Levitar con el sonido

Ilustración tomada de Wikipedia

Ilustración tomada de Wikipedia

El Sonido es uno de los medios de comunicación más sofisticados que existen, analizarlo ha creado diversos caminos de investigación dentro de la ingeniería acústica, la biología e incluso en el arte.

Nuestro oído, por citar un ejemplo biológico, es una impresionante maquinaria la cuál por increíble que parezca es capaz no sólo de escuchar un rango de frecuencias (tonos) que van desde los 20 hasta los 20,000 Hertz.

1 Hertz es el trazo de una onda en un segundo, en el siguiente video podrá comprender la relación que existe entre los hertz y el tono, entre más bajo el número de Hertz más grave el sonido y entre más alto más agudo, en un oído «sano» se puede escuchar todo el rango desde 20 hasta 20,000 Hertz

Le recomiendo que escuche el video con unos audífonos, si no es capaz de captar toda la gama de frecuencias es importante que acuda con un especialista, recuerde que cuenta con una maquinaria de recepción muy sofisticada y delicada modere el uso de audífonos e intente tener un estilo de vida más silente.

Además otra característica impresionante de nuestros oídos es su capacidad de adecuarse a la intensidad del sonido (Amplitud) así somos posibles de captar el sonido que produce un mosquito hasta tolerar el tránsito de un camión.

En 1770 el físico alemán Ernst Chladni publicó una serie de investigaciones acerca de la vibración del sonido y fue la primera persona en poder «ver» las ondas tan complejas que se producían al hacer vibrar una placa de metal haciendo pasar en su orilla un arco de violín, en el siguiente video se puede apreciar el mismo experimento que realizó Ernst Chladni salvo que ahora se genera la vibración con un generador de frecuencias:

Como se puede apreciar el sonido produce complejas ondas que se mueven a través del aire, líquidos o sólidos y que en grandes intensidades tienen la capacidad de comportarse incluso como armas.

En Tokyo un grupo de trabajo conformado por Yoichi Ochiai,  Takayuki Hoshi y Jun Rekimoto han creado un sistema acústico, que bajo el control preciso de frecuencia y amplitud de ondas sonoras, se logra hacer levitar pequeños objetos de forma libre:

Aunque resulte toda una «curiosidad» e incluso algo inútil para muchos, seguramente un día de estos veremos dispositivos con la aplicación de esta tecnología, quizá tal vez alguna lavadora de ropa que sólo funcione con sonido o algún Smartphone que pueda evitar su destrucción al caer de pronto al suelo. De allí la importancia de la experimentación y la investigación. Los países que invierten en el cerebro de sus habitantes logran desarrollarse no sólo a base de la extracción de sus recursos naturales.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.