucional (PRI), acontecimiento que se vincula con la derrota contundente que tuvo a nivel nacional. En Chiapas únicamente ganó en 18 municipios, dato que se distancia de los resultados obtenidos en las elecciones del 2013 y 2015, cuando todavía era considerado la primera fuerza política, que disputaba con el PVEM, al ganar en más de 30 municipios.

Otro de los acontecimientos relevantes es que en cuatro de los diez municipios, la victoria fue de una mujer: Primitiva Roblero en Bejucal de Ocampo, Ana Isabel Herrera en Chicoasén, Edelmira Nolasco en Monte Cristo de Guerrero, y Sebastiana Rodríguez en Santiago El Pinal. Tres de ellas postuladas por Morena y una por el PT, partidos que se dicen ser de la “izquierda” en México. Por supuesto, queda ver si en las próximas semanas, una vez que asuman oficialmente su cargo de presidentas municipales se respetará su triunfo y ejercerán su mandato, pues no es una sorpresa que en Chiapas los partidos postulen a una mujer como candidata para cumplir la paridad de género que exige el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC), ya no es casual que una vez que obtienen el triunfo, los hombres destituyan a las mujeres para ser ellos quienes estén al frente de los ayuntamientos. No hay que olvidar lo que sucedió en el mes de agosto cuando más de 60 mujeres solicitaron ante el Instituto Nacional Electoral (INE) su renuncia a su cargo de presidenta, sindica, regidora y diputada que habían obtenido en las elecciones pasadas, obligadas por su partido político.

Otro dato relevante refiere a que, pese a darse elecciones extraordinarias como una medida para reestablecer “la tranquilidad” en los municipios, hasta la fecha no hay justicia sobre los actos delictivos que se ejercieron el primero de julio, “debido a la lentitud de la Fiscalía estatal[ii]”, pero sobre todo porque es el modo de operar del Estado mexicano: a partir de la impunidad. Para quienes apelan a la democracia representativa y partidaria, las elecciones extraordinarias pueden ser una forma de reestablecer el “orden” en los municipios, no obstante eso no garantiza que la violencia y los conflictos puedan generarse en cualquier momento.

[i] Los datos ofrecidos forman parte de un proyecto en curso que desarrollan integrantes del ODEMCA.

[ii] Véase PolíticoMx (https://politico.mx/minuta-politica/minuta-politica-estados/chiapas-celebra-elecciones-extraordinarias-en-10-municipios/ Fecha de consulta: 29 de noviembre de 2018

 

* Colaborador en el Observatorio de las Democracias: Sur de México y Centroamérica (ODEMCA) del Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica (CESMECA-UNICACH). E-mail: delmar.mendez@unicach.mx

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: