El cambio climático en Tuxtla Gutiérrez

El cambio climático en Tuxtla Gutiérrez

Por José Luis Castro Aguilar

*La ciudad con la temperatura más baja: 7.4 °C.
*Temperatura extremosa de 38.6 °C.

La ciudad de Tuxtla Gutiérrez fue una población fundada en un valle (1560), lleno de árboles, de arroyos y de barrancos, rodeada de los cerros Mactumactzá y Huitepec, mismos que han impedido la libre circulación de vientos; por tal motivo, el antiguo valle de Tuchtlán con el tiempo se convirtió en una auténtica olla de aire caliente. Entre los grandes barrancos, nuestros abuelitos aún recuerdan el “Barranco Central” formado por el arroyo Jotipak o del Zope, que pasa debajo del Mercado Público Municipal “Juan Sabines” y detrás de la Catedral Metropolitana de San Marcos. Cabe hacer mención que en 1934 el gobierno que presidía el coronel Victórico R. Grajales inició los trabajos de saneamiento de este barranco, construyendo 257 metros de muro de piedra, de 3.05 de altura y 0.60 de espesor, y se otorgaron los primeros 7 permisos para la introducción del servicio de drenaje en casa particulares, mismos que fueron conectados al barranco central que arrojaba sus aguas en el río Sabinal. El otro barranco fue el del arroyo de Guadalupe que pasa por la Avenida Central y la 6ª Calle Poniente.

OBSERVATORIO METEOROLÓGICO

El cambio climático en Tuxtla Gutiérrez

El 12 de septiembre de 1910, el gobernador Ramón Rabasa inaugura el Observatorio Meteorológico, mismo que fue colocado en la azotea del Palacio de Gobierno del Estado y estuvo a cargo del ingeniero Julio Quiroz. A partir de esta fecha se fueron registrando los datos de los cambios climáticos de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez: se registraron diariamente las temperaturas mínimas, medias y máximas de la Capital del Estado; así como la precipitación, humedad, vientos, etc. En la época de la colonia estaban definidas las temporadas de lluvias. El clima de la ciudad siempre ha sido considerado como tropical. Sin embargo, en los meses de enero (1940- 1948) bajaba la temperatura hasta 7.4 °C., realmente era un clima frío, por lo que los tuxtlecos tenía que utilizar chamarros y las tuxtlecas chales, pues los rebozos de bolita llegaron a Tuxtla Gutiérrez en 1914 con las soldaderas de la Revolución Mexicana.

La temperatura más baja que ha tenido la ciudad (1940-1948) ha sido de 7.4 °C., con una sensación térmica de 5.4 °C., por la humedad de la tierra y el azote de vientos. No obstante, la falta de nubes y sombras, en plena temporada de lluvias, provocaban un calor excesivo (sensación térmica); es decir, la falta de lluvias originaban arroyos secos y sequías; por lo que, en temporada de seca, eran innumerables los incendios de bosques y malezas, además de la práctica de los campesinos del método de roza y quema en la agricultura de subsistencia, mismos que originaban el fenómeno atmosférico conocido como “La bruma”

Si tomamos en cuenta que de 1923 a 1930 y de 1944 a 1948 las temperaturas mínimas fueron del mes de enero de 9.5° y de enero de 7.7°, respectivamente; y las temperaturas máximas fueron, de 1923 a 1930 y de 1944 a 1948, en junio de 37.5° y de 38.6° en el mes de mayo, respectivamente, observamos que la temperatura de esos años no sólo eran variables sino extremosas. “¡Cuando había frío, había frío; cuando había calor, había calor!” ¡Qué tiempos aquellos!

TEMPERATURA MÍNIMA DE SÓLO 7.4 °C.

De acuerdo con las tablas de estadísticas históricas publicadas por Moisés T. de la Peña en el primer tomo de su libro Chiapas Económico, editado por el Gobierno del Estado de
Chiapas en 1951, la ciudad de Tuxtla Gutiérrez tuvo, de 1923 a 1930 una temperatura mínima en enero de 9.5 °C., la temperatura media anual fue de 24.54° y la temperatura máxima en el mes de junio de 37.5 °C. De 1944 a 1948 la temperatura mínima fue en enero de tan sólo 7.7°, la media de 24.37° y la máxima del mes de mayo de 38.6 °C. En otro estudio climático, figuran las temperaturas mínimas, medias y máximas de 1940 a 1948 con los siguientes datos: 7.4°, 24.3° y 38.6 °C., respectivamente.

El cambio climático en Tuxtla Gutiérrez

LOS ANTIGUOS ARROYOS

En Tuxtla Gutiérrez había dos tipos de arroyos: el de aguas  de corriente permanente y el de aguas de temporadas de lluvia; dentro de los primeros se conocieron los ríos Sabinal y San Roque (río hasta 1955), los arroyos Potinaspak, Totoposte, Juy- Juy, Cerro Hueco, entre otros; y entre los segundos, el de las Vueltas o Jotipak (El Zope), el Pojpón o río Seco, Cuijupak o de la Carbonera, El Zapotal o Santa Ana, arroyo de Guadalupe o de San Pascualito, Jamaipak o de la Calera y Penipak o El Arenal, etc. Todos en su conjunto refrescaban la ciudad, por sus aguas y la cantidad de árboles de sus márgenes. De los 20 arroyos y dos ríos, sólo quedan el río El Sabinal y 21 arroyos, todos secos y la mayoría embovedados. Y con la introducción del servicio de agua entubaba desaparecieron los aguadores que vendían agua de río o de arroyo de casa en casa, mismos que transportaban en dos barriles en lomos de burros. El único pulmón natural con que cuenta la ciudad es el Jardín Botánico “Dr. Faustino Miranda” y la Cañada de San Fernando, que proporciona a la ciudad grandes “bocanadas de aire fresco” y regula parte del clima de la zona norte.

El cambio climático en Tuxtla Gutiérrez

EL CAMBIO CLIMÁTICO

Tuxtla Gutiérrez es una población que se encuentra a 530 metros sobre el nivel del mar. De acuerdo con el último Censo del 2010, en todo el municipio habían 537 mil 102 habitantes en 143, 852 viviendas y ocupaban una mancha urbana de 80 kilómetros cuadrados (formada por 10 mil manzanas que dieron origen a 20 mil calles y 20 mil avenidas). En el 2018 había 743 asentamientos humanos, de los cuales 517 eran reconocidos oficialmente por la autoridad municipal como barrios, colonias y fraccionamientos con todos los servicios públicos. Que en los 80 kilómetros de superficie de la mancha urbana habitada por 651 mil 925 habitantes (2019, calculado) desaparecieron muchos árboles de ornato y frutales, sus banquetas y calles de tierra o empedradas fueron pavimentadas; que hay más de 150 mil viviendas de bajareque, adobe y ladrillo, con tejas deláminas, asbesto, tejas de barro o de loza.

Un alumbrado público de cerca de 50 mil lámparas y casi 219 mil vehículos entre locales y foráneos rodando por sus calles y avenidas, todos, en su conjunto contribuyen en el cambio climático de Tuxtla Gutiérrez, hoy más calurosa que Arriaga, Tonalá y Tapachula. La temperatura máxima ha sido de 44 °C (2002) y la mínima de 7 °C. (1986). Actualmente la temperatura media anual es de 23.8 °C., y la precipitación, de 893 mm al año. Las temperaturas máximas de los primeros cinco meses del 2019, son: 34°, 37°, 38°, 39° y 39 °C.

Respecto a la nueva ola de calor del 2019 es otra historia que después les contaré. ¡Qué cambio tan asombroso, extraordinario, tuvo Tuxtla Gutiérrez, de 1923 al 2019! ¡Ya no hay frío, sólo calor!

El cambio climático en Tuxtla Gutiérrez

El cambio climático en Tuxtla Gutiérrez

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.