Westworld, ¿Estos violentos transportes tienen violentos fines?

 

Por: Nato

De pronto, estás en un lugar que desconoces y no recuerdas el tiempo ni qué haces ahí, después de un momento te das cuenta que acabas de despertar y que el lugar es tu cuarto, estás viviendo en el mismo lugar de siempre y simplemente estabas durmiendo, una especie de reinicialización de nuestra conciencia nos hace confundirnos por un momento, o ¿es incluso la realidad un solo sueño?¿qué genera nuestra conciencia?, estaremos viviendo en una simulación computacional como lo ha externado Elon Musk, el grandilocuente magnate fundador de Tesla Corp, SpaceX y otras tantas compañías?

Estas son algunas de las interrogantes que generará en más de uno la nueva serie de HBO, Westworld, cuyo episodio final de su primera temporada ha salido a la luz el domingo pasado. Una mezcla entre ciencia ficción, western y thriller creada por Johnatan Nolan (The Prestige, The Dark Knight, The Dark Knight Rises, Interestellar) y Lisa Joy (Pushing Daisies, Burn Notice),la serie ha sido inspirada por las películas Westworld de 1973 y Futureworld de 1976, dos churros de ciencia ficción que no tuvieron tanto éxito, pero trajeron nuevas ideas y predijeron de manera correcta algunas cosas por venir, como la creación de los virus de computadora.

Westworld se lleva a cabo en un parque de diversiones ficticio inspirado en el viejo oeste, el cual ha sido  habitado por robots avanzados donde, por su fabricación, ya no es posible distinguir entre ellos y la raza humana.

Los robots están disponibles para que los humanos puedan hacer todo lo que no está permitido “en el mundo afuera” es permisible, estos pueden ser asesinados, torturados, ultrajados, violados sin ningún riesgo real para los “invitados”, pero todo comenzará a cambiar en el momento en que poco a poco, algunos de ellos comienzan a funcionar de manera anormal e incluso algunos a recordar y a tomar conciencia de lo que está sucediendo en el parque.

Como todas las producciones de HBO, la música forma parte fundamental de la trama, la increíble entrada con el método de fabricación de un “anfitrión” y la música de Ramin DJawadi nos previenen que lo que viene no será olvidado fácilmente; además de otros temas que son usados en cada uno de los episodios han sido curados de manera soberbia y deleitará a más de uno, sólo como una probadita un ejemplo: “Black Hole Sun” de Soundgarden toca en el piano automático (un robot en sí mismo) del burdel “Mariposa” donde madam Maeve atiende a sus “invitados” después de tener un largo día.

Actualmente, el mundo cuenta con tecnologías que nos permiten reconocer caras y voz, Tesla y Google han desarrollado automóviles que manejan sin conductor, Facebook ha experimentado con la reacción emocional de millares de personas al manipular las historias que les aparecen en sus timelines, podemos predecir basados en el comportamiento online si una persona será capaz de pagar o no un crédito, esos solos son unos ejemplos del gran momento en la comunidad que estudia la inteligencia artificial, lo cual nos ha hecho volver a revisar todas las cuestiones filosóficas relacionadas a la AI y por la cual en su momento Isaac Asimov también tuvo inquietudes, ¿qué es lo que nos hace conscientes? ¿qué es la inteligencia? ¿puede una máquina llegar a ser inteligente o consciente? ¿qué sucederá cuando estas tengan conciencia?

Westworld pone estas interrogantes al frente de su trama, protagonizada por un elenco del más alto nivel, Evan Rachel Wood como Dolores, un robot que descubre que su vida es una mentira. Thandie Newton como una madam dentro del parque que también eventualmente descubre que su vida es toda una mentira muy intricada. Jeffrey Wright como Bernard, un programador cuyo origen estremecerá a más de uno. Ed Harris, como un sadista invitado cuya búsqueda por significado en su vida le ha llevado a cometer las más grandes atrocidades dentro del parque. Anthony Hopkins como Robert Ford, el director creativo y fundador del parque que juega a ser Dios con su propia creación.

La trama conforme van avanzando los episodios es intricada y ayuda a soltar la imaginación del televidente, HBO desde hace algunos años nos ha deleitado con tramas que son todo menos ligeras, donde de pronto puede uno llegar a cuestionarse todo tipo de temas, la psicología humana, la conciencia, las relaciones de clase en el presente y el futuro, el sufrimiento, la camaradería, incluso la ausencia o presencia de Dios y el por qué eso nos hace humanos o como el Dr. Ford  refiere en algún momento: “El regalo divino no viene de un poder superior, pero de nuestra propia mente”.

La psicología de los personajes no es tampoco un paseo por un parque, y para bien de los fans de la serie deja muchas puertas entreabiertas que pueden potencialmente hacer de esta una gran serie. La televisión nos está dando muy buenas historias, algo que el cine ha fallado en el último lustro, la ciencia ficción se está renovando, curiosamente con una historia inspirada en el cine de hace poco más de 30 años, evítense un dolor de cabeza y no pierdan un par de horas de vida viendo la nueva entrega de Transformers de Michael Bay donde paradójicamente también trabaja Anthony Hopkins, una completa basura, al contrario, regálense el placer de una gran historia en 10 entregas.

Westworld, Temporada 1, 10 episodios: ★★★★★★★★★ 9/10

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.