Zeferino Nandayapa al salón de la fama

Esta semana los chiapanecos nos llenamos de alegría al conocer la noticia en la que la marimba chiapaneca se reconoce fuera de nuestras fronteras. Zeferino Nandayapa Ralda, maestro y virtuoso del instrumento ingresó al Salón de la Fama, al Hall of Fame de la Asociación Internacional de Percusionistas de las Artes -Percussive Arts Society (PAS)- con sede en Indianapolis, Estados Unidos.

Este evento es de suma importancia ya que se reconoce implícitamente lo que significa la marimba centroamericana, y me refiero a la que se ejecuta en Chiapas y Guatemala. No puede ser de otra manera debido a nuestra posición geográfica que nos ubica al inicio del istmo centro americano y por hermanarnos culturalmente a este espacio donde nació la actual marimba que se toca en todo el mundo, el nombre de marimba que se le da a este xilófono, fue acuñado en esta región.

Chiapanecos y Guatemaltecos, a pesar las fronteras geo-políticas que nos separan, seguimos teniendo una cercanía cultural muy importante. Nos une la historia de un pasado común, los lazos sanguíneos, la lengua española y mayense, y nos une la marimba que a pesar de la disputa por su paternidad, sigue siendo el espejo que nos da identidad como centroamericanos, por ello el reconocimiento al maestro Zeferino Nandayapa, lo es para los centroamericanos.

La marimba que ha sido embajadora de Centroamérica por muchas latitudes, la han modificado, pero no ha cambiado su estructura y ha permanecido tal y como la idearon y la forjaron las hábiles manos de nuestros marimberos; en Guatemala Sebastián Hurtado y en Chiapas Corazón Borras.

Al igual que en otras disciplinas artísticas de los Estados Unidos, la música posee un marcado carácter ecléctico. La fusión de diversos estilos y culturas se produce de forma orgánica y natural, creándose, diversos géneros y subgéneros que forman parte de la tradición musical norteamericana.

Desde 1890 la música popular se convirtió en un gran negocio, que provocó que marimbistas centroamericanos viajaran a la Unión Americana. Los Hurtado de Quetzaltenango y Los Solís de Comitán, así como el tuxtleco José el “Fax” Ovando, quien aprendió de los percusionistas de Estados Unidos el uso de varias baquetas para la ejecución del instrumento, habilidad que ha sido desarrollada por los solistas de Chiapas, que al día de hoy ejecutan la marimba con cuatro baquetas.

La revista Percussive Notes, Developemt Of The marimba Ensemble in North America During 1930, citada por Lester Godínez, hace referencia al desarrollo de los ensambles de marimba en los Estados Unidos, en los años 30, y señala que “la marimba fue introducida en los Estados Unidos por ensambles en giras procedentes de Guatemala y México, interpretando música nativa de sus propios lugares” (La marimba, 2002 p. 182)

En su Historia del teatro Emilio Rabasa. 1883-1945, el historiador Fernando Castañón, cita al capitán Carlos Cuartero, director de la banda de Música del Estado, que es testigo de una audición de los Hermanos Solís de Comitan, quienes partieron a la Unión Americana en 1901 y regresaron a Chiapas en 1908.

“¡Ojalá que la visita del Cuarteto Solís sirva de estímulo para que algunos aporreadores de marimba tomen senderos más perfectos y lleguen a la altura que otros han escalado a fuerza de estudio y de perseverancia! ¿Qué no es fácil?… ¡Sí, solamente se requiere el germen del genio, pues no se hace guisado de liebre sin liebre!” en esa audición, dada en 1908, los Solís ejecutaron música clásica, entre las obras ejecutadas se escucharon con “Rigoletto”, “Semiramis”, “Caballería rusticana” y “Poeta y campesino”.

Mientras en el terruño eran aclamados y admirados por sus hazañas en el extranjero, nuestros músicos vivían sus propias batallas en un mercado exigente de ritmos propios; que a pesar de aceptar nuestro instrumento siguieron viendo la ejecución de sones regionales como música menor. No así la del Chiapaneco Alberto Domínguez, quien encabezara el Ten Top de la Unión Americana, con sus melodías Perfidia y Frenesí.

Lo relevante de esta noticia es que desde la creación del Salón de la fama de la Percussive Arts Society en 1972, no se había reconocido a los músicos de la región en que se desarrolló el instrumento. En la lista aparecen bateristas como el legendario Ringo Star, Gene Krupa, marimbistas como Keiko Abbe, Milt Jackson, pero ningún marimbista latino o hablante de español.

Zeferino Nandayapa, supo combinar la música académica con la popular, esta combinación permitió que abriera fronteras, y hoy rinde sus frutos, la marimba centro americana entra al salón de la fama de manera triunfal.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.