El embrujo de Cristóbal

Enrique Alfaro

EL EMBRUJO

Uno de los primeros embrujos de Cristóbal resulta de su gozosa lectura. Debo reconocer que tiene ya algunos meses que deboré el comic y aún mantengo el libro en la cabecera de mi cama para volver a consultarlo y sonreir nuevamente.
“Las aventuras de Cristóbal, el brujo”, es el resultado de la suma de los talentos de los ilustradores Susana Escobar, Federico Aguilar y Luis Alberto Villegas y del guionista Edgar Olivares, quienes forman Emsamble Comic, una asociación civil que se propone realizar proyectos artísticos y de comunicación que tengan como fundamento la cultura popular, mitos, leyendas, costumbres, tradiciones e historia.
Los conocí en Tuxtla Gutiérrez cuando llevaban a cabo el Primer Encuentro Internacional de Historieta Educativa Chiapas 2015, evento al que fui invitado a dar una charla sobre los ilustradores locales.
Susana me obsequió un tomo que recoge una docena de historias de este personaje fabuloso que es el brujo Cristóbal, “un viajero incansable de caminos habitados por criaturas fantásticas como nahuales, calacas, brujas, fantasmas, animales y antiguas bestias”.
Ocupado en los avatares de la vida diaria, dejé descansar el libro hasta que finalmente, meses después, inicié su lectura. Sonreí, reí, me carcajee y finalmente me hice complice del personaje principal que recorre los brechas del país con sólo su bastón, morral y sombrero.
Cristóbal resulta ser un personaje que enfrenta al mal sin verlos como enemigos. De hecho, muchos de los seres malignos que aparecen en la historieta son sus conocidos, comparte el licor con ellos pero nunca baja la guardia.
El brujo puede combatirlos, vencerlos y terminar con ellos como amigos. Lo mismo enfrenta a un pequeño demonio con aspecto de Salinas que a la bella Tisigua.
Sus historias sucecen en el México rural que ya desaparece, donde se dan los encuentros y desencuentros con seres fantásticos que permanecen vivos gracias a la tradición oral.
Los temas se abordan a través de guiones divertidos y de dibujos oscuros. Sin embargo, tras de ellos hay toda una labor de investigación y rescate.
El tomo de “Las aventuras de Cristóbal, el brujo”, incluye un bestiario, además de el registro de sus historias y las fuentes de sus leyendas.
La bella y cuidada edición fue patrocinada por el Fonca y Conaculta.Resulta un verdadero gozo encontrarse con Cristóbal, el brujo; conocer el trabajo de Ensable Comic y saber que dos de sus ilustradores son chiapanecos.
Agradezco a Susana Escobar y a Federico Aguilar la amistad que me han brindado, además de su generosidad pues a través de ellos he podido conocer y convivir con ilustradores profesionales de México y otros paises. Gracias a Ensable Comic.
“Las aventuras de Cristóbal, el brujo”, es una lectura obligada.
* * * * *
El brujo Cristóbal lo meditó muchas noches antes de tomar grandes trozos de carbon que deshizo entre sus manos y mezcló con brea para finalmente formar cuatro figurillas humanas que desde entonces le siguen por las sombras registrando lo que hace y piensa. En ocasiones, mientras duerme a la orilla de cualquier camino, le hablan al oido para infundirle ideas extrañas que luego hace suyas. Cristóbal no se quitó una costilla, pero esas figurillas representan su creación de mayor estima.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: