No estamos moda, somos poblaciones que vivimos y resistimos

«Bienvenidos a todas y todes, bueno también a todos hay que incluir a la masculinidad» inició el artista Daniel Falconi. 


Desde el Aguaje Tropical, Gigi y Zenteno, hombres gay, junto a Falconi no binarie, desarrollaron un conversatorio denominado «Gays y diversos, representaciones culturales de los hombres gay», en la que desde su campo de conocimiento, invitaron a la conversación acerca de como «la heterosexualidad les hizo quedarse en una esquina oscura por mucho tiempo, hasta que rediseñaron su identidad».

Estereotipos corporales

Gigi, experto en comunicación, evidenció la incesante clasificación a la que se ven ubicados los hombres homosexuales.

Nos llaman ositos, lobos o nutrias. Nos designan como si fuéramos animales de zoológico solo por el hecho de ser gordito, alto, bajo o peludo. Pero yo simplemente no quiero que me coloquen en un estereotipo, dijo.

Por su parte, Falconi buscó en su adolescencia verse representade en algún cierto espacio del cine, recordó algunas narrativas sobre el descubrimiento gay adolescente a través de una página en internet. Sin embargo, los grandes corporativos han coptado los discursos para transformarlos en una mirada heteronormativa.

Son narrativas que cambian para vender un tema que se pone de moda, pero no es así, somo una población que vive y resiste. No lo decimos a nombre de toda la comunidad, expresó.

Zenteno, experto en literatura, crítico la difícil línea que marca la heteronorma, debido a que de manera constante las personas ponen en duda la sexualidad de una personas tan solo por tener compartimientos no heteronormados: ¿Será o no será?

Representaciones de los hombres gay

En un segundo momento del conversatorio, Gigi criticó la búsqueda constante de un hombre blanco gay, basado en ciertos características basadas en el heteronormado.

No se trata de que nos embone un chile, la intención es vernos representados. Aunque, ellos representan a un hombre gay desde las polaridades, desde el pasivo o activo: desde el dominador y el sumiso. Históricamente el «blanco», ha tenido más privilegios por sobre las racializadas, añadió.

Por su parte, Zenteno citó a César Cañedo y a Orlando Mondragón, como escritores quienes han desafiado a la literatura hetenormada y estereotipada. Además, comentó la realidad distinta de los hombres gay, ya que el homosexual occidentalizado; bajo construcciones culturales como películas, no sufre discriminaciones como las viven en el día a día.

Falconi cerró con una autocrítica a los integrantes del conversatorio, ya que recordó que son persones con ciertos privilegios de vivir en una ciudad, algunas de ella con posibilidades de ir a universidades. Por lo que, es demasiado complejo identificar las problemáticas que viven las personas gay o no binaries en las comunidades indígenas.

En algunos sitios el término gay no existe, pues se ha representado como un mal de las personas blancas, comentó.

Por último, Falconi mencionó que la inclusión forzada no existe, pues ahora se están haciendo esfuerzos por incluir lo que no se nombraba.

Si se ha tenido que forzar, pero no hay otra forma, existe gente que se enoja porque la inclusión sea forzada, pero es necesario recordar cada una de las luchas por los derechos que se han vivido a través de los años.

«No estamos en contra del hombre y el blanco, sino contra lo hombre y contra lo blanco» cerró el conversatorio.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d