El intento de amagar al órgano electoral en Chiapas

Después del debate de los candidatos a gobernador del estado vino una campaña en contra de los consejeros electorales del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC), y en concreto, a su presidente, Oswaldo Chacón.

Si había una duda que el asunto tenía dedicatoria basta ver el comunicado que emitió el Congreso del Estado la noche de este 15 de Mayo en la que el presidente de poder, Willy Ochoa asegura que es “imposible transitar un presupuesto electoral que excedía las posibilidades financieras y la realidad social de nuestro estado”.

La mayoría vemos con buenos ojos que sea racional el uso del recurso público en los procesos electorales sobre todo tomando en cuenta las condiciones de pobreza y marginación que existe en la entidad. Sin embargo, cuando el asunto tiene una clara intención de servir como moneda de cambio para controlar el órgano electoral la situación cambia.

Las reprimendas en contra del IEPC vienen después de que las y los consejeros electorales se negaron a suspender el debate programado para el 12 de Mayo. El Partido Mover a Chiapas, Chiapas Unido, Partido Verde Ecologista de México y Partido de la Revolución Democrática pidieron que se suspendiera el debate alegando que no están claras las candidaturas.

Los medios tradicionales de comunicación y hasta el propio Sistema Chiapaneco de Radio y Televisión pasado el debate desdibujó el ejercicio. Poco o nada se ha dicho y eso pone en evidencia que existe una línea clara para invisibilizar el debate ya sea por lo que se preguntó en él –que en lo personal no se me hace para enfurecer a nadie- o bien, porque se realizó a pesar de la renuencia de algunos partidos incluyendo en el que milita el gobernador del estado, Manuel Velasco.

El presupuesto que solicitó el IEPC es de 953 millones de pesos.  En el 2015   fue de alrededor de 900 millones de pesos. El mismo gobierno, pero diferentes integrantes del órgano electoral. Lo que se le autorizó para este año fueron alrededor de 435 millones de pesos.

Esto no quiere decir que en el IEPC no haya excesos en cuanto al gasto, los hay  ahora y los hubo en anteriores administraciones. Por citar un ejemplo, los consejeros electorales –al igual que los pasados- son de los mejores pagados en comparación de sus homólogos de otros estados en donde también habrá elecciones este año. Solo en dos entidades los consejeros tienen mejor salario que los de Chiapas.

El presidente del IEPC  tiene un sueldo mensual neto de 130 mil 512 pesos y el resto de los consejeros de 81 mil 357 pesos esto de acuerdo a información del portal de transparencia del IEPC. En un lugar donde la mayoría de la población vive con el salario mínimo esos salarios resultan hasta ofensivos.

La democracia no debería de salirnos cara, pero tampoco el presupuesto debe de servir para intentar amagar al árbitro electoral. Con estas acciones quien pierde es la ciudadanía.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.