Con los migrantes, México se ha convertido en el “chucho” rabioso de Estados Unidos: Balam Rodrigo

Balam Rodrigo
Cortesía: INBA

Balam Rodrigo, originario de Villa Comaltitlán, Chiapas pasó más de diez años de su infancia en labores de comercio junto a sus padres y hermanos con el vecino país de Guatemala. Rodrigo relata que su padre por más de treinta años dio asilo a más de 300 migrantes centroamericanos, la casa ubicada enfrente de las vías del tren cuando este se utilizaba como transporte, estos acontecimientos serían pieza clave para ayudarle entender el contexto y muchas de las emociones que luego retrataría en su obra.

El chiapaneco, el pasado mes de mayo obtuvo el premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes 2018, en su 50 aniversario, por su obra Libro centroamericano de los muertos, el cuál firmó como el seudónimo Zapaluta. Este galardón es convocado por la Secretaría de Cultura, por medio del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), y el Gobierno del Estado de Aguascalientes, a través del Instituto Cultural de Aguascalientes.

El jurado, integrado por Mariana Bernárdez, Jorge Fernández Granados y Óscar Oliva, declaró ganador el texto Libro centroamericano de los muertos  por hallar en esta obra altas cualidades poéticas que alcanzan tal intensidad en su lenguaje que abre diversos registros literarios; estos atributos permiten ahondar en la comprensión de la condición humana y dar testimonio de una experiencia vital que refleja el presente”, se lee en el acta.

Conoce más: ONU pide a gobiernos proteger DH de migrantes

El premio lo ganó el libro, no yo

Libro centroamericano de los muertos es el segundo de una trilogía que Balam Rodrigo ideó escribir hace más de 10 años. “El eje vertebral de este libro es la migración de centroamericanos a través de su éxodo por México, desde el río Suchiate hasta el río Bravo, y lo que intenté hacer fue unir un río de muertos y de historias relacionadas con centroamericanos y centroamericanas que perdieron la vida en nuestro país, mencionó al INBA.

“Gano Balam, no. Ganó el libro. El libro tiene como tema central la frontera sur. Es uno de los únicos libros que desde la poesía se adentra al fenómeno de la migración, de las vejaciones, sufrimiento, violaciones a los derechos humanos y el trato degradante por parte del Gobierno de México” comenta.

Algunos de sus poemas han sido traducidos al inglés, portugués, zapoteco, polaco y francés, y aparecen en antologías, revistas y diarios de México, así como en publicaciones de República Dominicana, Brasil, Colombia, Argentina, Chile, España, Puerto Rico, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Portugal, Alemania, Polonia, Francia y Perú.

Su obra ha merecido más de 40 reconocimientos, entre otros, el Premio de Poesía Joven Ciudad de México 2006, el Premio Nacional de Poesía Efraín Huerta 2011, el Premio Nacional de Poesía Ignacio Manuel Altamirano 2011, el Certamen Internacional de Literatura Sor Juana Inés de la Cruz 2012, el Premio Nacional de Poesía Rosario Castellanos 2013, el Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines 2014 y el Premio Nacional de Poesía Amado Nervo 2017.

 Conoce más: Estados Unidos rocía gases en territorio mexicano para contener a migrantes

 

El Gobierno de México mantiene una política xenófoba

“El Gobierno de México tiene una política xenófoba, racista, deplorable y de una ignominia avasalladora en términos de la violencia sistemática que ejercen las instituciones en todos los niveles contra los migrantes” mencionó el ganador del premio más destacado en poesía a nivel nacional.

El chiapaneco, mencionó que la publicación de su obra se encuentra en un momento coyuntural difícil, y lamentó que tenga que surgir una manifestación artística de esta naturaleza.

“Deben de mejorar las políticas públicas y sobre todo ahora que va a estar Andrés Manuel López Obrador de fondo, todo en términos humanitarios. México ha pasado de ser un país con una tradición de asilo y de refugio de víctimas de guerras mundiales, guerras civiles y dictaduras, para convertirse en un “chucho” rabioso, leproso, jodido y hambriento de Estados Unidos” concluyó.

Rodrigo, con su obra trató de recordar que histórica, cultural e identitariamente los y las chiapanecas somos centroamericanos.

“Uno quiere que cambie el gobierno, pero que pasa con los de a pie ¿no somos también discriminadores? ¿No rechazamos a esos migrantes? Cuántos de nosotros no tenemos familia en Estados Unidos (…) Me parece reprobable que nuestra actitud sea discriminatoria cuando somos la misma gente” finalizó.

Por último Balam Rodrigo recordó que el también chiapaneco Juan Bañuelos con el libro Espejo humeante, hace 50 años ganó el mismo premio, y desde ese tiempo la problemática migratoria no ha avanzado nada, por el contrario se ha retrocedido en términos de derechos humanos, y eso le significa lo más preocupante.

En la última entrega de esta trilogía, Rodrigo mencionó que hablará acerca de los escritores locales de la frontera sur y que tienen como tema central la migración.

Conoce más: Periodista hondureña deja su profesión para sumarse al éxodo de migrantes y defender sus DDHH

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.