Mujeres embarazadas, atención segura de su salud y parto en tiempos del COVID-19. Posibilidades en el contexto mexicano

Georgina Sánchez Ramírez* y David Meléndez Navarro**

El pasado 13 de abril realizamos una entrevista al doctor Johannes Klemm, especialista en Ginecología y Obstetricia y médico-jefe del área de Ginecología del Hospital de Winsen (Alemania), que en años consecutivos ha recibido el reconocimiento por presentar una tasa  cero  de mortalidad materna y perinatal.

El Dr. Klemm (Johannes.lemm@krankenhaus-wisen-de) es jefe de todo  un equipo de cirugía especializado en diversos problemas relacionados con la salud sexual y reproductiva femenina y la atención al parto (de alto riesgo). Cabe señalar que en el área de Ginecología se encuentra la sección de atención al parto (de bajo riego) por parteras.

Derivado del conocimiento de su trabajo, deseábamos conocer algo de sus experiencias y posibles sugerencias para una oportuna atención la salud materna y perinatal que pudiera ayudar para el caso de México dentro de este contexto de pandemia de COVID-19.

A continuación presentamos nuestra conversación con él.

Dr. Klemm, en México es inminente la llegada de la fase 3 de la epidemia de COVID -19 por el virus SARS-COV 2 en las próximas semanas. Las autoridades estiman la tasa de ataque en  0.2%[1] respecto a la población en general, equivalente a 250 mil infectados, de los cuales un 80%(200,00) cursarán un proceso asintomático o con sintomatología leve de manejo ambulatorio,  14%(35,000) requerirán hospitalización y 6% (15,000) requerirán unidad de cuidados intensivos y ventiladores. Ante ese panorama, la disponibilidad de los servicios de salud reproductiva, materna y neonatal se reduce debido diversos factores: a)personal sanitario con factores de riesgo (mayor de 65 años, hipertensos, diabéticos, enfermedad cardiovascular, sistema inmune comprometido) son separados de los servicios para proteger su salud; b) las universidades separan de los servicios de salud al personal médico en formación; c) las mujeres perciben mayor riesgo al acudir a las unidades hospitalarias (hay un gran temor de la población general de acudir a los servicios hospitalarios y contraer el COVID-19). En ese contexto , en los próximos tres meses, 537 mil mujeres darán a luz en México según estimaciones del Consejo Nacional de Población (CONAPO).[2] Estos nacimientos están enmarcados en la emergencia sanitaria  causada por el COVID-19, ante ello, algunos países y organizaciones internacionales han sugerido el retorno a la atención de partos en casa (recordemos que en México el parto es mayoritariamente hospitalario desde mediados de la década del siglo pasado, borrándose paulatinamente la figura de la partera y el parto en casa) o bien la habilitación de primer nivel de atención o de espacios como hoteles para atender exclusivamente la salud materna  (y evitar así tanto el sobrecupo en las áreas hospitalarias, como el contagio de las mujeres que acudan a los servicios de salud).

Nos interesa saber cuál ha sido la preparación de Alemania  en ese sentido, qué estrategias han seguido para continuar brindando el servicio de salud materna y neonatal en esta crisis de Covid-19, sabiendo que son dos realidades de servicios de salud materna muy diferentes, porque en México aún no están del todo incorporadas parteras a los servicios públicos de salud a diferencia de Alemania, entre otros elementos.

-En Alemania, las autoridades hicieron un gran énfasis desde el principio de la epidemia por COVID-19 para no desatender la salud de las mujeres, sobre todo las que cursan un embarazo, se nos instó a que se siguieran atendiendo con la seguridad de siempre para no producir mortalidad materna o perinatal. Para eso ha sido muy importante tomar en cuenta algunas medidas:

  • En Alemania las mujeres embarazadas deben de retirarse del centro de trabajo con goce de sueldo 6 semanas antes de dar a luz y eso evita el riesgo de contagio también en el último trimestre de embarazo, de hecho, hasta hoy 13 de abril, en el país no ha habido ningún registro de casos de mujeres embarazadas infectadas de COVID-19. Aun así, en la mayoría de los hospitales de atención al parto tienen ya destinadas un área especial para atender a embarazadas que estuvieran contagiadas.
  • Las mujeres embarazadas no pueden estar cerca de los ingresos del resto de pacientes con la finalidad de evitar el riesgo de contagio de COVID-19; aunque sean hospitales de atención a las mujeres; las parturientas deben de tener un acceso muy por aparte; en otra sección o puerta de acceso exclusivo para ellas, tanto para las consultas como para el momento de llegar a la atención del
  • Otra medida muy útil (y que tal vez pueden sugerir en México) es en el caso de partos de bajo riesgo, hacerlos ambulatorios (pero una vez que la madre ingrese al hospital no volverle a pedir que se vaya a caminar antes de parir, porque todo eso es una exposición al contagio). Después de pasadas 4 horas del parto, la madre puede irse a su casa con su bebé y una partera puede hacerse cargo del seguimiento en su domicilio. Para ello son muy importante dos elementos: que el padre pueda estar presente en el parto (sin estar entrando y saliendo del  hospital para evitar ser un factor de contagio) y apoyar así desde ese momento y lo que sigue a la madre y al bebé  y EVITAR las visitas en casa de familiares y amistades para no poner en riesgo de contagio a  la madre y su criatura, esto es muy importante.

Dr. Klemm, la semana pasada en México se reportaron dos defunciones de mujeres embarazadas contagiadas de COVID-19 (pero además ambas padecían obesidad mórbida, alta presión y una de ellas presentó diabetes gestacional) ¿qué evidencias hay de que el COVID-19 sea un factor de riesgo para las mujeres embarazdas de manera especial?

Bueno, hay que aceptar que aún sabemos muy poco de este virus y su impacto en el cuerpo humano más aún cuando se presentan otras enfermedades (conmorbidad) y cada vez se está actualizando lo que se conoce respecto al COVID-19; para casos como los que mencionan es importante el trabajo de los patólogos, porque solo una necropsia puede aclarar si las muertes se deben a las afecciones por el COVID-19 o derivado de los otros padecimientos en las mujeres embarazadas que fallecieron.

Dr. Klemm Las parteras son un tema importante para la salud de las mujeres en todo el mundo, pero desafortunadamente no en todos los países las toman en serio, ¿cuál es el papel de las parteras en la atención del parto y puerperio en este momento de riesgo de contagio de COVID-19?

Acabo de mencionar que el parto ambulatorio puede ser una buena medida para evitar que las madres y los bebés permanezcan mucho tiempo en el hospital y así reducir el riesgo de contagio en mujeres que están sanas. Las parteras aquí en Alemania se hacen cargo del seguimiento hasta por diez días de la parturienta y su bebé en el hogar, van a checar que no haya fiebre, que los deshechos se expulsen bien, que haya una buena lactancia (no hay porque dejar de amantar al bebé aunque la madre tenga  COVID-19). Los primeros días las parteras van diario y luego van espaciando las visitas. A lo largo de todo un año la mujer puede llamar a su partera por cualquier complicación o consulta y está incluida tanto en los servicios de salud pública y privada en el país.

Las parteras deben de contar con todo el equipo de protección indicado para la atención médica hospitalaria, para evitar tanto contagiar como ser contagiada de COVID-19 en el momento de la atención del parto y continuar con la protección pertinente en las visitas domiciliarias. Ninguna mujer debe de ponerse en un mayor riesgo por la pandemia de COVID-19, ni trabajadoras de salud ni madres que dan a luz.

Dr. Klemm agradecemos su tiempo y su experiencia compartida.

*Profesora investigadora del Departamento de Salud, ECOSUR

**Secretario técnico del Comité por una Maternidad Segura en México

[1] Secretaría de salud, versión estenográfica. Conferencia de prensa. Informa diario sobre coronavirus COVID-19 en México. 22 de marzo 2020. Disponible en https://www.gob.mx/presidencia/es/articulos/version-estenografica-conferencia-de-prensa-informe-diario-sobre-coronavirus-covid-19-en-mexico-238712?idiom=es

[2] Consejo Nacional de Población. Proyecciones de la población de los municipios de México, 2015-2030. Disponible en https://www.gob.mx/conapo/documentos/proyecciones-de-la-poblacion-de-los-municipios-de-mexico-2015-2030 consultado 19 abril 2020

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.