Balance de fin de año

Balance de fin de año
Foto: Erica Valdes

Unamasuno

Por Erika Valdes

A punto de terminar el año, me gusta realizar un «balance de fin de año» para enlistar todos mis proyectos, pero sobre todo mis lecturas.

Este 2023 me animé y realice cosas que nunca pensé haría:

Leí 60 libros, la mayoría de increíbles escritores y géneros que nunca pensé me gustarían. Grabé videos en tiktok para recomendar en base a mis lecturas.(booktok)

Inauguramos está sección para hablar de libros en equipo con Andrés Domínguez. Y escribir en este espacio me ha dado mucha satisfacción, pero también ha sido una terapia constante dónde escribir y llorar juntos al evocar recuerdos de mi infancia, de la familia, de Chiapas que siempre será mi primer hogar.

Este año escribimos y recomendamos textos muy diferentes:

Nuestra primer redacción, fue casi un experimento para hablar de un libro encontrado en la tienda de una iglesia sobre migración: Remigio, vida de un migrante guatemalteco.

El segundo texto, sobre el amor de Bruno Traven a Chiapas: Mi mamá había leído a Bruno Traven.

Hablar de Rosario Castellanos en el marco del 8m y la inspiración para otras poetas: Y la gente se va y cuando se va escribe.

Un texto para recordar al maestro José Luis Castro Aguilar: ¿por qué Albania?, deja te lo investigo.

Escribir sobre una poeta que anda de avión en avión y de país en país: Tia Chary que no es realmente mi tía.

Justo cuando el «merequetengue» estaba en lo más bueno y la comunidad tuxtleca se unió para evitar una obra pública que pretendía acabar con Joyyo Mayu: El Ranchito de la familia Culebro.

Recomendamos un texto de Juan Villoro quien visita Chiapas muy seguido para terminar hablando de la «Rial Academia de la Lengua Fraylescana»: Las palabras no significan lo mismo.

Un poemario, la historia de un nieto homenajeando a su abuela: Pescadora de luz.

Celebrando el día del maestro, y la.obra de la poeta Socorro Trejo Sirvent: La profe Socorrito.

Un regalo de cumpleaños, después de releer Cien años de soledad: Macondo Chiapas.

Las bodas tradicionales en Villaflores y el libro «Como agua para chocolate»: Casarme sin ser Tita.

Un recuerdo de mi infancia con mi mamá y la historia de las librerías pequeñas en Tuxtla: Las antiguas librerías

Arbey Rivera nos regaló un poemario sobre buscar nuestro hogar: La Odisea de volver a casa.

Celebrando las fiestas patrias, hablando de escritores macabros: México puro cuento.

Releí Drácula y también tiene una versión chiapaneca: Transilvania a Tuxtla Gutiérrez Bienvenido conde Drácula.

Celebrando día de muertos, hablando de pedir «calabacita tia»: Algún día todos estaremos muertos

Llegó la magia de la navidad: libros para regalar.

Y esta es nuestra última nota del año 2023.

Para recapitular lo mucho que escribimos y también que leímos. No es una competencia de quién lee más, más bien es la experiencia de amar lo que hacemos así sea leer, escribir, viajar, jugar videojuegos, cocinar o simplemente guardar recuerdos.

Este año aprendimos, leímos, escribimos y hasta bautizamos este espacio que no puedo decir solo es de Andrés y mío, también es de ustedes los lectores que comparten los recuerdos, que se identifican y que nos agradecen poner en palabras y nombrar aquello que parece estar destinado al olvido.

Esperamos encontrarnos el próximo año con más lecturas, escritores, historias y recuerdos que nos aterricen en tierras chiapanecas.

¡Que el 2024 nos sorprenda con más libros, más historias y más de #unamasuno!

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d