Artistas, jóvenes y universitarios; así sobreviven tres tenores chiapanecos a la pandemia

Artistas, jóvenes y universitarios, así sobreviven tres tenores chiapanecos a la pandemia

*Artistas chiapanecos han tenido que implementar estrategias para continuar con sus actividades a través de plataformas en línea. Sin embargo, esto no sustituye el ingreso que les permitía cubrir sus gastos y los de sus familias.


De acuerdo con cifras dadas a conocer por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en el nuevo informe y las estadísticas sobre empleo, publicados el día de hoy, los sectores más afectados por la crisis económica generada durante esta pandemia son las mujeres, los jóvenes y los trabajadores con ingresos bajos.

Según el informe de la OCDE, “la pandemia del Covid-19, se está convirtiendo en una crisis del empleo mucho más grave que la de 2008”, ya que la tasa de desempleos durante el mes de mayo reportó un aumento de tres puntos, ubicándose en 8.4% en comparación al mes de febrero, en donde se contabilizaba 5.2%, sumándose así 54.5 millones de empleos perdidos durante este tiempo.

La tabla muestra el porcentaje de los empleos perdidos durante el primer mes de la pandemia

En Chiapas, al igual que en los demás estados México, esta falta de empleos está siendo resentida por la sociedad, puesto que, ante la tentativa de regresar las actividades cotidianas esenciales bajo la llamada Nueva Normalidad, ciertos sectores, como los artistas independientes, aun no encuentran la certeza de poder continuar con sus labores, frente a que los lugares que frecuentaban para presentarse se mantienen cerrados hasta nuevo aviso.

Tal es el caso de los Tres Tenores Chiapanecos, una tercia musical conformada por Juan Carlos Suárez, Alejandro Lerma y Kevin Hernández, jóvenes chiapanecos que veían en este proyecto artístico una manera de contribuir a la economía familiar y de sustentar sus gastos personales y escolares, quienes se mantienen a la espera para poder regresar a sus presentaciones.

“Ha sido un proceso de aprendizaje, empezamos a utilizar las tecnologías que ya teníamos mientras esperamos que la situación sea óptima para poder darse todos esos conciertos que teníamos en mente. Ingresos que teníamos planeados no se han podido dar y hemos buscado la manera de obtenerlas en otros medios” señala Kevin, quien tuvo que adaptarse al uso de las plataformas digitales para poder seguir trabajando dando clases en línea y continuar con sus estudios universitarios pese a la crisis.

Algo similar ocurrió con Alex, quien comenta que una academia le había propuesto trabajo y por la contingencia sanitaria tuvo que suspender esa oportunidad para comenzar a laborar y limitarse a impartir algunas clases a una que otra persona para seguir contribuyendo con sus gastos. “Vienen los problemas económicos de la familia ya que tuvieron que cerrar los negocios familiares, se enferman mis tíos de Covid y fallecieron dos, pero siempre tengo en la mente un objetivo y si me tengo que encerrar para estar bien y cumplir mis metas pues ni modos” señala.

Para Juan Carlos, la situación no le es indiferente, puesto que comparte una característica en común con sus compañeros: los tres son artistas jóvenes y universitarios que buscaban darse a conocer al público y continuar con su formación profesional para perfeccionar sus técnicas de canto y generar sus propios ingresos, todos ellos de manera informal pero que, les permitía invertir en sus estudios.

Juan Carlos, Alejandro y Kevin, los Tres Tenores Chiapanecos

“Yo tenía programado algunos conciertos no solo con los Tenores, sino como artista independiente en colaboración con otros compañeros artistas y eso nos genera pérdidas porque habíamos pagado para apartar los espacios y al parecer, por la situación, ese ya es dinero perdido”, para Juan Carlos, la suspensión le ha obligado a migrar al internet para ofrecer su talento y así contribuir a la sociedad a tener un momento de entretenimiento ante la incertidumbre que se vive por la situación.

En palabras de los tres, impera un sentimiento de preocupación en el gremio artístico, puesto que tienen conocimiento de algunos artistas que se encuentran en crisis económica debido a que su principal ingreso era amenizando eventos sociales y a raíz de la suspensión de estos con el fin de reducir los contagios de Sars-Cov2, no cuentan con ingresos para sustentar su economía familiar.

«Dentro de lo malo siempre hay algo bueno” señala Kevin recordando el hecho de que la obligación de quedarse en casa por la cuarentena les ha permitido compartir más tiempo con sus familias, algo que aprecian y les da la fortaleza para seguir adelante con sus proyectos frente a la adversidad se vive en el estado.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d