El fin del Título 42 y el Título 8 recargado: vidas lloradas en el sueño americano

Centroamérica: las fronteras del abandono.
Foto: José Ignacio de Alba

Por Daniel Villafuerte Solís

El Título 42, impuesto a partir del 20 de marzo de 2020 por el presidente Donald Trump debido a la pandemia del coronavirus, ha sido el instrumento más letal para migrantes y solicitantes de asilo, permitió la expulsión inmediata de 2.8 millones de personas, con lo que se violó el principio de non-refoulement (no devolución), de la Convención Internacional sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951.

La postura de la OIM y la ACNUR no avalan la implementación del Título 42 y la consideran inaceptable: “la nueva norma adoptada por el Gobierno estadounidense que restringe el acceso para los solicitantes de asilo que llegan de manera irregular, tras transitar por otro país, es incompatible con los principios del derecho internacional de los refugiados”[i].

El 11 de mayo del presente se levantó la disposición del Título 42, sin embargo, como ha anunciado el titular del Departamento de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorcas, “la frontera no estará abierta”. El funcionario advirtió: “quienes lleguen a la frontera sur terrestre de forma irregular enfrentarán las consecuencias. El mensaje es muy claro. Ayudaremos a quienes lo necesiten de acuerdo con lo establecido en nuestro marco legal. La frontera no está abierta, no ha estado abierta y no estará abierta el 11 de mayo”[ii].

La fecha del 11 de mayo era un momento esperado para los migrantes y solicitantes de refugio. Las autoridades de México y Estados Unidos esperaban un escenario de violencia en una frontera des-bordada; sin embargo, en los primeros minutos del 12 de mayo no se produjeron tumultos.

El canciller Marcelo Ebrard informó que no hubo violencia, tampoco se vieron las grandes masas, indicó que en “las ciudades fronterizas de Ciudad Juárez, Chihuahua, y Matamoros, Tamaulipas, continúan los grupos de migrantes en las mismas cantidades, más o menos aproximadamente 10 mil y cinco mil 500 respectivamente”[iii]. Por su parte, Alejandro Mayorkas, Secretario de Seguridad Nacional, refirió: “estamos listos para procesar y expulsar humanamente a las personas sin una base legal para permanecer en los EE. UU. Tenemos 24,000 agentes y oficiales de la Patrulla Fronteriza en la Frontera suroeste y hemos enviado miles de tropas y contratistas, y más de mil oficiales de asilo para ayudar a hacer cumplir nuestras leyes”[iv]

Qué significa “expulsar humanamente”, cuando la misma expulsión es inhumana, violatoria del derecho internacional de los derechos humanos. El Secretario Mayorkas subrayó que “la frontera no está abierta. Las personas que no utilizan las vías legales disponibles para ingresar a los EE. UU. ahora enfrentan consecuencias más duras, incluida una prohibición mínima de cinco años de reingreso y un posible enjuiciamiento penal”[v].

Una cantidad importante de migrantes acampaban frente al muro fronterizo, esperando la oportunidad de cruzar a territorio estadounidense. Las fotografías publicadas por el diario digital La Verdad Juárez[vi] son desgarradoras. Las imágenes se asemejan a un campo de concentración rodeado de un enorme muro metálico y una valla de alambrada de navajas, un campo militarizado como si se tratara de gente de extrema peligrosidad. En realidad, las masas de migrantes “no se exigen nada especial, sino que para ellas vivir es ser en cada instante lo que ya son, sin esfuerzo de perfección sobre sí mismas, boyas que van a la deriva”[vii]

Previo al levantamiento de la medida restrictiva, el Departamento de Seguridad Nacional preparó una estrategia hemisférica, en la que participan Colombia, Panamá, México, Guatemala, principalmente, con medidas de control, que denomina “de gran alcance adicionales para gestionar la frontera con humanidad a través de la disuasión, el cumplimiento y la diplomacia”[viii]

Si el enunciado “humanidad” significa piedad, compasión, misericordia, ternura, entre otros, la gestión de la frontera difundida por el Departamento de Seguridad Nacional representa todo lo contrario porque se sustenta en la fórmula trinitaria:  disuasión-aplicación-diplomacia. Veamos cada uno de los elementos que la integran.

El primer punto de la fórmula consiste esencialmente en contener el flujo migratorio de paso por el Darién y “erradicar las redes criminales de contrabando”, con el apoyo de las autoridades panameñas y colombianas; duplicar el número de refugiados, ampliar y crear nuevos programas de reunificación familiar, aceptar hasta 30 000 personas por mes de Venezuela, Nicaragua, Cuba y Haití; consecuencias para quienes no utilicen las vías legales; así como “someter a las personas a una expulsión acelerada, con consecuencias para las personas a las que se ordenó su expulsión, incluida una prohibición de reingreso de cinco años”[ix]

El segundo punto consiste en elevar a 4 mil soldados para el resguardo de la frontera, con el envío de 1 500 adicionales; liberar a los más de 24 000 agentes, mediante el arribo de miles de contratistas del Departamento de Seguridad, para que concentren en la primera línea; ampliación de la capacidad de Aduanas y Protección de Fronteras en más de 50 por ciento; así como aumentar de manera sustancial la cantidad de vuelos semanales para la deportación[x].

Finalmente, el tercer punto de la fórmula consiste en acuerdos de repatriación con los países del hemisferio occidental para la expulsión rápida de personas; aplicación de acciones conjuntas de la ley de México y Estados contra los contrabandistas y traficantes de personas[xi]. Estos tres puntos abonan a lo que Reece Jones[xii] denomina “fronteras violentas” que, entre otras cosas, consiste en el gasto de miles de millones de dólares para la seguridad fronteriza, que se traduce en la muerte de migrantes.

La nueva estrategia de contención se resume en el Título 8, en su versión “recargada”. El Departamento de Seguridad Nacional refiere que “las personas expulsadas en virtud del Título 8 están sujetas a una prohibición de admisión de cinco años y a un posible proceso penal en caso de que intenten volver a ingresar ilegalmente”[xiii]. Para ser más precisos, las personas que intenten ingresar a territorio estadounidense, sin autorización, “están sujetos a consecuencias adicionales a largo plazo más allá de la expulsión de los Estados Unidos, incluidas las prohibiciones a futuros beneficios de inmigración”[xiv].

Para el gobierno de Estados Unidos todo conduce al tema de seguridad, el terrorismo, la migración y ahora el fentanilo son las aristas de una estrategia intervencionista, que ha sido expresada por congresistas republicanos liderados por Dan Crenshaw de Texas y Lindsey Graham de Carolina del Sur, apoyan la idea de declarar terroristas a los cárteles de la droga mexicanos y con ello justificar una intervención militar. En los últimos días se sumó el senador republicano por Luisiana, John Neely Kennedy, quien propuso a la directora de la DEA hacer un trato entre los presidentes de Estados Unidos y México para que el Ejército estadounidense ingrese a México.

Estados Unidos promueve un pacto antiinmigrante en América Latina, apelando al “espíritu de la Declaración de Los Ángeles” de la Cumbre las Américas. Evidencia de lo anterior es la reunión celebrada en Panamá con los cancilleres de Colombia y Panamá, con Alejandro Mayorcas, con presencia de la titular del Comando Sur y de la Agencia para el Desarrollo de Estados Unidos donde acuerdan reforzar las medidas de contención.

Las medidas se conjugan con otras que van directamente en la administración de la mano de obra necesaria para el funcionamiento de las economías de países como Canadá, España y Estados Unidos que se han comprometido a despresurizar la ola migratoria, que es vista con el lente de seguridad nacional.

[i] https://www.iom.int/es/news/las-americas-en-una-encrucijada-oim-y-acnur-piden-una-respuesta-colaborativa-para-las-personas-refugiadas-y-migrantes

[ii] Álvarez, Carlos (6 de mayo, 2023). La frontera de EU con México no estará abierta tras finalizar el Título 42, advierte Mayorkas desde Texas”.
https://zetatijuana.com/2023/05/la-frontera-de-eu-con-mexico-no-estara-abierta-tras-finalizar-el-titulo-42-advierte-mayorkas-desde-texas/

[iii] Presidencia de la República. (12 de mayo, 2023). Versión estenográfica. Conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador del 12 de mayo de 2023. Recuperado de https://www.gob.mx/presidencia/articulos/version-estenografica-conferencia-de-prensa-del-presidente-andres-manuel-lopez-obrador-del-12-de-mayo-de-2023?idiom=es

[iv] Homeland Security. (11 de mayo de 2023). Statement by Homeland Security Secretary Alejandro N. Mayorkas Regarding Immigration Enforcement Efforts. Recuperado de https://www.dhs.gov/news/2023/05/11/statement-homeland-security-secretary-alejandro-n-mayorkas-regarding-immigration

[v] Ibidem.

[vi] https://laverdadjuarez.com/2023/05/06/estamos-a-la-espera-migrantes-acampan-en-muro-fronterizo-en-visperas-del-fin-del-titulo-42/

[vii] Ortega y Gasset, 2010, pág. 17. La rebelión de las masas.

[viii] Homeland Security, (10 de mayo, 2023), https://www.dhs.gov/news/2023/05/10/fact-sheet-additional-sweeping-measures-humanely-manage-border

[ix] Homeland Security, (10 de mayo, 2023), https://www.dhs.gov/news/2023/05/10/fact-sheet-additional-sweeping-measures-humanely-manage-border

[x] Ibidem.

[xi] Ibidem.

[xii] Jones, Reece. (2016). Violent Borders: Refugees and the Right to Move. London: Verso.

[xiii] Homeland Security, (10 de mayo, 2023), https://www.dhs.gov/news/2023/05/10/dhs-and-doj-finalize-rule-incentivize-use-lawful-immigration-pathways

[xiv] Homeland Security (30 de marzo, 2022). DHS Preparations for a Potential Increase in Migration. Recuperado de https://www.dhs.gov/news/2022/03/30/fact-sheet-dhs-preparations-potential-increase-migration

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: