Amnistía Internacional clasifica a empresas de tecnología según protección de privacidad y derechos humanos

amnistia-internacional

Descargar resumen ejecutivo en PDF

 

Amnistía Internacional envió cartas a 11 empresas evaluadas para solicitar información sobre la política actual de encriptación de cada una de ellas, así como sobre las políticas y prácticas que aplican para garantizar el cumplimiento de sus responsabilidades en materia de derechos humanos en lo que respecta a sus servicios de mensajería instantánea. Nuestra evaluación se basó en un análisis de la información disponible públicamente y de las respuestas de las empresas, cuando las hubo.

La encriptación protege los derechos humanos de la gente en Internet Al hacer incomprensibles los datos digitales, la encriptación contribuye a garantizar que la información privada enviada por Internet siga siendo privada.

 


La encriptación impide que los ciberdelincuentes roben nuestra información personal y ayuda a evitar que los gobiernos vigilen ilegalmente nuestras comunicaciones. Es especialmente importante para periodistas y defensores y defensoras de los derechos humanos de todo el mundo, ya sean disidentes en China, activistas bahreiníes en el exilio o periodistas de investigación en Europa. Cualquier brecha en la seguridad de los datos de estas personas compromete su fundamental labor y puede tener como consecuencia su arresto y su detención.

Las empresas de tecnología desempeñan un papel crucial a la hora de mantener segura la información digital. En este informe, Amnistía Internacional clasifica a 11 empresas de tecnología atendiendo al cumplimiento de sus responsabilidades en materia de derechos humanos mediante el uso de la encriptación para proteger el derecho a la intimidad de sus usuarios online. El informe se centra concretamente en los servicios de mensajería instantánea, como Skype, WhatsApp y WeChat, que cientos de millones de personas utilizan en todo el mundo para comunicarse a diario.

Amnistía pide a todas las empresas de tecnología que apliquen por defecto la encriptación de extremo a extremo en todos los servicios de mensajería instantánea. Amnistía Internacional halló que todas las empresas evaluadas necesitan ser más transparentes respecto al nivel de protección que ofrecen a los derechos a la intimidad y a la libertad de expresión de sus usuarios en Internet.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.