De mala imagen y ecologismo

Imagen: Taras Chernus

Con el caso del Tren Maya se han vivido acusaciones contra ecologistas, con el fin de justificar este proyecto desarrollista.

¿Por qué se ataca al ecologismo? En el foro público, o más bien: en los medios de comunicación hegemónicos, desde hace algunos meses estamos viendo cómo se intenta desacreditar a personas que participan en campañas ecologistas o a algunas propuestas del ecologismo más social.

El caso más claro es el del Tren Maya. Este megaproyecto impulsado desde el Gobierno de Morena atraviesa zonas de riqueza cultural, social y natural que las ponen seriamente en peligro. El fin es económico: traerá progreso y desarrollo. Como expresa un viejo proverbio indoamericano (atribuido al Gran Jefe Seattle), “cuando el último árbol sea cortado, el último río envenenado y el último pez pescado, entonces te darás cuenta de que el dinero no se come”. Creo que se necesitan otro tipo de políticas públicas para beneficiar a la población local.

Un caso que desde gran parte de las ciencias (naturales y sociales) y desde los territorios declaran como un error, propio del desarrollismo del siglo XX, impropio de las soluciones a las crisis ecosociales que vivimos y aumentarán en los próximos años.

Y ese intento de dar mala imagen de los grupos ecologistas no solo pasa en México, también en España, donde se les ha llegado a acusar de propiciar los intensos incendios forestales de julio y agosto, o en países de Suramérica, cuando se intenta salvar la biodiversidad y el territorio frente a los extractivismos, siendo etiquetados como “enemigos del progreso”.

En una encuesta realizada por Sensata UX Research sobre Justicia Climática en América Latina uno de los resultados que me llamó la atención fue que existe un gran desconocimiento de la labor que hacen las personas que luchan por otra forma de relacionarse con el medio ambiente y los peligros que enfrentan, habiendo decenas de asesinatos cada año en nuestros países.

Hay personas que se juegan la vida, y muchas desgraciadamente la pierden, en esa defensa y alertando que tenemos que cambiar nuestros modos de vida. El crecimiento ilimitado en el que se basa el neoliberalismo capitalista es insostenible. Nuestro hábitat, el planeta Tierra, está gravemente en peligro.

Regresando a la pregunta inicial, ¿por qué se ataca al ecologismo? Es evidente que los ecologistas cometen errores, o dicen tonterías. Claro. Errar es humano. Pero no por ello se tienen que desacreditar sus luchas.

Pero se me ocurre que esos ataques llegan desde los medios corporativos, que tienen intereses en los proyectos extractivistas y desarrollistas. ¿No creen que un medio de comunicación que tiene en su consejo a un banquero, el cuál precisamente financia a una multinacional va a estar en contra de sus atropellos? Creo que es poco probable. Los medios corporativo son eso, empresas, con el interés de hacer dinero.

Por eso es importante apoyar, leer, participar y difundir a los medios alternativos, independientes, comunitarios. Hay muchos y variados, también con sus errores, pero con el interés de informar, hacer pensar y ponernos en acción.

 

Nos vemos por acá. Salud!

(Y no olviden suscribirse y darle al like)

Contacto: manugomez@disroot.org

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: