El PRD, su historia y su claudicación a su razón de ser

Las corrientes al Interior del PRD fueron la pieza clave de la  desgracia pues en la ambición por el control del Partido se vieron obligados a pactar con el gobierno Federal, Estatal o Municipal  en turno.

De Max Sánchez *

A meses que el Partido de la Revolución Democrática cumpla 30 años de su fundación tras aquella polémica elección  presidencial en la que participara por primera vez una coalición de izquierda tan amplia encabezada por el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas quien junto a Profirió Muñoz Ledo e Ifigenia Martínez entre otros militantes quienes representaban  el Ala de Izquierda dentro del Partido Revolucionario Institucional, el cual desde 1982 empezó una contrarreforma política al Estado al realizar cambios en la Constitución lo que permitió la entrada del Neoliberalismo en México.

Esto dio como resultado que al interior del PRI; los cuadros de izquierda ya mencionados se vieran obligados a tratar de democratizar al Revolucionario Institucional a través de la Corriente Democrática la cual planteaba un método democrático para la selección de los futuros candidatos para las  prontas elecciones, principalmente centrando plan de acción en la designación del candidato para la elección presidencial de 1988, tras no encontrar una vía para democratizar al PRI se vieron obligados a migrar en sus posiciones políticas mas no ideológicas puesto que dichos personajes fueron actores importantes en la creación de una alianza político-electoral con algunos partidos de izquierda.

Para principios del 1988 la izquierda mexicana representada principalmente por el Partido Socialista Mexicano (PSM)  el  cual nació de la fusión del Partido Socialista Unificado de México (PSUM) y el Partido  Mexicano de los Trabajadores (PMT), para la elección del 1988 el PSM  tenía programado  postular al Ingeniero Heberto Castillo quien en acto clave para la historia actual de México  termino  declinando por la propuesta del candidato proveniente de la Corriente Democrática:  Cuauhtémoc  Cárdenas,  quien junto a los militantes de la Izquierda Mexicana Tradicional y ex – miembros del Revolucionario Institucional le dieron vida al Frente Democrático Nacional (FDN) el cual reunió por primera vez a toda las expresiones de la izquierda en México para competir por el poder y así mediante una contrarreforma evitar que el sistema neoliberal siguiera en función en este país desplazando al grupo político de los tecnócratas quienes desde la presidencia de López Portillo empezaron  a desplazar al grupo político perteneciente a la familia revolucionaria.

El PRD nació el 5 de mayo de 1989  siendo un partido de espectro ideológico  de izquierda el cual reunión a todas las expresiones sociales y políticas que simpatizaban con esta ideología, tuvo su evolución y su desarrollo en los años  noventa donde cientos de militantes perredistas fueron asesinados presuntamente por gobiernos priistas.

Cabe destacar que el Partido de la Revolución Democrática influyo de manera clave en varias reformas que nacieron a  mitad de última década del siglo XX donde actores como Profirió Muñoz Ledo fueron claves para la transición democrática de este país. En 1997  tras las reformas políticas donde el PRD tuvo gran influencia política  por primera vez el Partido de la Revolución Democrática se apuntó varios triunfos importantes como lo fueron: la jefatura de Gobierno del Distrito Federal y pasar a ser la segunda fuerza dentro de  la Cámara de Diputados lo que le permitió cierta maniobrabilidad política.

Un dato importante a resaltar es que en los 29 años de existencia del Partido de la Revolución Democrática tan solo se tuvieron dos candidatos presidenciales demasiado  imprescriptibles: Cuauhtémoc Cárdenas  quien fue candidato presidencial en 1994 y el año 2000 e  Andrés Manuel López Obrador quien fue candidato presidencial en el año  2006 y en el año 2012, lo que daba entender la falta de apertura y métodos de selección democráticos para la designación de candidatos.

Veintinueve años después del nacimiento de uno de los institutos políticos más importantes de la historia del México actual parece  que  el PRD va en  camino a su pronta desaparición, la militancia hoy en día no ve un liderazgo fuerte en el  Sol Azteca puesto que el mercantilismo que se vive adentro del Partido orillo a que sus principales cuadros fundadores fueran renunciando para irse a fundar el actual partido en el Poder.

Las corrientes al Interior del PRD fueron la pieza clave de la  desgracia pues en la ambición por el control del Partido se vieron obligados a pactar con el gobierno Federal, Estatal o Municipal  en turno. Un ejemplo de esto ocurre al interior de la dirigencia estatal del Partido de la Revolución Democrática en Chiapas donde su actual presidente  llego a dicho cargo después que el líder nacional de la corriente donde ambos militan; “ADN” pactara con  miembros del entonces gabinete ex Gobernador, este fenómeno se replicaba en  otras partes del país donde  las dirigencias estatales se veían en la misma situación pues vieron un negocio importante y fructífero al vender o rentar al Partido al gobierno en turno  en épocas electorales para que este manejara dicho instituto a conveniencia.

La decadencia actual del Sol Azteca  es resultado de las malas administraciones perredistas en los Gobiernos Estatales y Municipales donde éste instituto gobernó, pues es bien sabido que la corrupción permea en la izquierda y la derecha por igual.  Una de las heridas de muerte para el Partido fue el Pacto por México pues en el espectro social, la ciudadanía identifico en el Partido un actor clave para la aprobación  de varias reformas estructurales impulsadas durante la administración del Enrique Peña Nieto, lo cual fue para el naciente Movimiento de Regeneración Nacional el cultivo clave para su nacimiento y crecimiento como una nueva opción política de izquierda la cual tuvo un origen muy similar al del  PRD, puesto que MORENA  nace de una incisión importante a una Institución de izquierda ya establecida durante finales  del Siglo XX y principios del siglo XXI teniendo como principal referente  a uno de los principales cuadros del Sol Azteca: López Obrador quien tras la fundación de su partido se llevó a buena parte de la base perredista.

Tras la pasada elección presidencial donde por primera vez llega un perfil de izquierda a la presidencia de la República,  el PRD afronta su final puesto que la fallida alianza con Acción Nacional tan solo acrecentó la  desconfianza y  la desacreditación de la  ciudadana al Sol Azteca la cual  ya era notoria   desde la firma el Pacto por México, hoy la dirigencia actual del PRD carece de operatividad política para reformar a dicho instituto y frenar la fuga masiva de militantes y dirigentes partidistas quienes ya no se sienten representados por el Partido  los cuales  comentan que el PRD se ha desvanecido como una  verdadera opción de Izquierda.

Hoy es muy notorio en la opinión pública que en  la evaluación de   muchos analistas políticos y  de la   ciudadania en general quienes  profetizan el final del PRD en la vida política del país, algo sumamente lamentable.  Sin embargo  nadie podrá  negar que dicho Partido ya forma parte de  la historia actual de México, donde  el PRD tiene y tendrá un lugar importante el cual lo hace imprescriptible para quienes se empeñen por estudiar la historia reciente de nuestro país,  pues deben reconocer en el PRD al instituto político que   nació de una incisión democrática que daño al partido hegemónico y facilito la transición en México, treinta años después de le elección de 1988 el PRD influyo  indirectamente en el acenso de López Obrador al Poder.

 

Articulo de opinion escrito por Maximiliano Ruíz Sánchez, alumno de la tricentenaria Facultad de Derecho d

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.