Exconvento de Santo Domingo, de lugar para la evangelización a cuartel militar

Durante el gobierno de Venustiano Carranza, y en la "Guerra Cristera", el exconvento fue cuartel militar

Durante el gobierno de Venustiano Carranza, y en la Guerra Cristera, el exconvento fue utilizado como cuartel militar. Foto: Archivo Vicente Kramsky

San Cristóbal de las Casas. El ex convento de Santo Domingo de Guzmán, ubicado en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, es una construcción de cuatro siglos de antigüedad, que ha pasado de ser un lugar para la evangelización de los indígenas mayas, a cuartel militar en la época del ex presidente Venustiano Carranza. Hoy es un centro cultural y un museo que alberga la colección de textiles más importante de Latinoamérica.

 

Con la mano de obra de miles de indígenas mayas conquistados, el ex convento empezó a construirse a mediados del siglo XVI, en la parte alta de lo que en la época de la Colonia se bautizó como Ciudad Real, hoy San Cristóbal de las Casas.

 

Cuando en el Siglo XVII los frailes dominicos, convertidos en hacendados, contaron con los recursos para edificar grandes templos y conventos, la edificación pasó de ser una sencilla casa de dos dormitorios a un gran complejo arquitectónico,

 

Actualmente ocupa 4,678 m2 distribuidos en cuatro naves, de dos pisos cada una, construidas a base de muros de adobe y vigas de madera. Las naves bordean un patio central, y a un costado de la edificación se erige el Templo de Santo Domingo, uno de los principales centros evangelizadores donde los frailes dominicos asentaron su poderío en la región, en un espacio estratégico de lo que hoy es conocido como Barrio El Cerrillo.

 

El entrepiso de la edificación fue construido de tablado, con terrado y loseta de barro; para la construcción de techumbres se utilizó madera de caoba y cedro, que los frailes dominicos mandaron traer de la selva chiapaneca. Las tejas de barro que aún permanecen en sus techos, fueron cocidos con la tierra roja que caracteriza la zona.

 

Durante más de tres siglos el ex convento de San Domingo albergó a misioneros -hombres y mujeres, indígenas y mestizos- que evangelizaban en toda esta región estratégica, por ubicarse entre las Capitanías de México y Guatemala.

 

Cuartel militar carrancista y cárcel regional

 

En el gobierno de Venustiano Carranza (1917-1920), durante la segunda etapa de la Revolución Mexicana, el ex convento de Santo Domingo fue sede de un cuartel militar; uso que siguió manteniendo durante la “Guerra Cristera”, a principios del Siglo XX.

 

Al término de la “Guerra Cristera”, ya deteriorado el lugar, con los techos de la segunda planta de las cuatro naves prácticamente destruidos por la falta de mantenimiento, la parte baja del ex convento, así como sus sótanos, fueron utilizado durante casi dos décadas como cárcel regional.

 

Para habilitar celdas, los arcos que dan al patio central fueron tapiadas, también se construyeron muros divisorios en los pasillos. La estructura en general se mantuvo intacta. Los gruesos muros de adobe, aunque carcomidos en sus esquinas, resistieron el paso de los soldados y los presos.

 

A finales de la década de 1960, el ayuntamiento de San Cristóbal y el gobierno de Chiapas trasladaron la cárcel regional a otro lugar, y realizaron sin mucho éxito una primera restauración; fue hasta la década de 1980 cuando Jan de Vos -historiador de origen Belga, radicado en San Cristóbal de las Casas- impulsó su rehabilitación como espacio museístico, lo que logró parcialmente.

 

Con un fondo de 53.3 mdp, en 2010 se culminó la remodelación del recinto. Foto: Ángeles Mariscal/ChiapasPARALELO

Con un fondo de 53.3 mdp, en 2010 se culminó la remodelación del recinto. Foto: Ángeles Mariscal/ChiapasPARALELO

En 1999 el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Fomento Cultural y Fomento Social Banamex, y el gobierno de Chiapas, crearon un fideicomiso para la rehabilitación definitiva del ex convento. La rehabilitación estuvo a cargo del arquitecto Jesús Velázquez Angulo, coordinador nacional de Obras y Proyectos del INAH; y el ingeniero Olaguibet Guerrero, jefe de Supervisión y Seguimiento de la Zona Sur, de la Coordinación Nacional de Obras y Proyectos de ese instituto.

 

El proyecto se consolidó en febrero de 2010, cuando con un fondo de 53.3 millones de pesos, de acuerdo a Fomento Social Banamex, y 70 millones según el gobierno de Chiapas, iniciaron la rehabilitación del ex convento. Los trabajos duraron 2 años. En octubre de 2012 se aperturó nuevamente el recinto.

 

Olaguibet Guerrero detalló que los trabajos de restauración consistieron en la consolidación de los muros de adobe, la restitución de los aplanados con cal apagada -que es la técnica tradicional- así como la aplicación de pintura a la cal, de acuerdo a los colores terracota existentes en el ex convento. Se cambiaron las vigas en mal estado y parte del entablado del entrepiso; y realizó la restauración y la sustitución de toda la techumbre con madera y teja de barro.

 

También, explicó Olaguibet Guerrero, se creó un edificio anexo de 928 m2 de construcción; y se instaló equipo de detectores de humo, sistema de voz y datos, alarmas de intrusión, circuito cerrado de televisión y aire acondicionado.

Textil maya

Textil maya

 

 

Alberga los centros Cultural de Los Altos, y Textil del Mundo Maya

 

La inversión también sirvió para adaptar los espacios que permitieron albergar el Centro de Textiles del Mundo Maya, un museo único en su género, que acoge, conserva y exhibe textiles indígenas.

 

Entre ellos se encuentra la colección Pllizzi, que consta de 582 textiles y 228 artesanías de Chiapas; además de 970 piezas procedentes de Guatemala. También alberga textiles prehispánicos de 1,500 años de antigüedad, los que fueron recuperados en 1997 de la Cueva de El Lazo, en la selva El Ocote, ubicada en la región zoque de Chiapas.

 

Directivos de Fomento Cultural Banamex informaron que en etapas posteriores se construirán espacios de intercambio y difusión cultural, para impulsar proyectos culturales, educativos, artísticos y de apoyo a la comercialización de los productos artesanales de las organizaciones indígenas.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.