La ONU en Chiapas

“Como en su casa”, así es la manera que describe la ONU que se ha sentido desde que se instaló en Chiapas.

Sin el bombo y platillo característico del sexenio pasado, hace pocos días que la ONU presentó el informe ejecutivo de su presencia en nuestro estado.

El documento es publicado por la Oficina de Coordinación del Sistema de Naciones Unidas en México y describe a grandes rangos el contexto de su apoyo al estado de Chiapas. (ver figura 1)

ONU_1

La historia de esta relación según el mismo documento, comienza en el año de 1968; pero recibe un gran impulso durante el sexenio pasado cuando el Congreso del Estado aprueba en el 2009 una reforma constitucional para incluir la garantía del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en la Constitución del Estado.

Con esta reforma se buscaba alinear las políticas sociales a los Objetivos de Desarrollo del Milenio tanto en las acciones del gobierno estatal, como a nivel municipal y además uno de los objetivos era articularlos con el Plan de Desarrollo Chiapas Solidario 2007-2012.

Se presenta también una temática de trabajo que la ONU ejecuta con todos los actores sociales chiapanecos, llámese estatales, municipales, autoridades tradicionales, ONG´s y un largo etcétera. (ver figura 2)

ONU_2

También en otra parte el documento menciona los cinco programas conjuntos que la ONU mantiene en el estado; (figura 3) el esquema de cooperación con el que trabajan sus agencias y además incluye varios asuntos que considera “cardinales” para el futuro de la organización en Chiapas:

ONU_3

a)     El compromiso con las metas sociales y la sostenibilidad de su presencia en Chiapas: que va más allá de lograr alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y busca trabajar para alcanzar el desarrollo sostenido.

b)    La sinergia con la sociedad y el estado. Que se convirtieron en aliados de la ONU.

c)     La extensión del modelo a la región Sur-Sureste. Porque comparte los mismos desafíos de Chiapas.

d)    La corresponsabilidad financiera. Si el compromiso con la ONU es mayor, mayor será el apoyo técnico y el impacto de las políticas públicas en las que estén vinculados.

Ahora bien? Que nos ha dejado cuatro años de presencia de la ONU en Chiapas?

En el documento e incluso un video que circula en la red http://bit.ly/1dTRcVI se menciona que con el apoyo de la ONU se lograron 1,639 mejoras de vivienda, 920 localidades desarrollaron proyectos productivos, 500 artesanos se capacitaron en talleres productivos, 67 escuelas participan en un proyecto especial y 30 municipios contaron con asistencia técnica para prevenir los desastres naturales.

El resultado parece poco si se compara con el número de viviendas que necesitan mejorarse en Chiapas, con el número de localidades que tiene el estado y con el número de escuelas con que contamos.

Poco tenemos que celebrar hasta el momento de su presencia en Chiapas.

Primero tendrá que aclarar la leyenda negra que persigue a su ex representante en México y su total subordinación a los intereses políticos de la anterior administración estatal.

Por lo menos este autor no recuerda una declaración de su anterior representante en México que honre el espíritu de la organización respecto a los abusos del poder en el sexenio pasado, respecto también a la sempiterna violación de los derechos humanos en nuestro estado, o que decir de los abusos a los migrantes y la violencia religiosa.

Eso sin contar la falla estructural de su intervención en lo que debió de ser una de sus tareas básicas: cuidar la eficacia del gasto público.

Burócratas despedidos, organismos operadores estatales en quiebra y adeudos millonarios son algunas de las muestras de esa falta de eficacia en el gasto público estatal.

Si un gobierno solicita la ayuda de un organismo financiero internacional, este prácticamente lo primero que hace son recomendaciones en materia fiscal y de gasto público. Así se asegura la puesta en marcha de sus acciones y recomendaciones. Le guste o no a la población en general.

Pero parece que todo nos sale mal a los chiapanecos, puesto que la intervención internacional solicitada no era del Banco Mundial o del Fondo Monetario Internacional. ¿Cómo nos hubiera ido con estos dos organismos?.

Mejor no doy ideas.

Pero se pidió la colaboración de una de las construcciones globales más exitosas en algo que parecía muy noble y necesario.

Prácticamente no avanzamos nada.

¿Culpa de quien fue?

La ONU en Chiapas debe de trabajar con el gobierno actual en ahora si lograr la eficiencia del gasto.

Que este realmente llegue a donde se necesita para que logre impactar en los indicadores sociales y a la par, sea el referente que abandere las causas de justicia social más urgentes de nuestro estado.

No perdamos otros cuatro años. Que Chiapas sea la verdadera casa de la ONU.

 

@GerardoCoutino  en twitter

geracouti@hotmail.com

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.