La historia cabe en un estuche

Si haz tenido la oportunidad de viajar en avión y además de eso te tocó ventanilla es muy seguro que al alejarte del planeta tierra comenzarás a observar cómo sus habitantes comienzan a convertirse en pequeños puntos y los campos en parches multicolores, las viviendas con sus tinácos y tendederos de ropa se vuelven en bloques como si trataran de pixeles de una computadora.

Y desde allá tienes la oportunidad de «ver el marco completo» donde se desarrolla nuestra vida, te asalta el pensamiento de la pequeñez que es la vida y lo sencillo que fuera todo si se comprendiera lo pequeñito que somos y que nuestras sencillas vidas son pequeñas joyas que bien pudieran acomodarse en un estuche (y lo harán llegado el momento).

Un artista canadiense llamado Talwst bajó del avión con pensamientos similares y ahora intenta regalarnos en estuches su punto de vista de las historias de la humanidad. Tragedias y alegrías caben en un pequeño estuche sabiéndolas acomodar.

 

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: