Los dólares de Estados Unidos a cambio de contener a migrantes en Chiapas, reconoce gobierno mexicano

Redada antimigrante en Pijijiapan desarticula caravana. Foto: Isaín Mandujano

Un argmento básico que sin ser nuevo, por primera vez se pone de manera abierta y pública, se pone sobre la mesa del tema migratorio: fortalecer la relación económica de México con Estados Unidos, a cambio de contener miles de migrantes en Chiapas.

Marcelo Ebrard Casaubón, Secretario de Relaciones Exteriores, lo dijo con todas sus letras en la conferencia de prensa conjunta que dio con funcionarios de la Secretaría de Gobernación y del Instituto Nacional de Migración (INM), a propósito de los operativos de contención de migrantes que desde febrero pasado, se han agudizado en el estado de Chiapas, frontera sur de México.

Su primer argumento fue “ubicar en dónde estamos en la relación entre México y Estados Unidos. Bueno, primero habría que tomar en cuenta que por primera vez de acuerdo a las cifras oficiales en enero y febrero de este año México es el socio comercial número uno de Estados Unidos”.

Luego siguieron las cifras: en el primer trimestre de 2019 el comercio entre ambos países creció 3.4 por ciento. Se trata de  97 mil 418 millones de dólares (…) nuevos empleos y nuevas inversiones y el respaldo de sectores privados norteamericanos.

Como un elemento más, refirió la reunión que sostuvo en Mérida con empresarios de Estados Unidos, llamada CEO Dialogue, donde, según refiere Ebrand, los asistentes dijeron que recibían “con gran optimismo las señales claras enviadas por el Gobierno de México para trabajar de manera decidida por brindar certidumbre, tanto jurídica, como económica, que garantice un ambiente sano para las inversiones”; lo que se traduce en 500 millones de dólares como inversión inmediata.

“Como ustedes comprenderán, esa relación, si somos el principal socio comercial de Estados Unidos, lejos de ser cada vez más conflictiva tiende o debe ser o tenemos que encontrar la manera de tener una manera de tener una consistencia lo más productiva posible (…) ir en contra de esta relación es muy costoso para México y para Estados Unidos”, remató Ebran.

Y aunque despues quizo matizar diciendo que  hay “diferentes puntos de vista sobre varias materias, una de ellas es migración”, el hecho es que la relación económica con Estados Unidos es el factor decisivo en la política migratoria del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

En la conferencia, Alejandro Celorio Alcántara, consultor jurídico adjunto de la Secretaría de Relaciones Exteriores, dijo que el libre tránsito de migrantes no es una condición a la que México deba ceñirse.

“El Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, adoptado en diciembre en Marrakech, Marruecos, diciembre del 2018, es la que inspira la nueva política migratoria”, y que estaría regida por “una migración segura, ordenada y regular (…) pero también el derecho soberano de los estados de definir su política migratoria conforme a su legislación doméstica vigente”.

Para mostrar flexibilidad ante los 300 mil migrantes de Centroamérica, El Caribe, Asia y África, que en el primer trimestre de 2019 entraron al país por la frontera sur, los funcionarios del gobierno federal anunciaron que se ampliará, al menos para todo Centroamérica, la posibilidad de obtener tarjetas de Visitante Regional, antes solo reservada para migrantes de Belice y Guatemala.

Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación, advirtió que “el registro ordenado de los migrantes que ingresen a nuestro territorio, como precondición para que el gobierno pueda proteger sus derechos humanos.

Detalló el comportamiento inédito en el flujo migratorio, de los que al menos menores de edad, sobre todo proveniente de Honduras. Refirió que hay unos mil cubanos en Chiapas, y cientos de África y Asia, “que también han arribado a nuestro país en cantidades inusuales”. Todos ellos, advirtió, deben “respetar nuestras leyes y a nuestras autoridades (…) mantener el control de nuestra frontera sur no es una opción, es una obligación del Estado mexicano. Lo estamos haciendo con orden y apegados a la ley.

Tonatiuh Guillén López, Comisionado del INM reconoció también que la cancillería de México realizó con el gobierno de Estados Unidos y con los países del norte de Centroamérica, un acuerdo regional de desarrollo socio-económico como una herramienta para que la movilidad de las personas ocurra en condiciones de decisiones muy personales y no obligados por factores externos.

En los hechos es establecer un centro de contención migratoria en Chiapas, es extender la frontera de Estados Unidos a este estado, y por ello los operativos para impedir el paso de los migrantes y evitar que lleguen al norte.

Uno de ellos ocurrido el pasado lunes en el municipio Pijijiapan, donde entre las 371 personas detenidas, estaban sobre todo mujeres y niños.  “Sí lamento muchísimo que estuvieran muchos niños, una tercera parte del flujo migratorio ahora está integrado por niños, eso es súper preocupante. No es responsabilidad del Estado mexicano que tenga esa composición la migración”, señaló Guillén López.

…..

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.