Régimen de Excepción en El Salvador

 Foto: Francisco López Velásquez/Chiapas PARALELO.

Edgar Baltazar Landeros[1]

Todos nacimos medio muertos en 1932

Ser salvadoreño es ser medio muerto

 eso que se mueve

es la mitad de la vida que nos dejaron

Roque Dalton

 

El Salvador vive en un estado de excepción permanente que oscila entre la tregua y el combate ante las maras identificadas como enemigo interno. El régimen autoritario instaurado por los hermanos Bukele, con la asesoría de la extrema derecha venezolana, mantiene una tregua con las pandillas, protege a sus líderes, a la vez que presenta ante el público un espectáculo punitivo y necropolítico de capturas masivas de población excedente o muerta civil.

Bukele protege de la extradición a 14 cabecillas de la MS13 que son reclamados por los Estados Unidos, esto por medio de la férrea defensa pandillera que hacen los magistrados que el propio clan Bukele impuso en la Corte Suprema tras dar un Golpe de Estado al poder judicial el 5 de mayo de 2021[2]. La tregua consiste en privilegios y protección para líderes pandilleros a cambio de apoyo electoral para el nuevo partido hegemónico, Nuevas Ideas; pero, sobre todo, a cambio de la reducción de la violencia homicida.

La negociación, que ha permitido la disminución histórica de los homicidios en el país centroamericano, trata de cubrirse con una exitosa estrategia propagandística denominada “Plan Control Territorial” (PCT). Un plan que no es plan, que no se conoce en sus metas, objetivos o indicadores, sino en fases sorpresa e improvisación que el autócrata millennial anuncia en sus redes sociales dependiendo de la coyuntura política que enfrente. En PCT es una reedición de las viejas medidas de mano dura, pero comunicadas ahora mediante redes social oficiales, drones y música de fondo. En el marco del supuesto plan, se ejecutaron 99, 169 capturas desde el anuncio de su implementación en junio de 2019 hasta finales de 2021[3].

En 2022, en un fin de semana parecía romperse la tregua y caerse el show mediático. Los Bukele reaccionaron haciendo lo que mejor saben: propaganda a costillas de la persecución y castigo del enemigo interno; no de liderazgos pandilleriles, sino de la población más pobre y marginada, la carne de cañón de lo que se ha anunciado como nueva “guerra”.

En el día más violento en dos décadas, el sábado 26 de marzo, las pandillas, en venganza por la captura de algunos de sus liderazgos, asesinaron a 62 personas; demostrando que son ellas quienes deciden si se continúa o no con la tregua. Ya habían asesinado a 14 personas el día anterior. Buena parte de las personas asesinadas “estaban trabajando o tenían una actividad económica ningún antecedente penal”[4].

Tras ese violento fin de semana, el domingo 27 de marzo, la Asamblea Legislativa dominada por el bukelato aprobó un Régimen de Excepción, inicialmente por 30 días, pero prorrogado en dos oportunidades para mantenerlo vigente hasta la fecha; en él, se suspenden los derechos de libre asociación, manifestación y defensa, se permite la intervención de comunicaciones y correspondencia, además de que se amplía a 15 días el plazo de detención administrativa. La Asamblea también aprobó reformas[5] para aumentar las penas para integrantes y colaboradores de pandillas. Con las reformas avaladas por la bancada oficialista, menores de entre 12 y 16 años podrán ir a prisión hasta 10 años, y hasta 20 años en el caso de jóvenes de 16 a 18 años.

Osiris Luna, director de Centros Penales, acusado de actos de corrupción y de ser parte del equipo gubernamental que pacta con las pandillas, ante el público, en el marco de la puesta en marcha de una afinada maquinaria propagandística, declaró el 4 de abril en una entrevista televisiva:

Todo el sufrimiento que le han hecho estos bastardos a la población, nosotros se le vamos a hacer pasar en las cárceles (…) Nos vamos a acabar a las pandillas y esta guerra la vamos a ganar en el nombre de Dios, y con estos héroes policiales y estos héroes verde olivo que están de cara, día a día haciendo capturas, enfrentando a estos criminales, poniéndolos tras las rejas; y nosotros dentro del sistema penitenciario les vamos a hacer sentir el régimen más severo (…) Los vamos a perseguir con tanquetas, los vamos a perseguir con armas largas (…)[6]

En sintonía, el ausente vicepresidente Félix Ulloa, quien hace mínimas apariciones públicas o declaraciones a la prensa, reconoció en un evento que el régimen de excepción es un mecanismo de limpieza social: «Ahora estamos limpiando las comunidades, ahora se están capturando, procesando a esos criminales (…) mandaban en el país, controlaban más de un tercio de todo el territorio nacional”[7], reconoció. El oficialismo echó a andar lo que en sus redes sociales denominó #GuerraContraPandillas, en contra de un enemigo, según Bukele, conformado por 70,000 pandilleros en libertad y 16,000 en prisión[8].

En el contexto de la nueva guerra, a tres días del Régimen de Excepción, 1,600 personas ya habían sido capturadas, en los primeros 17 días ya eran más de 10 mil; el primero de mayo llegaron a 22,754, el 10 de mayo 7 mil más; al 17 de junio, el número de personas detenidas asciende ya a la desconcertante cifra de 41, 856[9]. Las miles de familias de los detenidos, pobres en su mayoría, han pasado un auténtico viacrucis, viajando desde todos los rincones del país hacia los centros penales, durmiendo en la intemperie en búsqueda de información sobre los detenidos y endeudándose para pagar la comida e insumos básicos que no son provistos por el Estado. La defensa pública de calidad es uno de esos servicios no provistos. Los 263 defensores públicos de la Procuraduría General de la República (PGR)[10] no se dan abasto para atender los casos de los miles de detenidos ni para una participación técnica adecuada en audiencia con más de 300 imputados[11].

Hasta el domingo 12 de junio, 45 hombres detenidos durante Régimen de Excepción han muerto en las cárceles salvadoreñas[12]. De las muertes totales, para el período del 27 de marzo al 28 de mayo, Amnistía Internacional reconoció al menos 23 ejecuciones[13]. En El Salvador hay una crisis humanitaria, un régimen dictatorial y un Estado de excepción permanente que está terminando por demoler los de por sí frágiles cimientos de la democracia salvadoreña construida tras los Acuerdo de Paz. Pero como la excepción es la regla y el populismo punitivo es ley, la democracia se torna en demagogia, en autocracia avalada por la mayoría. El prototipo de autócrata del siglo XXI, que goza de la aprobación de al menos 8 de cada 10 salvadoreños, en su discurso del primero de junio por motivo de su tercer año de gobierno autoritario, aseguró ante sus asambleístas: “estamos a punto de ganar la guerra contra las pandillas”. Mientras aquellos, representantes electos del pueblo salvadoreño, en sintonía con los nuevos aires dictatoriales, aplaudían y gritaban con desmedida excitación: “¡reelección, reelección, reelección!”.

 

 

[1] Egresado del Doctorado en Ciencias Sociales y Humanísticas del Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Cesmeca-Unicach), colaborador del Observatorio de las Democracias: Sur de México y Centroamérica.

[2] El Faro “Bukele y las pandillas: de negociaciones secretas al régimen de excepción”. El Faro, 28 de marzo de 2022. https://elfaro.net/es/202203/columnas/26098/Bukele-y-las-pandillas-de-negociaciones-secretas-al-r%C3%A9gimen-de-excepci%C3%B3n.htm

[3] Jordán, Laura “Las 99,000 capturas del Plan Control Territorial que no han frenado la violencia en El Salvador”. La Prensa Gráfica. https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/Las-99000-capturas-del-Plan-Control-Territorial-que-no-han-frenado-la-violencia-20220330-0083.html

[4] Gavarrete, Julia “El Salvador en Régimen de Excepción tras jornada de más de 70 homicidios”. El Faro, 27 de marzo de 2022. https://elfaro.net/es/202203/el_salvador/26096/El-Salvador-en-R%C3%A9gimen-de-Excepci%C3%B3n-tras-jornada-de-m%C3%A1s-de-70-homicidios.htm

[5] Ramírez, Karla, Beatriz Calderón y Laura Flores “Asamblea aprueba 8 iniciativas de Bukele: Incluye mantener presas a personas arrestadas por `desórdenes públicos´”. La Prensa Gráfica. 30 de marzo de 2022. https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/Presentan-9-iniciativas-de-Bukele-para-reforzar-el-combate-contra-las-pandillas-a-discutirse-en-sesion-plenaria-extraordinaria-20220330-0039.html

[6]  Ramírez, Karla “`Todo el sufrimiento que le han hecho estos bastardos a la población, nosotros se lo vamos a hacer pasar en las cárceles¨: Osiris Luna”. La Prensa Gráfica. 4 de abril de 2022. https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/Todo-el-sufrimiento-que-le-han-hecho-estos-bastardos-a-la-poblacion-nosotros-se-lo-vamos-a-hacer-pasar-en-las-carceles-Osiris-Luna-20220404-0024.html

[7] Espinoza, Claudia “Vicepresidente Félix Ulloa justificó régimen de excepción”. La Prensa Gráfica. 2 de junio de 2022. https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/Vicepresidente-Felix-Ulloa-justifico-regimen-de-excepcion-20220602-0001.html

[8] Barrera, Carlos y Víctor Peña “Entre el Régimen de Excepción y las pandillas”. El Faro, 10 de abril de 2022. https://elfaro.net/es/202204/ef_foto/26122/Entre-el-R%C3%A9gimen-de-Excepci%C3%B3n-y-las-pandillas.htm

[9]Urbina, Javier “Casi 9,000 detenidos aún no pasan por primera audiencia”. La Prensa Gráfica. 17 de junio de 2022. https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/Casi-9000-detenidos-aun-no-pasan-por-primera-audiencia-20220616-0086.html

[10] Gavarrete, Julia “Diario de un defensor público aplastado por el Régimen de Excepción”.  El Faro. 12 de junio de 2022. https://elfaro.net/es/202206/el_salvador/26218/Diario-de-un-defensor-p%C3%BAblico-aplastado-por-el-R%C3%A9gimen-de-Excepci%C3%B3n.htm

[11] Espinoza, Claudia “Jueces sin rostro traerán consecuencias a procesados en régimen”. La Prensa Gráfica. 9 de junio de 2022. https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/Jueces-sin-rostro-traeran-consecuencias-a-procesados-en-regimen-20220608-0087.html

[12] León, Tania “Estado salvadoreño comete crímenes de lesa humanidad”. La Prensa Gráfica. 16 de juniode 2022. https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/Estado-salvadoreno-comete-crimenes-de-lesa-humanidad-20220615-0095.html

[13] Jordán, Laura “Al menos 6 detenidos han muerto por golpes durante el régimen de excepción”. La Prensa Gráfica. 13 de junio de 2022. https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/Al-menos-6-detenidos-han-muerto-por-golpes-20220612-0050.html

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: