Los santuarios guadalupanos indígenas

Pocolúm del municipio de Tenejapa
Imagen: Cortesía

Lucero del Carmen Paniagua Barrios, Doctora en Ciencias Sociales y Humanísticas por el Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (CESMECA-UNICACH) puntualizó sobre los espacios de devoción hacia la virgen maría ubicado en los Altos de Chiapas.

Paniagua Barrios consideró a los municipios indígenas de la zona como activos en la influencia de la guadalupana. Desde el periodo Colonial, los dominicos que llegaron a estos lugares se dieron a la tarea de reubicar a la población indígena e instaurar inicialmente el culto mariano con las políticas eclesiásticas y, posteriormente, la devoción guadalupana en las iglesias y capillas de estos pueblos.

La presencia de la virgen de Guadalupe en estas iglesias es interminable debido a que en ellas hay altares exclusivos a esta imagen con esculturas, litografías o incluso óleos que datan principalmente del siglo XIX o XX, explicó.

La investigadora resaltó la figura de un mayordomo encargado de cuidar y adorar a la imagen en la estructura de cargos político – religiosos. Entre estos pueblos indígenas se encuentran como ejemplo Zinacantán, Tenejapa, Chamula, Larráinzar, Pantelhó, Chenalhó, Mitontic, San Juan Cancuc, Huixtán, Oxchuc y el resto de los municipios de la región.

“En algunos de estos lugares cuentan con una capilla exclusiva para su culto que se encuentra casi siempre en una de las colinas del pueblo. Esta particularidad que tienen las capillas de la virgen de Guadalupe tiene su origen, principalmente, al replicar las características del cerro del Tepeyac. En estas comunidades indígenas es común encontrar a las vírgenes vestidas con la indumentaria características del grupo étnico a la que pertenecen” dijo.

Las parroquias, iglesias y capillas, consideró la investigadora, son espacios guadalupanos donde han proliferado organizaciones de grupos de peregrinos guadalupanos que corren con antorcha, visitando ciudades y pueblos dentro del estado de Chiapas o a otros lugares como la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México.

En específico, nombró la localidad de Pocolúm del municipio de Tenejapa, donde se construyó una réplica de la Basílica de Guadalupe de la Ciudad de México, pero con dimensiones menores a la original.

Esta capilla surge a partir de un mito local: en el año de 1990 un grupo de jóvenes que peregrinaban y se les aparece la imagen de Guadalupe en una olla. Este evento fue trascendental para el pueblo ya que, tiempo después, una mujer mediante sueños ve a la virgen y pide se le construya una capilla en una pequeña colina de la localidad. En este lugar se encuentra un ojo de agua, que se encuentra cercano a la actual capilla y a la que se le atribuye un poder milagroso, además de estar resguardada la olla con la silueta de la imagen de Guadalupe,  narró.

Al mismo tiempo, San Juan Chamula se ha caracterizado por su culto guadalupano a partir de 1990 con la construcción de capillas a lo largo de las carreteras que lleva a municipios colindantes, como San Andrés Larráinzar, Chenalhó, Pantelhó y otros. En estas carreteras se encuentran las capillas de las localidades de Tzalatón, Lomhó, Tzajatetic, El Ciprés, Cruz Quemada, Macvilhó, Nichtón, El Callejón y Cruztón.

La construcción de estos templos es muy particular debido a que son construidos sobre los terrenos que pertenecen a la casa del devoto, a un grupo familiar o de un linaje en particular que celebra la fiesta de la virgen de Guadalupe. Estas son capillas pequeñas con dos torres pintadas casi todas de blanco o con colores patrios, con un pequeño campanario y adornadas en las puntas con jarros hechos de cemento elaborados rudimentariamente por los indígenas de la región, finalizó.

Llegan a la Basílica

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Adolescentes, jóvenes, mujeres, hombres y personas de la tercera edad de Chiapas, así como fotografías de personas que ya han fallecido comenzaron a arribar a la Basílica de la Virgen de Guadalupe en la Ciudad de México.

Antorcha “Guadalupana Filadelfo”, Yajalón; “Paletería la Michoacana”, Comitán; “Soldados de cristo y maría” de Villa Las Rosas, “Grupo juvenil cerrito de la independencia” de Huixtan; “Fe, sacrificio y devoción” de la comunidad de El Porvenir Agrarista; son algunas de las agrupaciones que han llegado a la iglesia ubicada en la delegación Gustavo Madero, de la ciudad capital.

La peregrinación de dichos las personas de Chiapas es particular debido a diferentes factores, tal vez el más visible sea su origen étnico. Así lo demostró el grupo “Antorcha luz de maría” de la comunidad de San Miguel Chiptic de Altamirano.

Desde el atrio de la basílica, hombres, mujeres, niños y personas de la tercera edad agradecieron las bendiciones recibidas durante el presente año, en especial, por haber llegado a dicha iglesia sin ningún percance.

En estos momentos madre santísima te agradecemos por todas las bendiciones recibidas te queremos pedir que nos derrames tu bendición, también te queremos pedir que nos concedas un regreso a casa te queremos pedir por todas nuestras familias que nos esperen, comentaron.

Al mismo tiempo, terminaron su arribo con diversas oraciones, para emprender su camino de regreso a tierras chiapanecas.

No te alejes, tu vista de nosotros no apartes, ven con nosotros a todas partes y sola nunca nos dejes. Ya que nos proteges tanto como verdadera madre, haz que nos bendiga el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Amén, finalizaron.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d