Pinturas abandonan el museo y salen a la calle

pinturas-abandonan-el-museo-10

Conocidos y amigos me han contado su visita al museo de Louvre, la anécdota que más recuerdo es la de mi amiga que viendo a la Monalisa (protegida detrás de su vitrina de cristal), le asaltó un pensamiento, ella estaba parada justo donde quizá alguna vez el propio Leonardo Da Vinci daba los últimos toques a la famosa pintura.

Jamás he visitado el mítico museo de Louvre ¿cuántos de nosotros lo hemos hecho?, ¿cuántas personas de a pie corriendo para llegar al trabajo o para ir por los niños a la escuela tendrán la oportunidad de entrar a ese palacio a caminar y apreciar dichas obras?.

Julien de Casabianca, artista francés se hizo más o menos la misma pregunta, así que inició un proyecto para que las pinturas abandonaran el museo, se liberaran de ese espacio simbólico y caminaran junto a las personas y que quizá en su rutina del día a día pudieran contemplar, cuando menos en una reproducción, la capacidad de esos antiguos maestros para realizar sus obras de arte:

pinturas-abandonan-el-museo-01 pinturas-abandonan-el-museo-02 pinturas-abandonan-el-museo-04 pinturas-abandonan-el-museo-05 pinturas-abandonan-el-museo-07 pinturas-abandonan-el-museo-08 pinturas-abandonan-el-museo-09

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.