Violencia política y Concejos Municipales indígenas en Chiapas

Votaciones de 2018 en San Juan Chamula. Foto: Ángeles Mariscal

 

 Por Delmar Méndez Gómez*

En estos últimos meses, diferentes actores políticos se han manifestado en desacuerdo y en contra de los modos en que algunos Ayuntamientos municipales se han desempeñado, como son los de Chalchihuitán y San Juan Chamula, municipios tsotsiles de Los Altos de Chiapas, que han sido acusados de corrupción, de mal manejo de los fondos económicos y de incumplir las promesas dichas en los tiempos de campaña. Frente a este panorama, los grupos inconformes han recurrido a la creación de Comisiones Permanentes para buscar otras formas “alternativas de gobierno” y solicitar la aprobación de los Concejos Municipales.

Los casos de Chalchihuitán y San Juan Chamula son distintos, cada uno de éstos tiene su particularidad en donde no sólo se disputan la presidencia municipal, sino el poder “legítimo”, el control social y el manejo de los recursos económicos que se vinculan, además, con la búsqueda de intereses personales que han provocado la polarización de las comunidades y los grupos. Esta disputa la cobijan con el discurso que enuncian sobre el reconocimiento de la “autodeterminación” de los pueblos indígenas, sin embargo, en la práctica manifiestan una contradicción con la habilitación de los Concejos Municipales: su rasgo principal es que tiene una razón sustituta con respecto a la figura constitucional del Ayuntamiento, no un cambio ideológico en el ejercicio de la política.

La figura de los Concejos Municipales es reconocida en los artículo 18 y 20 de la Ley de Desarrollo Constitucional en materia de Gobierno y Administración Municipal del Estado de Chiapas, al afirmar que “en caso de declararse desaparecido un ayuntamiento o por renuncia o falta definitiva de la mayoría de sus miembros, el Congreso del Estado designará un Concejo Municipal integrado por un mínimo de tres y un máximo de cinco personas que deberán cumplir los mismos requisitos señalados para ser miembro de un Ayuntamiento”[i]. Los principales argumentos para que el Congreso apruebe la formación y la función temporal de los Concejos Municipales son: a) que los Ayuntamientos no hayan terminado su mandato por alguna de las causas expresadas en el artículo 224, fracciones I a la IX; b) los Ayuntamientos sean suspendidos o se haya emitido su desaparición; c) se haya revocado el mandato de sus miembros por alguna de las causas graves que la ley local prevenga, siempre y cuando hayan tenido oportunidad para rendir las pruebas y hacer la defensa que a su juicio convengan; d) se haya actualizado la renuncia o falta absoluta de la mayoría de los miembros del Ayuntamiento; e) y que no exista la posibilidad legal de que entren en funciones los suplentes ni que se celebren nuevas elecciones. En el caso de Chalchihuitán más de una de éstas se cumplen, no así en el caso de San Juan Chamula.

 

Contexto: la disputa política

Chalchihuitán

En las elecciones del 01 de julio de 2018, Margarita Díaz García, candidata por el Partido Acción Nacional (PAN), ganó las elecciones, pero fue impugnado. Finalmente, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ratificó el resultado. Sin embargo, a pesar de haber sido reconocida constitucionalmente como la presidenta municipal, no ejerció su cargo, pues quien tomaba las decisiones políticas, los acuerdos y el manejo de los recursos era Hermelindo García Núñez, el síndico municipal; acción que incumplía con lo señalado en la reforma política-electoral sobre la paridad de género. Desde el inicio de actividades en octubre de 2018, el ayuntamiento fue acusado de actos de corrupción, de abuso de autoridad y persecución de líderes políticos, acciones que llevaron a que un grupo de actores formara la Comisión Permanente de Chalchihuitán, el 12 de marzo del presente año.

Dicha Comisión ––conformada por ex candidatos de los partidos de Morena y el PRI, por líderes y militantes de ambos partidos–– solicitó a la Auditoría Superior del Estado la investigación de la ejecución de los recursos económicos del municipio. La auditoria fue realizada a mediados de mayo, y a finales del mismo mes los resultados develaron irregularidades en la cuenta pública del Ayuntamiento de Chalchihuitán. Esta situación llevo a que giraran órdenes de aprehensión contra la presidenta y el síndico municipal, quienes fueron detenidos y encarcelados en el mes de julio[ii].

El 21 de julio, La Comisión Permanente de Chalchihuitán convocó a las 38 comunidades a una asamblea, logrando un consenso para elegir a los que integrarían el Concejo Municipal. Sara Núñez Sánchez fue elegida presidenta del Concejo, y a Lucio Gómez Sánchez, Concejal síndico. El 13 de septiembre, el pleno de la Sexagésima Séptima Legislatura  aprobó el nombramiento de los hombres y las mujeres[iii] que integrarían el Concejo Municipal, después de haber destituido a la presidenta municipal y al declararse desaparecido el Ayuntamiento de Chalchihuitán.

 

San Juan Chamula

En las elecciones de julio de 2018, Ponciano Gómez Gómez, candidato por la Coalición conformada por los partidos Morena, el Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social, resultó ganador. Luego de tomar posesión y ejercer funciones, denunció ante el Órgano de Fiscalización del Estado la desaparición de 45 millones de pesos que no encontró al iniciar su administración. Esto provocó el malestar de un grupo opositor, quien lo acusó de haberse robado los fondos y de incumplir a las comunidades. Tras varios meses de tensiones, dicho grupo, encabezado por Juan Shilón de la Cruz, decidió retomar la figura del Concejo Municipal, que antes ya había sido reconocido por la Sexagésima Sexta Legislatura del estado de Chiapas, para ejercer funciones entre el 2017 y 2018[iv].

El 4 de agosto[v], el Concejo Municipal convocó a un plebiscito en la cabecera municipal, para elegir a los miembros del Concejo, al que asistieron 72 líderes de un poco más de 20 comunidades que no representó ni la mitad del total de parajes del municipio. Juan Shilón de la Cruz se auto postuló como presidente, develando que el proceso no tuvo un fundamento democrático. Una vez elegidos a los integrantes del Concejo, éste solicitó, por un lado, su reconocimiento oficial ante el poder Ejecutivo y Legislativo, el cual no ha sido aceptado. Y del otro lado, pidió a la Auditoría Superior del Estado realizar una investigación para conocer el destino de los 45 millones de pesos. No obstante, lo que no se dice es que el dinero reclamado fue liberado en el mes de septiembre de 2018, cuando aún actuaba el anterior Concejo Municipal (2017-2018), encabezado por Mario Sántiz Gómez, actual diputado indígena por el PRI-PVEM.

Una de las característica que distingue el caso de San Juan Chamula es el uso de la violencia. Entre agosto y septiembre se han presentado varios hechos violentos, como fue la toma de las instalaciones de la alcaldía por parte de un grupo armado y aliado con el Concejo Municipal, ante el posible regreso de Ponciano Gómez, quien ha atendido a las comunidades en San Cristóbal de Las Casas, en tanto no hay garantías de seguridad para trabajar en el municipio. Asimismo, supuestos seguidores del presidente municipal[vi] quemaron las oficinas del PRI, localizadas en la cabecera del municipio. Dichas acciones han estimulado el crecimiento de los conflictos políticos y sociales en Chamula, que de momento no ha cobrado la vida de nadie.

 

Los Concejos Municipales ¿una “alternativa” política?

La figura de los Concejos Municipales es reconocida ante la Ley Orgánica Municipal del Estado de Chiapas, para concluir los periodos en curso[vii]. Por ello, el caso de Chalchihuitán, mucho menos el de San Juan Chamula ––que carece de reconocimiento––, no puede verse como una victoria de quienes están en contra de la democracia representativa y de los partidos políticos, pues éste no es un proceso que abre al camino para reconocer la “autodeterminación” de los pueblos y su autonomía política, como es el caso particular de Oxchuc, en donde hubo elecciones mediante el método electoral de “sistemas normativos de usos y costumbres”, en abril de este año, después de haber recorrido un amplio camino, desde el 2016, “para hacer realidad sus derechos autonómicos constitucionalmente reconocidos, mediante la vía del reconocimiento jurídico”[viii]. Por esa razón, no puede aseverarse fácilmente que los Concejos Municipales sean una “alternativa” política como los grupos en disputa lo han señalado.

Esto no quiere decir que no existan las posibilidades para que los Concejos Municipales puedan ejercer funciones de una manera responsable, comprometida, transparente y justa. Al menos eso puede verse con el caso de Chalchihuitán, en donde el Concejo logró un principio básico en el ejercicio de lo político: articular a las comunidades del municipio, acontecimiento que les dio legitimidad, al recibir el apoyo de lo acordado en la asamblea. Asimismo, el trabajo de la Comisión Permanente por la vía pacífica, dialogando directamente con las instituciones del gobierno les permitió actuar sin generar violencia y fragmentar a las comunidades. Finalmente, la resolución de la Auditoría Superior del Estado llevó a la disolución del Ayuntamiento y, a su vez, permitió el reconocimiento constitucional del Concejo Municipal de Chalchihuitán hasta septiembre del 2021.

Del otro lado, el caso de San Juan Chamula es distinto en tanto que el Concejo Municipal fue una iniciativa de una figura que se nombró presidente Concejal, que éste se ha involucrado en actos de violencia e intimidación; que el plebiscito realizado no alcanzó la mitad de las comunidades y que tampoco cuenta con el apoyo de los tres barrios de la cabecera municipal de Chamula, y que el Concejo Municipal no ha sido aceptado por el Congreso del estado. En este sentido, la búsqueda por redireccionar el rumbo político de San Juan Chamula tiene un síntoma de disputa de intereses personales y económicos, más que de reestablecer la tranquilidad en el municipio.

Una característica común en ambos casos, es que los Concejos Municipales están constituidos por ex candidatos y militantes de los partidos que perdieron en las elecciones de 2018, herederos de las viejas prácticas de la política partidaria, de las cuales resulta difícil desprenderse.

 

* Integrante del Observatorio de las Democracias: sur de México y Centroamérica (Odemca), del Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica (Cesmeca-Unicach). E-mail: delmarmego@gmail.com

[i] Véase la Ley de Desarrollo Constitucional en materia de Gobierno y Administración Municipal del Estado de Chiapas, disponible en: https://www.congresochiapas.gob.mx/new/Info-Parlamentaria/LEY_0073.pdf?v=MTE=

[ii] Según la auditoría señaló que de los 70 millones de pesos transferidos a la cuenta pública de Chalchihuitán, tan sólo el 25% de los recursos económicos ejercidos habían sido justificados. Cabe señalar que la ex presidenta municipal ya fue liberada, gracias a la intervención de instancias que solicitaron atender su caso con perspectiva de género y violencia política. Véase León, Luz María (22 de julio de 2019). “Crean Concejo Municipal de Chalchihuitán tras meses de agresiones contra pobladores”. Rompeviento, disponible en: https://www.rompeviento.tv/crean-concejo-municipal-de-chalchihuitan-tras-meses-de-agresiones-contra-pobladores/

[iii] Los integrantes del Concejo Municipal son: Concejal presidenta, ciudadana Sara Núñez Sánchez; Concejal síndico, ciudadano Lucio Gómez Sánchez; Concejal regidora, ciudadana Irma Díaz Hernández; Concejal regidor, ciudadano Rogelio Pérez Núñez; y Concejal regidora, ciudadana Patricia Pérez Pérez. Dicho Concejo Municipal trabajará hasta el 30 de septiembre del 2021. Cabe señalar, que algunos de los miembros son o fueron militantes de algún partido político, por ejemplo la presidenta Concejal es esposa de un ex candidato del PRI y uno de los representantes de la Comisión Permanente de Chalchihuitán, es decir, no es gratuito el lugar en el que está, en tanto que ha recibido apoyo de quienes han estado en la vida política.

[iv] El Concejo Municipal se formalizó meses después de haber sido asesinado Domingo López González, ex presidente de San Juan Chamula por el Partido Verde Ecologista Nacional (PVEM). Asimismo, tras las presiones de los militantes del PRI, el presidente municipal sustituto Mateo Gómez Gómez pidió su renuncia, junto con todo el equipo de trabajo de esa administración, para que el Concejo Municipal tomara protesta y comenzara actividades. Véase López Dóriga, Joaquín (11 de octubre de 2016). “Integrantes del Concejo Municipal de San Juan Chamula toman protesta”. López-Dóriga Digital, disponible en: https://lopezdoriga.com/nacional/integrantes-del-concejo-municipal-de-san-juan-chamula-toman-protesta/

[v] López, Isaí (16 de agosto de 2019). “Chamula demanda solución al conflicto y piden Concejo Municipal”. El Heraldo de Chiapas, disponible en: https://www.elheraldodechiapas.com.mx/local/chamula-demanda-solucion-al-conflicto-y-piden-concejo-municipal-4078861.html

[vi] Toxqui, Angélica (22 de agosto de 2019). “Incendian oficinas del PRI en San Juan Chamula, Chiapas”. Acustik noticias, disponible en: https://acustiknoticias.com/2019/08/incendian-oficinas-del-pri-en-san-juan-chamula-chiapas/

[vii] Cabe señalar que actualmente en Chiapas están aprobados los Concejos Municipales en Belisario Domínguez, Nicolás Ruiz y Arraiga. Mientras tanto Bochil continúa en la búsqueda por habilitar su Concejo Municipal, tras meses de intento enfrentamiento y violencia.

[viii] Burguete Cal y Mayor, Aracely (13 de marzo de 2019). “13 de abril de 2019, elecciones por usos y costumbres en Oxchuc. El calendario electoral”. Chiapas Paralelo, disponible en: https://www.chiapasparalelo.com/opinion/2019/03/13-de-abril-de-2019-elecciones-por-usos-y-costumbres-en-oxchuc-el-calendario-electoral/

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.