Renovar la figura del maestro

Maestros llevan cuatro años sin cobrar y continúan dando clases – Foto Roberto Ortiz (1)

Por José D. Coutiño Montes

Con la superación de la  Reforma Educativa del sexenio pasado centrada en la evaluación del maestro provoco una serie de rechazo por ser un ordenamiento jurídico lleno de con contrastes y para implementarla se creó una estrategia que fue rechazada por el magisterio. Dicha reforma fue sustituida por una nueva propuesta centrada en la formación del profesorado y la reorientación de conceptos como evaluación, proceso de Enseñanza_ Aprendizaje  y Rol del Docente. Se busca colocar en el centro a las niñas y los niños, la parte Pedagógica, la Evaluación Diagnostica, la Formación del profesorado, la Renovación de la figura del maestro no solamente como agente de cambio, si no también como la de establecer el trabajo docencia como una profesión. Haciendo un poco de reflexión es sano preguntar   ¿En qué momento se desprestigió o  desprestigiaron la figura del profesor?

El Ser Maestro muchas veces acido poco valorado por los distintos sectores de la población, las razones rondan en los perjuicios ocasionado por las marchas que en los hechos poco abonan a la figura, al prestigio, al estatus, debido a la presunta creencia de la venta de plazas, y la colonización de la Educación. Lo anterior es falso, las plazas las determina la Secretaria de Hacienda junto con el Sindicato pero por invitación del gobierno en turno. En el imaginario colectivo  se ha asentado la idea de un maestro impreparado, faltista, rebelde en el cual los principales perjudicados son las niñas  los niños, dicha afirmación ligera debilita una imagen construida en el trabajo cotidiano, en la lucha y en los grandes esfuerzos por hacer de la Educación un factor de movilidad social. Entonces, ¿cómo renovar la figura del maestro?, la idea es valorar su papel  histórico, su trabajo frente a la comunidad,  su constante preparación, en un contexto cada vez más complejo, violento e influenciado por las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIP) que poco a poco gana la atención y coloca en conflicto lo aprendido en  la escuela, con la desvaloración de la figura del maestro habría que pensar.

En la vigente Sociedad del Conocimiento, la “Formación” se vuelve un asunto estratégico, resultando importante que se haya instituido la celebración del día del Maestro, como un reconocimiento a quienes trabajan todos los días promoviendo la Ciencia, combatiendo la ignorancia, la desigualdad, la violencia, generando el interés por el Conocimiento Científico, el Civismo, la Ética y las Artes, en ese sentido, la celebración más que una premiación, simbolismo, debe de ser un amplio reconocimiento a las Maestras y Maestros.

Debería  ser un importante pretexto para reflexionar sobre la identidad y la misión de quienes han asumido la responsabilidad de contribuir  desde las escuelas a convertir a los niños y a los Jóvenes en mejores personas, a quien concibe así su labor no creo que quepa  denominarlo “Docente” o “Enseñante”, sino “Maestro”.

En suma, la misión del Maestro, no es solamente cumplir con sus clases, revisar tareas, aplicar evaluaciones, informar a los padres, es también estar atento a sus derechos laborales, a estar informado sobre el nuevo Marco Jurídico y el nuevo Proyecto Educativo que regulará el trabajo en las aulas como lo señala  la presente Administración Política. El Maestro no busca ser un ídolo del ocaso, un ejemplo a seguir, un patrón de conducta, busca ser una referencia, un elemento importante en la trayectoria formativa de los alumnos solo  entonces podrá dejar una impronta personal en ellos y será recordado con agradecimiento.

Ciertamente, no es fácil luchar por ser fiel a esta Profesión en medio de una Sociedad que parece haber puesto en exclusiva del Sistema Educativo al servicio de la calificación profesional, la calidad, la excelencia como exigencia del Neomercado, el Maestro es y seguirá siendo un promotor  del Pensamiento Crítico, de la ampliación de la mirada, elemento importante en la construcción de ayudar a sus alumnos a buscarle sentido a sus propias vidas. El Maestro seguirá luchando por la gratuidad de la Educación, por una Educación incluyente y pertinente a pesar de los embates del pensamiento tecnócrata y conservadora. Feliz día de los Maestros y de las Maestras.

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.