Crisis económica frente al covid-19, reflexiones de la estudiante de la UNICH

América se vuelve poco a poco el foco de infección más grande (Actualización desde lo local a lo global del COVID-19)

Por Jakeline Sánchez

Noticias en TV, redes sociales, locución e información del aumento de casos y el número de fallecidos ante la pandemia del Covid-19, ha llevado a la preocupación a muchas de las personas. Efectivamente todos los estados y los pueblos originarios ante esta catastrófica situación han tenido un tropiezo en la economía.

México y todo el mundo se está enfrentando a una situación vulnerable tal y como es la enfermedad del Coronavirus, pero no solo afecta a la salud de las personas, también cabe mencionar que las medidas preventivas que se están llevando a cabo han causado impacto en la economía, así como se han suscitado los robos y saqueos en las diferentes ciudades.

Las medidas de prevención que se están divulgando son el lavado de las manos frecuentemente y la sana distancia, también debido al aumento de casos del Covid-19 en México, se propuso la “cuarentena” mantenerse en casa, pero la cuarentena ha sido una afectación ante la economía y los robos.

Hay personas que les cuesta estar en casa por 30 días, por el trabajo, por mantener a una familia en donde solo tienen una fuente de ingresos como un negocio en el mercado, en las calles, etc. La gran mayoría de las personas ha sido obligadamente refugiada para no contagiar y evitar, pero sucede que no es tan fácil dejar de ir a trabajar, como la típica frase de los mexicanos “te mueres de un virus o te mueres de hambre”. La mayor parte de las personas lucha cada día para un mejor futuro de ellos por eso no es tan fácil, los funcionarios públicos, maestros y personas que se mantienen por laborar en el gobierno no tendrán mucha afectación, pero qué pasa con las personas que no tienen un sueldo fijo y que se ganan día a día para salir adelante. Situación preocupante.

Pero también, ¿qué pasa con las personas de los pueblos originarios? aún es más trágica la situación, gran parte de los negocios han sido afectados, muchas personas se desesperan, porque los negocios son habitualmente una tienda de abarrotes, flores, frutas y verduras en ciudades y en todos estos, la venta de productos ha disminuido.

La esperanza sigue brillando aún en los mexicanos, a pesar de la preocupación por la crisis económica en gran parte de la sociedad, la corrupción dentro de las instituciones de salud, el abuso del aumento de precios de los productos, los robos en las plazas y el cierre de las iglesias, aunque no les permita tener comunión dentro de ella, pero la esperanza de los creyentes sigue firme.

Sí, aún hay esperanza de toda esta situación, al final del túnel de la pandemia, existe la luz, la esperanza y que todo cambie a la sociedad después de esta enfermedad provocada por los seres humanos, seamos conscientes y optimistas, hoy más que nunca se requiere de la Fe absoluta y el trabajo como equipo de la sociedad y de todo el mundo.

“Esto no es un castigo de Dios es un chance para entender que es necesario cambiar. Nunca es tarde y nada es para siempre “-como dice Luis Enrique Mejía Godoy.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.