5 tés medicinales que te ayudaran a combatir algún padecimiento

Las variedades de té derivadas de la planta Camellia sinnensis, incluyen compuestos antioxidantes y otros más que resultan benéficos para la salud, todo en una taza.

*Cinthia Asunción Peralta González, Rodolfo Mondragón Ríos y Eduardo Bello Baltazar del Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) realizaron una investigaron en San Cristóbal de Las Casas, donde expusieron conocimientos sobre los usos que le dan a las plantas alimenticias y medicinales. De un total de 115 plantas mencionadas, a 43 se le atribuyó uso medicinal, 48 como plantas gastronómicas y los últimos 24 para ambos usos.


Zendy Evelyn Olivo Vidal, técnica académica del Departamento de Salud de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), menciona que el té se descubrió por accidente cuando un emperador chino, dormitaba junto a un arbusto mientras a su lado se hervía un poco de agua en un recipiente. Algunas hojas del arbusto cayeron sobre el agua y el emperador quedó muy satisfecho con la bebida recién descubierta; desde entonces se propagó su consumo a mayor escala.

Olivo dice que cierta o no, la historia da una idea del arraigo del té en la vida cotidiana. Es una de las bebidas más populares y antiguas del mundo, se ha usado desde tiempos ancestrales para acabar con distintos tipos de dolencias. Adicional a sus beneficios para la salud, se consume por placer o para relajarse.

Las plantas empleadas para preparar diversos tés se denominan plantas medicinales, contienen compuestos químicos que pueden afectar al cuerpo humano en muchos aspectos. Sólo en México se calculan cifras mayores a las mil especies vegetales usadas para el tratamiento empírico o tradicional de enfermedades y malestares en forma de infusiones, añade la técnica.

Olivo señala que, entre los componentes activos presentes en la mayoría de los tés se encuentran los antioxidantes, como son los flavonoides, polifenoles y catequinas. Asimismo, comparte algunos tipos de tés e infusiones que contienen los activos descritos y agrega la aplicación medicinal de cada uno.

Taller de plantas medicinales. Cortesía: Infrarural.

Té verde (Camellia sinensis)

La bebida realizada con esta planta es la más popular en todo el mundo, con un consumo mundial per cápita con un aproximado de 120 mililitros por persona, equivale a una media taza por habitante en el mundo. Por su poder antioxidante es uno de los tés más reconocidos.

Es rico en catequinas y soflavinas, evitan el desgaste prematuro de los tejidos del cuerpo. Un estudio demostró que su consumo genera un pronunciado efecto en la salud de los huesos; ayuda a preservarlos de mejor manera al mantener una mayor masa ósea. Además, disminuye el riesgo de fracturas causadas por la osteoporosis.

Esta bebida estimula el buen funcionamiento de la memoria y protege al cerebro del desarrollo de enfermedades cognitivas como el Alzheimer. En una investigación encabezada por especialistas del Hospital Universitario de Basilea, en Suiza, descubrieron que las personas sanas que tomaron un refresco con 27.5 gramos de extracto de té verde mostraron una actividad más intensa en las áreas cerebrales relacionadas con la memoria.

Té de canela (Cinnamomum verum)

Al beberlo de formar regular mejora los niveles de glucosa en pacientes con diabetes mellitus y con síndrome metabólico. Influye en la reducción del nivel de colesterol malo, calma malestares estomacales y contribuye a mejorar la memoria. Se les recomienda a las personas que padecen resfriados, ayuda a fortalecer el sistema inmune.

Otras investigaciones han demostrado su potencial para disminuir los niveles de glucosa posprandial, cuando esos niveles son altos favorecer la producción de radicales libres, se asociado con enfermedades como la diabetes mellitus, hígado graso o hipertensión arterial.

Té de limón (Cymbopogon citratus)

Provee múltiples beneficios al cuerpo gracias a su aporte de vitaminas y minerales, como magnesio, fósforo, potasio, pectina y vitamina A. Proviene de una planta herbácea conocida como zacate limón, se encuentra en gran parte del territorio mexicano. Contribuye a reforzar el sistema inmune y a combatir enfermedades bacterianas.

Otra de sus bondades es que mejora la absorción de hierro y es útil en el combate de padecimientos como la artritis y la hipertensión.

Té de manzanilla (Chamaemelum nobile)

Preparado a base de flores y tallos de la planta de manzanilla, tiene propiedades mejoran el sistema inmunológico y evita enfermedades asociadas con los resfriados. Es famoso por reducir el dolor menstrual de las mujeres, alivia los espasmos musculares y mejora la calidad del sueño.

Té de jazmín (Jasminum) y té de valeriana (Valeriana officinalis)

El té de jazmín, a base de té verde y pétalos de jazmín, sirve para reducir el impacto del estrés, puede calmar los nervios y regular el estado de ánimo, así como reducir los dolores de cabeza y ser útil como digestivo.

El té de valeriana propicia la relajación y logra un sueño seguro y efectivo. Se prepara con la raíz de la planta denominada valeriana, contiene aceites esenciales con efectos sedantes y relajantes. Debido a su potente acción, está contraindicada en personas que toman medicamentos sedantes.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.