La gobernanza en Tuxtla

Hace una semana un grupo de ciudadanos y ciudadanas hicieron llegar al gobierno de Tuxtla Gutiérrez una carta muy puntual acerca de su inquietud por la remodelación de la calzada de los hombres ilustres.

En esta carta que se las comparto en las imágenes se señala que este grupo está a favor de la rehabilitación de la calzada, pero muestran su preocupación por aspectos del proyecto en la cuestión arquitectónica, ambiental, cultural y urbano.

Los señalamientos son muy claros: Se deben de respetar los árboles, el proyecto no debe ser invasivo, no se debe de convertir en un parque recreativo, no se debe hacer un  uso excesivo de concreto, entre otros aspectos que le piden al gobierno municipal replantear en el proyecto.

Las ciudadanas y los ciudadanos que han mostrado su preocupación están convocando para este lunes a las 9:00 horas a una clausura simbólica de la obra de remodelación ahí mismo en la calzada.

Oficio uno

oficio dos

oficio tresoficio cuatro

La respuesta del gobierno municipal no fue invitar al grupo de ciudadanos y ciudadanas a platicar sobre sus inquietudes, tampoco fue replantear el proyecto, la desafortunada respuesta fue un post confrontativo en la fanpage del presidente municipal Fernando Castellanos Cal y Mayor. Que también aquí les comparto.

CALZADA UNO

CALZADA DOS

CALZADA TRES

CALZADA CUATRO

La participación ciudadana debe de ser algo que los diferentes niveles y poderes de gobierno deben incentivar y no cuestionar o atacar con este tipo de comentarios tan lamentables.

¿Qué trata de decir el alcalde cuando dice: “Esto de las casualidades me hace llegar al dicho de “piensa mal y acertarás”, que casualidad que tras decenas de eventos como el corredor cultural…?” Tendrá una idea el presidente municipal que su comentario es ofensivo para las personas que sin ninguna otra pretensión que hacer valer su derecho a la participación se están manifestando.

¿Sabrá el alcalde que algunas de las personas que están en contra del proyecto que se dio a conocer participaban en el corredor cultural y no solo ahí, sino venían haciendo actividades en ese espacio desde hace años?

Carlos León fue quien firmó la carta en la que se le pedía al Ayuntamiento replantear el proyecto de la Calzada de los Hombres Ilustres. La respuesta a su misiva de parte del alcalde fue  desprestigiar el negocio de su hija Malena León, una joven empresaria, promotora de la participación ciudadana y feminista. Esa última parte del post el alcalde la quitó supongo que se dio cuenta del error que estaba cometiendo, que nada constructivo tenía su comentario.

No todas las personas que hacen acciones ciudadanas lo publicitan en sus redes sociales, tampoco llevan una comitiva, no porque las autoridades no sepan de esas actividades significa que no se estuvieran haciendo y no en esta administración, sino desde hace varias. Los lugares no empiezan a existir el día que nosotros mismos nos damos cuenta que ahí están. Tuxtla no inicia con la administración de cada gobernante, aunque algunos de ellos se empeñen en pensar eso.

Tenía mis dudas para hacer referencia de este post en el texto porque mi primera intención era hablar sobre la importancia de que el proyecto de la calzada fuera replanteado; decidí abordarlo porque el comentario del alcalde dibuja muy bien el imaginario que tienen muchos funcionarios públicos que están en los diferentes niveles y poderes de gobierno.

Están muy acostumbrados a implementar acciones sin consultar a la ciudadanía por eso tan solo la posibilidad los irrita, los saca de sus cánones establecidos de gobierno, los pone a la defensiva y confrontativos.

Todos los cuestionamientos a sus acciones de gobierno lo convierten en cuestión personal “es porque votaron contra mí”,  “porque piensa mal y acertaras” con esos comentarios no le otorgan a la ciudadanía la inteligencia necesaria para tomar sus propias decisiones. En su cabeza  las personas solo son capaces de indignarse y decidir realizar acciones para cambiar lo que no les gusta porque una mente perversa se los manda.

En su imaginario no cabe la posibilidad de que ellos como gobernantes estén equivocados, de que sus acciones no sean las más convenientes, entonces, la inconformidad solo se puede deber a una mente perversa, a un grupo que por alguna situación “personal” no quiere a la administración en turno. Y pensar que son personas con esta clase de lecturas las que nos gobiernan.

No es que se quiera siempre señalar lo malo, sino más bien lo que se puede y debe de mejorar y con el proyecto de la Calzada de los Hombres Ilustres –Insisto, se le debe de cambiar de nombre- es lo que están haciendo este grupo de ciudadanos y ciudadanas.

Hay un concepto que, últimamente, está en los discursos de las y los políticos: gobernanza. El concepto es una maravilla, habla de la capacidad que tienen las administraciones públicas para gobernar de manera horizontal con la ciudadanía. No desde la subordinación de las personas hacía el gobierno en turno, sino desde la participación.

La gobernanza solo será posible cuando las administraciones escuchen a la ciudadanía, construya con ella y no sobre o a pesar de ella. Sigamos trabajando porque esa gobernanza llegué a Tuxtla.

 

 

 

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.